Libertad, al estilo romano

Actualmente el Vaticano no puede poner en vigor sus edictos en la manera totalitaria que empleaba antes. Por lo tanto profesa apoyar la libertad de religión y conciencia porque quiere dichos derechos para sus propios feligreses donde los católicos son la minoría. El Concilio Vaticano II tiene toda una sección titulada “Declaración sobre libertad de religión” que contiene declaraciones como “la persona humana tiene derecho a la libertad de religión”.

tortura romana
Muerte en la hoguera por no aceptar enseñanzas paganas de la Iglesia Católica

Sin embargo, lo que promueve es libertad de interferencia por el gobierno o discriminación en la religión. Aquí se da la impresión deshonesta de que Roma aboga por la plena libertad de religión. No se hace mención, ni se arrepiente, de los millones de personas que fueron martirizadas y masacradas siglo tras siglo simplemente porque no querían aceptar la interpretación católica romana de la Biblia.

El Concilio Vaticano tampoco concede la genuina libertad de conciencia. Por supuesto, dice que todos tienen libertad de buscar la verdad. Pero declara que la verdad existe sólo dentro de la Iglesia Católica Romana. El concilio tampoco señala a la Biblia, la Palabra de Dios, como la fuente de la verdad, para que sea leída y entendida por todos.
Al igual que en la Edad Media, sólo la Iglesia puede interpretar la Biblia. Solamente ella tiene los sacramentos y es el medio de salvación. La Iglesia posee la verdad y es su guardiana y única dispensadora en todos los tiempos.
Por lo tanto, considerando toda la palabrería respecto a la libertad de religión y conciencia en esta sección del Concilio Vaticano II, no hay verdadera libertad porque el mismo documento deja bien claro que la verdad sólo puede conocerse y el alma puede salvarse mediante la sumisión completa y ciega a Roma.

Considérese la siguiente declaración de esta sección sobre la  libertad religiosa:  “Creemos que esta única religión verdadera continúa existiendo en la Iglesia Católica, a la cual el Señor Jesús confió la tarea de diseminarla entre todos los hombres… Por consiguiente, mientras la libertad religiosa que los hombres demandan en el cumplimiento de sus obligaciones de adorar a Dios tiene que ver con la libertad de coerción en la sociedad civil, deja intacta la enseñanza católica tradicional sobre el deber moral de los individuos y las sociedades con respecto a la verdadera religión y la única lglesia de Cristo… A lo largo de los siglos ella, la Iglesia Católica Romana ha preservado y transmitido la doctrina que ha recibido de su Maestro y de los apóstoles… al formar sus conciencias los fieles deben prestar cuidadosa atención a ciertas y sagradas enseñanzas de la lglesia. Porque la Iglesia Católica es, por la voluntad de Cristo la maestra de la verdad. Su deber es proclamar los principios del orden moral que brotan de la naturaleza humana misma”

Así, pues, mientras en teoría hay libertad de conciencia, en realidad no la hay. Uno es libre de seguir la verdad, pero la verdad no existe en la Biblia en una forma que la conciencia puede reconocerla y está disponible a toda la humanidad, sino que sólo reside dentro de la Iglesia Católica Romana, y sus prelados solamente pueden reconocerla y dispensarla. Ninguno puede juzgar la “verdad” por conciencia o la Palabra de Dios, sino que sus dogmas deben aceptarse ciegamente porque ella es la única Iglesia verdadera fundada por Cristo sobre Pedro, y sus papas son sucesores de Pedro. El anticristo personalmente reconocerá esta fantástica pretensión (la mujer cabalgará la bestia), pero con la misma sinceridad que manifestó Constantino. Será una táctica para usar a la Iglesia para sus propios fines hasta que finalmente coloque su imagen en el templo y demande que todo el mundo lo adore como dios. En ese momento la bestia se volverá contra la mujer y la devorará (Apocalipsis 17:16).

Extraído del libro: Una mujer cabalga la bestia. Dave Hunt.

Un comentario en “Libertad, al estilo romano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s