La hipocresía de Roma en su trato de ‘amor’ hacia Israel

La engañosa intención de Roma de cubrir su antisemitismo también se encuentra en el Segundo Concilio Vaticano. Allí se alude a los judíos, aunque no los nombran, como “de los cuales nació Cristo según la carne” y son llamados “muy amados por amor de los padres…”   Esta declaración difícilmente encuadre con la forma que Roma ha tratado al pueblo escogido por Dios a lo largo de la historia. Uno se desalienta cuando oye la verdad de semejante fuente. La siguiente frase del Concilio Vaticano II presenta una mentira no menos descarada:

“Pero el plan de salvación también incluye a los que reconocen al Creador, en primer lugar entre los cuales están los musulmanes; éstos profesan sostener la fe de Abraham, y junto con nosotros adoran al único Dios misericordioso , el juez de la humanidad en el úItimo día.”

¡Quá blasfemia llamarle Creador al Alá del islamismo y así identificar a la principal deidad pagana del antiguo Caaba (el dios de los coraixíes, la tribu de Mahoma) con Jehová, el Dios de la Biblia!. EI islamismo específicamente niega que Alá sea un padre, o tenga un hijo, o que sea un ser trino de padre, Hijo, y Espíritu Santo; el islamismo no tiene explicación para “Hagamos al hombre a nuestra imagen” (Génesis 1:26). Alá es misericordioso sólo con los que hacen el bien, y odia a los pecadores, mientras que el verdadero Dios es amor y ama a todos. Alá es un dios distante con quien es imposible tener una relación personal, puesto que carece de los atributos de santidad, gracia y amor, y es autor del mal. Alá es la verdadera antítesis del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Con respecto a profesar “la fe de Abraham”, ese patriarca se anticipaba a la venida de Cristo como el Cordero de Dios que moriría por nuestros pecados (Génesis 22:8; Juan 1,29; 8:56) una verdad a la que los musulmanes se oponen inflexiblemente. El islamismo niega que Jesús sea Dios o el Hijo de Dios; niega que él murió en la cruz por nuestros pecados (alegan que algún otro murió en su lugar), y por supuesto niega su resurrección. Sin embargo, esta sección en el Segundo Concilio Vaticano sugiere que los musulmanes no obstante están incluidos en “el plan desalvación”.

¿Alá es Jehová y el islamismo es la ‘fe de Abraham’,? ¿Está Roma mostrándose generosa hacia los musulmanes a fin de congraciarse con ellos? En realidad, esta sección en el Segundo Concilio Vaticano sugiere que todos, hasta los que adoran ídolos, finalmente estarán bajo la sombrilla salvadora de la Iglesia Católica Romana -es decir, todos, excepto los protestantes-  tal generosidad de Roma tiene sus límites, a pesar de que su puño de hierro ahora esté dentro de un guante de terciopelo. Por el momento, a Israel la están cortejando, pero el sentido común nos dice que los motivos son menos que puros. La historia todavía clama por nuestra atención.

Jerusalén tiene su Yod Voshem (Museo del Holocausto) para mantener para siempre ante la conciencia del mundo a los 6 millones de judíos matados por Hitler. En contraste, no hay un memorial para los incontables millones de judíos y también cristianos asesinados por la Santa Madre Iglesia. Las palabras engañosamente dulces que emanan del Vaticano no pueden eliminarla persistente pregunta suscitada de la historia reciente que nos formula Guenter Lewy:

Cuando Hitler dio inicio a su campaña homicida contra los judios de Europa, la verdad y la justicia hallaron pocos defensores. El Diputado [vicario] de Cristo y el episcopado alemán [católico] no estaban entre ellos. El papel que desempeñaron otorga una pertinencia especial a la pregunta que una jovencita le formula a un sacerdote en la obra de Max Frisch titulada Andorra, “¿Dónde estaba usted, padre Benedicto, cuando se llevaron a nuestro hermano como una bestia al matadero… como una bestia al matadero, dónde estaba usted?”. La pregunta todavía espera una respuesta.

Extraído del libro: Una mujer cabalga la bestia. Dave Hunt.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s