CONTENDIENDO ARDIENTEMENTE POR LA FE [LECCIÓN #10 final]

Estudio en 3ª Juan: Apostasía:

Lección N* 10: “Ser un Ejemplo” 3ª Jn.1-14.

 Texto Clave: 3ª Jn.4.

3 Metas para alcanzar que contienen estos vs.1-14.”

  • Nombrar y describir a las personas mencionadas en esta Epístola.
  • Considerar nuestras propias Actitudes y Conducta a la luz de éstos ejemplos.
  • Encontrar maneras para expresar la hospitalidad cristiana.

Introducción

En muchas maneras 2ª y 3ª Juan se complementan. Ésta 3ª Epístola trata del peligro de una jerarquía dictatorial en la Iglesia Local, mientras que la 2ª Epístola advierte nos advierte de la maldad de los falsos maestros.

 En 3ª Jn. Juan nos habla de la necesidad de apoyar la predicación de la verdad; y en 2ª Jn. él habló de la necesidad de separarnos de la maldad o el error doctrinal en todas sus formas. (Mientras vemos 3ª Jn. podemos hacer un cuadro de 3 columnas usando los nombres de Gayo, Demetrio, Diótrefes; encabezando cada una de las columnas, podemos ir anotando lo que Juan dice de cada uno de éstos hombres y saquemos nuestras conclusiones en cuanto a la enseñanza de lo que podemos aprender de cada uno, en cuanto a ser un creyente “bueno o malo”).

Sabemos que no todos tenemos el ministerio de ser Pastores, Misioneros o Maestros de la Palabra, pero sí todos podemos ayudar en lo referente a la hospitalidad, es más si no todos tenemos la comodidad física en el hogar para hospedar personas, podemos ser hospitalarios ayudando proveyendo de transporte, dar una comida, un regalo, etc.

Esta 3ª Epístola de Juan fue dirigida a Gayo el amado, quién era sin dudas un creyente muy activo en la Iglesia Local, donde él era miembro. Pero algunos problemas habían surgido porque Diótrefes se hizo como dictador en esa Iglesia controlando aún a quién dejaba predicar y a quién no.

Así podemos ver los comienzos de un control NO aceptado en la Biblia, el cual se desarrolla en una estructura política del gobierno de las Iglesias Denominacionales. Este peligro esta presente aún en Iglesias Locales donde la apostasía y la “política eclesiástica” han sido rechazadas.

Así que la Responsabilidad Personal de ser miembros de una Iglesia Local esta subrayado en esta 3ª Epístola de Juan.

En donde veremos…

Proposición:

“Nuestra Responsabilidad en 3 Áreas Diferentes”

Bosquejo

1- Mantener la Salud Espiritual: 3ª Jn.1-4.

 Cada creyente tiene la Responsabilidad ante Dios de estar en una Condición espiritual saludable. Nadie puede culpar a las circunstancias ni a otras personas porque uno mismo falla en esto.

Muchas veces los descarriados culpan a los maestros de Escuela Dominical, o a los Pastores, por su condición personal. Pero vemos que Gayo estaba en una condición espiritual saludable a pesar de haber estado bajo un gran impedimento, es decir bajo el dominio de Diótrefes una persona NO espiritual.

Juan menciona varias características de la salud espiritual al comienzo de su Epístola:

  • Un Balance Correcto entre el Amor y la Verdad: Vs.1.

En los 14 textos, Juan hace 7 referencias a la verdad y un número de varias referencias al amor en relación a los Hnos. en la Fe. Es interesante que estos términos sean igualmente parte de 2ª y 3ª Jn. es decir un Balance Correcto entre el Amor y la Verdad.

Ambas cosas son una defensa importante contra una falsa enseñanza dentro del marco de la Iglesia Local. Y además es también esencial para el Gobierno correcto de una Iglesia Local.

Podemos decir que la salud espiritual es siempre dañada cuando la verdad o el amor no son tomados en cuanta en forma completa. Cuando se enfatiza tanto la verdad que se excluye el amor, los creyentes llegan a ser fríos o legalistas.

