El ataque a las iglesias en Indonesia afecta a miles de cristianos

Las autoridades de la región de Aceh en Indonesia han empezado a derribar iglesias cristianas tras la violencia religiosa que se vivió en la zona la semana pasada y que provocó un fallecido y forzó a miles de cristianos a huir.

Los enfrentamientos estallaron después de que extremistas islámicos prendieran fuego una iglesia en Aceh Singkil el 13 de octubre. De acuerdo al líder local de la iglesia, el reverendo Erde Berutu, “alrededor de 8.000 personas” huyeron a la provincia fronteriza de Sumatra del Norte.

Los residentes musulmanes en la región pidieron que las iglesias sin autorización oficial fueran derribadas, citando la carencia de permisos de construcción, pero figuras políticas y religiosas, incluyendo cristianos, llegaron a un acuerdo el pasado 12 de octubre para el cierre de éstas. Sin embargo, el 19 de octubre la policía empezó a derribar las iglesias con hachas y mazos.

ataque-iglesias-indonesia3Indonesia es el país con mayor población musulmana del mundo, aunque entre sus provincias Aceh es la única en implementar la ley de la sharia. El gobierno nacional ha dado autonomía a esta provincia como parte de un tratado de paz en 2005 que acabó con décadas de violencia separatista. El acuerdo fue firmado ocho meses después de que Aceh fuera devastada por el tsunami de 2004.

Ataques de venganza

En julio tuvieron lugar choques entre cristianos y musulmanes en la provincia de Papua, al este de Indonesia, donde un adolescente de 15 años falleció cuando la policía disparó contra manifestantes cristianos. Las noticias del suceso se esparcieron rápidamente en el resto del país, llevando a una serie de ataques con ánimo de venganza a cristianos e iglesias en los últimos meses.

ataque-iglesias-indonesia1El viernes 9 de octubre, cientos de musulmanes extremistas del Frente Defensor se unieron en la oficina de la autoridad local para pedir que todas las iglesias en Aceh Singkil fueran cerradas. El grupo también difundió mensajes de texto incitando a otros musulmanes a derrumbar las iglesias que no tuviesen un permiso de construcción.

El lunes siguiente, la oficina local facilitó una reunión entre líderes del foro de comunicación local, escuelas islámicas y organizaciones musulmanas donde acordaron la demolición en el curso de dos semanas de diez de las iglesias no registradas, empezando el 19 de octubre.

Sin embargo, el pacto se rompió el siguiente día cuando una multitud de 700 personas marcharon hacia las oficinas gubernamentales y posteriormente prendieron fuego a la Iglesia Cristiana Indonesa, a pesar de que no estuviese en la lista de los cierres.

“Cada miembro de iglesia está protegiendo su propia iglesia ahora mismo”, declaró un pastor local a World Watch Monitor. Ante los ataques, algunos cristianos empezaron a disparar contra la multitud y un hombre musulmán murió y, en el enfrentamiento que siguió al suceso, otros ocho resultaron heridos por arma blanca.

ataque-iglesias-indonesia2La multitud se retiró tras el tiroteo, pero hicieron circular un mensaje que rezaba: “No pararemos de perseguir a los cristianos y quemar las iglesias. ¡Los cristianos son los enemigos de Alá!”

Temiendo más violencia, se estima que cerca de 8.000 cristianos han huido de sus hogares hacia la provincia fronteriza de Sumatra del Norte, muchos de ellos asentándose en Tapanlulu Central. Iglesias locales, escuelas y oficinas gubernamentales les han provisto de refugio.

World Watch Monitor (WWM) ha obtenido información de que los cristianos desplazados temporalmente traían muy poco con ellos y “necesitaban desesperadamente agua limpia, comida, ropa, comida de bebé, sábanas y medicinas”. Llegar hasta ellos ha supuesto conducir por carreteras rotas a través de la selva para evitar la amenaza de musulmanes extremistas. “Tomar la carretera principal (que obliga a entrar en Aceh Singkil) es demasiado peligroso; los extremistas estaban vigilando la frontera con órdenes de matar a cualquier cristiano que cruzara la línea”, explicó la fuente.

En una conferencia de prensa, el Secretario General de la Hermandad de Iglesias Indonesias, Gomar Gultom, criticó al gobierno local de Aceh Singkil por permitir que la violencia tuviera lugar. “La reunión entre la comunidad y los líderes religiosos fue facilitada por el Estado como para fomentar a la sociedad civil a actuar con violencia”, explicó.

Gultom también lamentó incapacidad de hacer cumplir la ley para contener la violencia, aunque un oficial militar argumentó que las fuerzas habían sido superadas por la multitud.

Siguiendo al altercado, 250 policías fueron desplegados para asegurar el área, según declaró el Jefe Nacional de Policía, Badrodin Haiti, en una visita a Aceh Singkil.

Tras declarar que las tensiones en Aceh Singkil han aminorado, las autoridades locales empezaron a repatriar a todos los cristianos desplazados con la ayuda del Ejército, que proveyó de vehículos y escoltas. Pero, según el reverendo Burutu, cuya Iglesia Cristiana Protestante Pakpak Dairi fue también quemada el mes pasado, los cristianos siguen temerosos. “No hay garantías de seguridad por parte del Estado. Para nosotros, la seguridad va más allá de lo físico, también significa que podamos tener de vuelta nuestra iglesia y ejercer nuestra libertad de culto”, dijo Burutu.

El acuerdo para demoler iglesias sin autorización fue parcialmente derivado de un decreto ministerial de 2006 que instruía a las casas de adoración a obtener registros de edificios religiosos, los cuales son conocidos por contener requisitos estrictos. Según la fuente que habló con WWM, “incluso después de que se cumplen todos los requisitos, a muchas iglesias se les impide obtener el permiso”.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos estableció en 2013 que el 80% de las casas de adoración en el país no tienen el permiso, incluyendo mezquitas. Pero al contrario que con las iglesias, los grupos civiles apenas impugnan a las mezquitas sin autorización.

El reverendo Erde y Gomar Gultom han refutado un pacto que fue hecho entre musulmanes y cristianos en 1979 y 2001 en el que se permitía solamente operar una iglesia y cuatro casas de adoración más pequeñas en Aceh Singkil. Apuntan a que los cristianos se establecieron en Aceh Singkil mucho antes de la independencia de la nación en 1945. Con el tiempo, el número de iglesias en la ciudad creció hasta 24, cuyos miembros procedían mayoritariamente de Sumatra del Norte.

Indonesia es el país número 47 de 50 en la Lista Mundial de la Persecución 2015. Aun siendo una nación secular, Indonesia ese el país con mayor número de musulmanes del mundo y ha visto un incremento rápido del fundamentalismo islámico y de los ataques violentos contra no solo iglesias cristianas, sino también sectas musulmanas que consideran pervertidas. Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s