Cinco cosas que puedes perder si eres cristiano de trasfondo musulmán

A veces no sabemos cómo apoyar a los hermanos en la fe que sufren en otros países; aunque todos los que nacimos de nuevo tenemos una herramienta poderosa y efectiva que deriva cualquier frontera y distancia, es la oración.
Lo mejor que podemos hacer por los hermanos en la fe perseguidos, enfermos o atribulados es orar para que nuestro Padre les consuele, sane, conforte y anime.

que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; 10 llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.
11 Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.
12 De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.
13 Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, 14 sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.
15 Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios.”
[2 Corintios 4:8-15]

En todo Oriente Próximo y en el norte de África, los musulmanes que se convierten al cristianismo se enfrentan a una intensa lucha en su nueva identidad en Cristo. Dejar el islam muchas veces supone la exclusión, el aislamiento y a veces también situaciones que ponen en riesgo su propia vida. Seguir a Cristo habiendo sido musulmán puede costarte cinco cosas: tu familia, tus amigos, tu iglesia, tu país y tu vida.

Tu familia

Muy a menudo, los parientes directos son los principales perseguidores de creyentes con trasfondo musulmán, y los más severos. Dejar el islam y convertirse a otra religión provoca vergüenza en la familia. En familias moderadas esto puede desembocar en que el creyente se vea ignorado o excluido de la familia, lo que ya de por sí supone una consecuencia severa en los países de Oriente Medio, donde la sociedad gira en torno a estructuras familiares.

En familias más estrictas, la conversión puede conllevar a la separación y divorcio forzados, la pérdida del derecho sobre los hijos o incluso el exilio. En culturas con un sentido alto del honor y la dignidad, los miembros de las familias pueden llegar a considerar que matar a un familiar converso es la única forma de eliminar la vergüenza. Según los datos, es más propicio que este caso trágico se de en países de la península arábiga.

Sea por medio de la exclusión silenciosa o por persecución activa, no existen culturas musulmanas en las que la conversión al cristianismo sea fácilmente aceptado por los miembros de la familia. Perder a tu familia es siempre, de alguna forma u otra, parte del trato de aceptar a Cristo.

Tus amigos

Los familiares no tienen por qué ser los únicos en rebelarse a un converso al cristianismo en Oriente Medio. Es más probable que todo el entorno social le presione a renunciar a su nueva fe en Cristo.

Por ejemplo, en Irán los cristianos de trasfondo musulmán son considerados como impuros, especialmente en las áreas rurales. Los musulmanes de estas zonas no dan la mano a los cristianos, ni los tocan o comen su comida. Los creyentes en Irán sufren acoso y discriminación en sus lugares de trabajos si se da a conocer su fe. Incluso encontrar marido o mujer es difícil.

En muchos países musulmanes es ilegal que los cristianos casen a mujeres de familias musulmanas. En Yemen, por ejemplo, cuando la comunidad se entera de que una mujer musulmana ha empezado a seguir a Cristo, con mucha probabilidad se le forzará a quedarse encerrada en casa o a casarse con un musulmán. Esto hace que muchos de los convertidos decidan mantener su fe en Cristo en secreto.

En la zona controlada por DAESH, la única forma para los creyentes cristianos de trasfondo musulmán de mantenerse con vida es mantener su fe totalmente en secreto y actuar como si fuesen musulmanes.

Tu iglesia

Prácticamente, en ninguna parte de Oriente Medio y el norte de África les es posible a los cristianos de trasfondo musulmán reunirse en público en una iglesia. Argelia es probablemente el país menos estricto desde que la Iglesia Protestante de Argelia, fundada por misioneros y a la que pertenecen muchos cristianos de trasfondo musulmán, obtuviese el registro oficial del Gobierno en 2011. Aun así, la libertad es relativa. Los cristianos en Argelia todavía se enfrentan a persecución y discriminación por parte de su comunidad y sus familiares.

En la mayoría de iglesias ortodoxas, católicas y demás confesiones tradicionales en Medio Oriente, los musulmanes convertidos no son bien recibidos porque están vigilados por las autoridades e incluso en ocasiones se les prohíbe aceptar en sus servicios a cristianos de trasfondo musulmán.

En Arabia Saudí, las iglesias extranjeras son oficialmente ilegales, pero toleradas por el Gobierno. Sin embargo, las reuniones de musulmanes convertidos que han aceptado a Cristo solo pueden darse en secreto y en grupos muy pequeños.

Asimismo, en Irán el miedo entre creyentes está en aumento ya que el Gobierno ha incrementado la vigilancia del movimiento de hogares-iglesia. En 2015, más de diez hogares-iglesia fueron intervenidos por la policía. Más de cien cristianos (la mayoría líderes de grupos “ilegales” de cristianos de trasfondo musulmán) fueron detenidos, encarcelados e incluso torturados.

Tu país

En toda la región de Oriente Medio y norte de África, los cristianos de trasfondo musulmán se sienten forzados a huir del país cuando la situación amenaza sus propias vidas. Especialmente para los cristianos en Irán y la Península Arábiga (Arabia Saudí, Qatar, Yemen y Kuwait), el exilio es a menudo la única solución. Se estima que existen más creyentes saudíes fuera de su país que dentro.

En Irak y Siria, muchas personas están abandonando el país debido a la violencia constante. Para los nuevos creyentes que se ven obligados a ser parte del éxodo en su país, al menos encuentran la posibilidad de visitar por primera vez una iglesia de forma pública. Muchos dicen que no pueden regresar a sus países por haber cambiado de religión.

Las iglesias internacionales de Europa y Norteamérica, así como las que existen en Líbano, Jordania e Irak, han visto crecer el número de asistentes a medida que los refugiados que llegan de Oriente Medio (entre ellos los cristianos de trasfondo musulmán) se unen a ellos libremente para adorar a Dios.

Tu vida

Los cristianos de trasfondo musulmán pagan el precio más alto. Los musulmanes más estrictos están convencidos de que todo musulmán que abandone el islam debe morir (por espada, según algunos). En países como Arabia Saudí o Irán, esta es en realidad la norma legal. La sharía (ley islámica), reforzada por las cortes islámicas, es la ley oficial en estos dos países.

Cualquier “apóstata” del islam es, teóricamente, merecedor de la muerte si el acusado no se retracta. Esta norma se basa en las palabras del profeta Mahoma, según recoge la tradición oral o Hadith: “Cualquiera que cambie su religión, matadle”.

Los gobiernos de Arabia Saudí e Irán son sabios a la hora de llevar esta norma a la práctica. En los últimos años no ha muerto ningún cristiano por abandonar el islam en estos países. Sin embargo, en Arabia Saudí muchas personas han sido entregadas a manos de sus propios familiares o relativos y después no se ha vuelto a saber de ellos. En Irán, por su parte, existen testimonios de cristianos heridos y golpeados duramente por miembros de la familia. [Fuente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s