Su vida devocional llega a ser mecánica y sus estudios Bíblicos solamente intelectuales. Parece que no hay ese calor hacia el Señor, o con los Hnos. en Cristo.

Pero, por otro lado, una concentración en el amor hasta descuidar la verdad Bíblica, resulta en creyentes piadosamente sentimentales. Las personas tan metidas en esta clase de amor llegan a ser susceptibles y fáciles de engañar con todo tipo de falsedades doctrinales. Por lo tanto un abastecimiento inadecuado de amor o de verdad en nuestras vidas resulta en una condición espiritual NO saludable.

  • Una Relación Correcta entre la Vida Física y la Vida Espiritual: Vs.2.

Juan sabía que el alma de Gayo tenía buena salud, pero su saludo a él indica que el deseo de Juan era también a que sea prosperado en todas las cosas, y que tenga salud en el cuerpo.

La frase que Juan usa era muy común en aquellos tiempos e indica que hay una importante relación entre lo físico y lo espiritual de una persona.

Se dice que según los Nutricionistas una prescripción para la buena salud física es: Nutrición/ Ejercicio/ Limpieza/ Descanso.

Hoy podemos decir que vivimos en días donde se da un considerable énfasis sobre las necesidades materiales de los seres humanos, el tema central de muchas propagandas comerciales es de salud física, la comodidad y un buen estado físico del cuerpo.

Si solo dependemos completamente de los medios de publicidad nunca sabríamos de nuestras condiciones y necesidades espirituales. De vez en cuando debemos preguntarnos si queremos que nuestros cuerpos estén en el mismo estado en el que se encuentra nuestra alma. Este era el deseo de Juan para Gayo. ¿Deseamos lo mismo para nosotros mismos?

  • Un Andar Correcto EN la Verdad: Vs.3-4.

Al parecer ciertas personas habían visitado la Congregación donde gayo era miembro, y habían vuelto a Juan con un excelente reporte en cuanto a Gayo. Y en dicho reporte hay 3 Referencias EN la Verdad. Nadie puede andar en la verdad si la verdad no esta primeramente morando en tal persona. Sabemos que uno debe recibir la vida cristiana ANTES de poder vivirla.

En la Biblia muchas veces vemos que se refiere a la viuda cristiana como un andar. El saber andar es algo que uno aprender con cierta dificultad, que incluye el caerse, lastimarse, todo como un proceso de crecer.

Cuando caminos estamos sobre un pie a la vez, y tal proceso requiere algo de habilidad, ya que con cada paso existe la probabilidad de caer hasta que podamos coordinar bien el caminar.

 Podemos decir que andamos porque queremos llegar a hasta cierto destino, la frase: “Andar en la verdad” sugiere la senda de nuestro andar. Por lo tanto la Verdad nos impone límites en cuanto a donde y como un hijo de Dios debe caminar.

No debemos experimentar con desvíos del camino aunque nos parezcan atractivos, no más bien, el camino del creyente esta trazado por la Palabra de Dios. Por eso un andar fuera del camino de la verdad, es un andar peligroso.

Las noticias con respecto a Gayo dieron gran gozo a Juan. Y él mismo lo dice al escribir: “No tengo mayor gozo que este”… al saber que Gayo seguía en un servicio excelente por Cristo, seguramente Juan no solo ganó a Gayo para Cristo sino que además lo encaminó en un buen discipulado posterior.

2- Apoyar al Ministerio Espiritual: 3ª Jn.5-8.

En 2ª Jn. se nos advirtió fuertemente contra el apoyo a los que enseñan doctrinas falsas. En esta 3ª Jn. nos habla sobre la responsabilidad de cuidar por las necesidades materiales de los que Predican la Verdad Bíblica. Tanto el tema de 2ª Jn. como el de 3ª Jn. uno es tan importante como el otro.

