La guerra secreta del Líbano

hezbollah-Israel-flag-300x180Israel y la milicia libanesa del Hezbolá son enemigos declarados. Oficialmente acallan las armas, pero eso no significa que no haya una guerra a escondidas.

Montes Golán – La guerra que la milicia del Hezbolá, asentada en el Líbano y apoyada por Irán, lleva adelante contra Israel, nunca ha terminado. De tiempo en tiempo cambia la forma de la estrategia bélica. A veces se realiza públicamente, a veces en secreto. Ambas partes participan y ambas proceden con el mayor cuidado. Desde la segunda Guerra del Líbano, en el verano de 2006, cada parte trata de cuidar y afirmar sus intereses geopolíticos.

Dos “incidentes” caracterizan este patrón de comportamiento. Éstos también revelan mucho sobre las estrategias seguidas por las dos partes. En enero de 2015, Israel realizó un ataque mortal del lado sirio de los Montes Golán, contra un general de alto rango de la milicia del Hezbolá, Jihad Mughniyeh, hijo de uno de los líderes del Hezbolá asesinado por Israel en 2008. La idea era evitar que la milicia del Hezbolá, que ya desde hace bastante tiempo opera del lado del Dictador Assad, ampliara sus estructuras de terror también en Siria. Israel no se escondió. El objeto volador no tripulado realizó el ataque a plena luz del día, y en las inmediaciones de una base de los cascos azules de la ONU. Nadie tuvo la más mínima duda acerca de los responsables del ataque.

Para poder lograr una “compensación”, sólo unos pocos días más tarde el Hezbolá abrió fuego contra una patrulla israelí en el Monte Dov, en la frontera israelí con el Líbano. Durante dicho fuego, dos soldados israelíes perdieron la vida, y otros siete fueron heridos. La milicia del Hezbolá trasmitió un comunicado a través de las Naciones Unidas: “Desde nuestro punto de vista, estamos a la par por esta ronda.” Ambas partes lamían sus heridas, pero las armas callaban.

Ninguna de las dos partes actualmente tiene interés en una escalada, o incluso en una confrontación bélica abierta. La milicia del Hezbolá está profundamente involucrada en los combates en Siria y no necesita un segundo frente. Israel, por su lado, disfruta de cada minuto que sus ciudadanos están en paz. A pesar de esto, parece ser tan sólo un asunto de tiempo hasta que la “guerra secreta” se convierta en una guerra abierta. [Fuente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s