¿Desde cuándo el orgullo dejó de ser pecado?

Se ha puesto muy de moda que los cristianos utilicen el término “orgullo” para referirse a algo o alguien: “estoy muy orgulloso de vos”, “orgullosa por mis hijos”, “me siento orgulloso de que hayas terminado tus estudios”, etc. ¿En qué momento el orgullo pasó a ser tan ampliamente aceptado? ¿Será que ‘la marcha del orgullo gay’ tuvo algo que ver? o campañas pro hay que predican ‘mostrá tu orgullo’?, estos son simplemente pensamientos, pero evidentemente algo sucedió que hizo que lo que antes era pecado hoy sea algo normal, aunque bien sabemos que la Palabra de Dios no cambia, si la Biblia dijo hace miles de años que el orgullo es pecado, lo sigue siendo hoy.

El diccionario define el orgullo como “Exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás” y la Biblia lo define como pecado “Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.”[Proverbios 21.4]. Dios es Santo y el orgullo, como todo pecado, tiene su castigo:

 Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce.” [Levítico 26:19]

“Como el calor en lugar seco, así humillarás el orgullo de los extraños; y como calor debajo de nube harás marchitar el renuevo de los robustos.” [Isaías 25.5]

El orgullo es altivez de corazón, es dejar a Dios de lado para creer que hemos logrado algo por nuestros propios medios, y cuando el orgullo gana terreno en nuestro corazón trae sus consecuencias. En Daniel 5:20 vemos que Dios humilló al rey Nabucodonosor cuando este se enorgulleció:

“Mas cuando su corazón se ensoberbeció, y su espíritu se endureció en su orgullo, fue depuesto del trono de su reino, y despojado de su gloria.”

En Génesis 37 vemos que cuando José tuvo sus sueños y lo contó a sus hermanos y su padre posiblemente lo hizo con orgullo, lo cual hizo que sus hermanos lo despreciaran aún más

Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí. Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti?
Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto.”   [Génesis 37:8-11]

En ningún momento el pecado del orgullo pasó sin dejar consecuencias, por más que ahora pensemos “yo uso la palabra ‘orgullo’ para hablar, pero es sólo una expresión”, el justificarnos no va a hacer que el orgullo deje de ser pecado.

 Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.” [Isaías 13:11]

Contrariamente vemos que Dios se agrada de un corazón agradecido y humillado

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” [1 Tes. 5:18]

“¡Gracias a Dios por su don inefable!” [2 Corintios 9:15]

“Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” [Efesios 5:20]

Demos siempre gracias a Dios por sus bendiciones, y si logramos algo en esta vida, o si tenemos algún don, usémoslo para Dios, agradeciéndole a El por sus regalos y recordando que nada podemos hacer sin El, todo lo que somos es gracias a El, no dejemos que el orgullo le quite el lugar a Dios en nuestras vidas.

Un comentario en “¿Desde cuándo el orgullo dejó de ser pecado?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s