Fallar en cualquiera de los dos, es una transgresión a la voluntad de Dios. Aquí tenemos 3 Características en cuanto a Apoyar al Ministerio Espiritual:

  • Sin Hacer Acepción de personas: Vs.5.

Al parecer Gayo tenía un interés particular en ayudar y brindar hospitalidad a quienes ni siquiera conocía. Eran Hnos. en Cristo, sí, pero eran desconocidos.

Sabemos que la hospitalidad cristiana es buena, sea con amigos como con desconocidos. El hogar de gayo siempre estaba disponible para los creyentes. Lo hacía motivado por el amor sincero a Cristo y a sus siervos. No lo hacía por hacer simplemente amistades personales.

  • Expresando amor Sincero: Vs.6.

 Era bien conocido por todos en la Iglesia Local, la costumbre que Gayo tenía de ofrecer hospitalidad como un servicio espiritual. Juan alaba a su amigo por esta expresión de amor y también lo encomienda a ciertas tareas con las siguientes palabras: “Y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios para que continúen su viaje.” (Hb.6:10 mi pasaje favorito).

Juan se refiere a la costumbre de aquella época de proveer comida o dinero para los viajeros cuando salían hacia su próximo destino ministerial. Además de acompañarlos hasta un punto en el camino (Rom.15:24/ Tito 3:13).

  • Estando Sensible a las Necesidades: Vs.7-8.

En estos textos la idea va más allá de la provisión de comida y alojamiento. Van hacia la idea de proveer el apoyo completo para los Predicadores del Evangelio. Como en el caso de los Misioneros, quiénes han sido llamados por Diosa este ministerio y estan dedicando su tiempo a la Obra de Dios.

Podemos ver que dichos obreros no comercializaban sus talentos y sus dones y ministerios buscando el apoyo de los incrédulos por eso Juan dice “Sin aceptar nada de los gentiles”.

El verdadero ministro del Evangelio NO buscará a los ciudadanos prominentes o a las instituciones poderosas para un sostén económico. Tal apoyo debe venir del mismo pueblo de Dios.

Los que trabajan en el Evangelio lo hacen “por amor del Nombre del Señor” literalmente sería “por causa de Su Nombre”, este es el pensamiento de Pablo en Filp.2:10.

 Juan nos dice “que debemos acoger a tales personas” hay que apoyarlos y sostenerlos, porque no ministran para hacerse conocer sino para traer Gloria a Dios.

Al darles sostén económico permitimos que ellos puedan dar su atención completa al ministerio al cual fueron llamados (leer 1ª Cor.9:6-16). Así también nosotros llegamos a ser colaboradores trabajando juntos en la obra para la verdad.

 3- Seguir al Señor y a los Líderes Espirituales: 3ª Jn.9-12.

El Liderazgo es necesario en la Obra de Dios, y el N.T. contiene pautas para la dirección administrativa dentro de la Iglesia Local. Sabemos que los Oficiales de una Iglesia Local son: Pastor y Diáconos. Además una Iglesia Local puede tener diferentes Hnos. que pueden encargarse de algún Ministerio.

Pero todos deben ser elegidos por la Iglesia Local y posteriormente los miembros de dicha Iglesia deben seguir su dirección. Así habrá progreso en la Obra de Dios.

Pero a veces los que son líderes se tornan en los menos espirituales, y así fue el caso de la Iglesia donde concurría Gayo.

Diótrefes era el culpable, pero no sabemos que Oficio él tenía en la Iglesia. Juan nos da 2 Principios Básicos por los cuales se debe seguir a los líderes espirituales:

1- Debemos discernir entre lo bueno y lo malo.

2- Debemos seguir lo bueno.

  • Discernir lo Malo: Vs.9-10.

Diótrefes ha llegado a ser el mal ejemplo, a todos los que piensan en apoderarse de la autoridad del Espíritu Santo en las actividades de la Iglesia Local. La frase: “Le gusta tener el primer lugar”; literalmente quiere decir “le gusta siempre figurar”. A Diótrefes le gustaba decir a todos lo que tenían que hacer.

