¿Qué sucede cuando las familias musulmanas se convierten a Cristo?

Sigue la historia de dos jóvenes de Bangladesh, Hemel (21) y Nahid (20), que sufren las consecuencias de la decisión de sus familias de seguir a Cristo.

Rihad Uddin Hemel (21) – hostigado y discriminado por la causa de Cristo

“Nací en una familia de creyentes de origen musulmán, pero siendo niño me gustaba ir a la mezquita a rezar con mis primos. Sin embargo, mi padre también me llevaba a la iglesia y me dio una Biblia contextualizada cuando cumplí 10. Cinco años más tarde acepté a Cristo y fui bautizado.

bangladeshCuando nuestros familiares y vecinos descubrieron que toda la familia se había convertido en cristiana, comenzaron a hacernos la vida muy difícil. Los aldeanos nos condenaron al ostracismo y dejaron de hablarnos. Todavía podemos sentir el odio en su forma de tratarnos.

En la escuela, me enfrenté a otros desafíos. Los profesores intencionadamente colocaban bajas calificaciones en mis exámenes a pesar de que las respuestas eran correctas. Otros estudiantes solían presentar denuncias falsas sobre mí. Una vez, la escuela perdió algún material importante y todo el mundo me acusó de haberlo robado. Nadie quería sentarse conmigo. Mis luchas continuaron hasta mis años de universidad. Es evidente que mis amigos rechazan mi decisión de abandonar el Islam.

Nuestras luchas se remontan a la conversión de mi padre en 1982. Mi abuelo y su familia nos privó de cualquier tierra y la propiedad. Cuando mi abuela murió, a nuestra familia se le impidió verla por última vez. Hace poco, plantamos árboles de plátano en un pedazo de tierra, pero descubrimos que habían sido talados por varios jóvenes de nuestro pueblo. La gente constantemente trataba de humillarnos y someternos.

Debido a toda esta presión, he estado muy angustiado. Pero después de asistir a un entrenamiento de discipulado de jóvenes por parte de Puertas Abiertas, me siento alentado. Ahora entiendo que, a pesar de la persecución, Dios Todopoderoso está siempre con nosotros. Nuestra misión es llegar a ser luz y sal a la comunidad. Puede que la persecución persista, pero vamos a soportarla para la gloria de Dios.”

Nahid Babu (20) -Maltratado por oficiales del gobierno por su fe

“Habiendo nacido en una familia de origen musulmán, he sido testigo de cómo mi familia tuvo que pagar el precio de seguir a Cristo. Después de la conversión de mi padre, el abuelo le quitó la tierra y su propiedad. Los pobladores pronto nos pusieron en un arresto domiciliario y torturaron tanto a mi padre que tuvo que ser hospitalizado. En cuanto a mi madre, su vida se limitaba a casa. En el momento en que ella salía, los vecinos le lanzaban todo tipo de insulto.

Mi vida no ha sido fácil, tampoco. Yo solía unirme a una organización de voluntarios locales, pero el comité canceló mi membresía debido a mi fe. En julio de 2015, fui a la oficina del consejo para renovar mi tarjeta de identidad para poder votar en las elecciones nacionales. Cuando la autoridad se enteró de que yo era un cristiano de trasfondo musulmán, me echó de la oficina, me dio una bofetada en la cara, y me advirtió que nunca regresase. Pero ¡Alabado sea el Señor, porque después de visitar otra oficina del ayuntamiento, pude renovar mi tarjeta de identificación.

No importa a dónde vaya, a la universidad, al mercado, al parque infantil, a la calle, siempre soy acosado por amigos, primos, vecinos y la comunidad. Me amenazan y me dicen: “Será mejor que regreses al Islam”.

Debido a esto, la amargura había crecido en mi corazón y no podía perdonar a los que me hicieron mal. Pero después asistí a la formación para jóvenes de Puertas Abiertas y fui capaz de perdonar a todos. Cómo ya no siento ningún dolor en mis sufrimientos. Ahora me doy cuenta de que Jesús es fiel; Él siempre me protege de hostigamientos y dificultades. Por favor, oren para que yo dependa continuamente de Dios cuando viene la persecución”.

Bangladesh está compuesto un 90% de musulmanes que con frecuencia hablan mal de la cristiandad. El actual gobierno es conocido por ser un aliado del cristianismo, pero para permanecer popular y en el poder tienden a sucumbir a la presión de la mayoría musulmana.

Aunque la Constitución Nacional garantiza la libertad de religión, en la práctica esto no se cumple plenamente. De hecho, los grupos extremistas islámicos han estado exigiendo al Estado que modifique la Constitución y declare a Bangladesh un estado islámico. Aunque sus intentos fracasen, los fundamentalistas están teniendo éxito en la inyección de su visión en los musulmanes todos los días.

Como resultado, la persecución de los creyentes de trasfondo musulmán proviene principalmente de las familias y las comunidades musulmanas. Curiosamente, a pesar de que estos creyentes tienen cuidado de no revelar sus nuevas creencias antes de tiempo, las noticias siempre logran filtrarse cuando una familia entera abraza la fe en Cristo. Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s