La eficiencia de una Iglesia Local puede ser dañada por el deseo de controlar en vez de guiar. Si esta actitud se encuentra en una Iglesia Local entonces pueden ser atrofiados el crecimiento verdadero y el fruto espiritual.

Y si esto se proyecta en la relación entre Iglesias Locales, puede llegar a formarse una maquinaria con la cual algunos líderes llegan a tener autoridad sobre varias Iglesias Locales y las tales pierden su Autonomía e Independencia en sus decisiones.

Diótrefes no se contentaba solo en dominar a los miembros de su Iglesia, sino que también rechazó a los apóstoles mismos. Juan dice: “No nos recibe”.  Juan dice que este hombre era culpable de parlotear vs.10. Esto significa que estaba siempre listo a difamar a aquellos que predicaban la

 Sana Doctrina, y crear un antagonismo contra éstos entre los miembros de la Iglesia.

La amenaza de Diótrefes al bienestar espiritual de la Iglesia Local, no era solo que él mismo rechazó a los verdaderos predicadores sino que además pretendió expulsar de la membresía de la Iglesia a aquellos que mostraron hospitalidad a estos predicadores.

La excomunión de la Iglesia Local esta enseñada claramente en la Biblia (ejemplo 1ª Cor.5); sin embargo tiene que se impuesta por una causa suficientemente justificable que indudablemente no fue el caso en esta Iglesia. Además debe ser impuesta por TODA la membresía de la Iglesia, y no por una sola persona.

Diótrefes representa lo malo de emplear la excomunión sin una base Bíblica y con el propósito de proteger solamente la posición de sí mismo. Hoy en día es rara la Iglesia que usa la excomunión, como modo de disciplina aún en Iglesias Locales Fundamentales.

Nuestra responsabilidad de seguir al verdadero líder espiritual esta claramente indicado en la Biblia (1ª Tes.5:12-13/ Hb.13:7, 17-18). También es necesario poder discernir un liderazgo equivocado, para cuidarnos en no seguir el camino de los errores doctrinales, mal guiados por personalidades dominantes.

Juan no sugiere a Gayo que comience una rebelión para derrocar a Diótrefes, más bien encomienda a Gayo a seguir su ministerio a pesar de las prohibiciones de este dictador.

  • Seguir lo Bueno: Vs.11-12.

Gayo fue instruido a no imitar lo malo, la palabra traducida por “imites” término del cual obtenemos la palabra “Mímica” la idea es que Gayo NO debe mirar a este hombre e imitar su ejemplo. En las Iglesias Locales de hoy en día NO necesitamos más Diótrefes. Seguir lo bueno quiere decir saber discernir y entonces rechazar lo malo.

Por otro lado, Demetrio es presentado como un buen ejemplo, y Juan hace una triple referencia a su buena reputación:

a- Viene de todos.

b- De la Verdad misma.

c- Y de Juan.

Tal vez por la palabra “Todos” esta haciendo una referencia del compañerismo de creyentes de varias Iglesias Locales de la misma fe o doctrina.

Conclusión:

Las 2 frases con las que culmina esta Carta, es decir vs.13-15, indican la naturaleza de la relación personal que existía entre las Iglesias y los creyentes del primer siglo. Se saludaban por nombre, indica una amistad y cuidado de los unos por los otros; algo que seguramente hoy en día falta en algunas Iglesias Locales.

Tal vez el problema con Diótrefes había estorbado un poco este compañerismo entre una de las Iglesias y Juan. Y por su lado Juan estaba

Escribiendo éstas palabras a fin de animar a las Iglesias y estimularlas otra vez en esa práctica. Como alguien escribió:

“Cada día un Evangelio por capítulo escribes, con los hechos que haces y las palabras que dices.

Las personas leen lo que escribes, sea sin fe o sea veraz. Dime: ¿Cuál es el Evangelio que por tú vida predicas?

Oremos…

Autor: Carlos A. Di Leo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s