EL DESPERTAMIENTO DE ISRAEL -El movimiento Sionista-

Al profeta Ezequiel le fue dada una visión de un valle lleno de huesos secos, Ez. 37:1-14. Parecía imposible que esos huesos pudieran volver a vivir, sin embargo el Señor prometió que vivirían. “Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen; nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza y somos del todo destruidos. Por tanto profetiza y diles: “Así ha dicho Je­hová el Señor; he aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. Y sabreis que yo soy Jehová cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mio”.

Después de casi 1.800 años de estar esparcidos a través del mundo como huesos secos, aparentemente sin esperanza de volver a ser nación, los judíos comenzaron a despertarse. Sus rostros se volvieron hacia Jerusalén. Aunque habían sido echados de su tierra por muchos años, no estaban cortados de Dios ni de sus promesas. La existencia continuada fue profetizada, y será tan cierta como el sol, la luna y las estrellas. Jeremías profetizó: “Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas, Jehová de los ejércitos es su nombre. Si faltaren estas leyes delante de mi, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mi eternamente. Así ha dicho Jehová. Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desechare toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová” (Jer. 31:35-37)

Palestina fue prometida a Israel para siempre. Dios hablo Abraham: “Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre”, Gen. 13:15. Además declara: “Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones por pacto perpetuo, para ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti, y te daré a ti y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaan en heredad perpetua, y seré el Dios de ellos”, Gen. 17:7,8.

Mapa Israel
El territorio de Israel desde 1947 al presente

Al fin del siglo diecinueve, llegó el tiempo de Dios para el retorno de Israel a su tierra. El interés de Palestina como patria para los judíos comenzó a aumentar. Esto fue asombroso, porque en 1845 un grupo de rabinos en Francfort, Alemania, representando muchos judíos reformados, resolvió expurgar del libro de oraciones “las peticiones para el retorno a la tierra de nuestros padres y la restauración del Estado de Israel”. En los Estados Unidos de Norteamérica dos conferencias de rabinos (1869 y 1885) declararon que “América es nuestra Palestina y Washington, D.C. es nuestra Jerusalén”. A pesar de esta posición tomada por los dirigentes judíos y su determinación de olvidarse de Jerusalén, la corriente no se podía detener. El movimiento de regreso a Palestina tenia que seguir.

En 1870 Carlos Netter estableció una escuela agrícola cerca de Jope, en tierra presentada por el sultán. En 1878 colonias agrícolas comenzaron. Las primeras migraciones llegaron en 1882, cuando siete mil personas salieron de la Rusia y la Europa Oriental durante una ola de pogrom. Entre ellos había un pequeño grupo de intelectuales quienes se habían juramentado a labrar la tierra, y se llamaban en una manera dramática, “Bilu”, vocablo que viene del hebreo de la Biblia, “casa de Jacob, vamos a subir”. Esta fue la primera “aliyah”, palabra hermosa que en la Biblia quiere decir, ‘la ascendencia o la subida’.

Teodoro Herzl
Teodoro Herzl

En 1897 el movimiento sionista nació bajo la dirección de Teodoro Herzl y otros destacados judíos del mundo. Herzl deseaba la creación de un hogar asegurado por derechos públicos para los judíos quienes no podían o no querían ser asimilados en los países de su adopción. El Primer Congreso Sionista se reunió en Basle, Suiza, en agosto de 1897, luego de la publicación de un panfleto por Herzl, con el titulo: ‘El Estado de Israel’. El programa adoptado por el primer congreso fue este: ‘El Sionismo aspira establecer para el pueblo judío un hogar reconocido públicamente y asegurado legalmente, en Palestina’. Para lograr este fin, el programa especifica el establecimiento de agricultores, artesanos y comerciantes judíos en Palestina. Había como veinticinco colonias en Palestina en 1898, que luego aumentaron a cuarenta y tres en 1915, con una población de 100.000 habitantes. Con la erupción de la primera guerra mundial, se terminó por el momento la entrada de colonos judíos, y el programa se detuvo, muchos abandonaron las colonias. Sin embargo, de la desesperación y la oscuridad de la guerra brillo una resplandeciente luz, porque Dios no se había olvidado de Israel ni de Palestina. En noviembre de 1917, la famosa declaración Balfour fue proclamada por el canciller británico lord Alfredo Balfour, diciendo que el gobierno británico miraba con beneplácito el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío. Un batallón judío especial fue organizado para asistir al general Allenby en la conquista de la Tierra Santa, y el que luego fuera primer ministro de Israel Ben Gurion, servia de cabo en aquel ejercito.

Ben Gurion
Ben Gurion

El diario quincenal “Israel Hoy”, del 24 de setiembre de 1959 publico el. tributo de Max Nordau a Teodoro Herzl, del cual recorte sacamos lo siguiente: “El tres de julio de 1904, Teodoro Herzl cerró sus ojos para siempre. En el día de su muerte había cumplido los cuarenta y cuatro anos y dos meses. A los treinta y cinco anos de edad era desconocido entre el pueblo judío, pero nueve anos mas tarde había llegado a ser su orgullo y esperanza. Durante  los anos mas brillantes de su vida no mostraba ni una chispa de interés en el judaísmo dedicándose enteramente a sus labores artísticas, su trabajo literario y al teatro. Herzl se decidió deliberadamente a tomar la tarea a forjar un pueblo de los esparcidos judíos, quienes habían quedado con poca voluntad y sin propósitos definitivos, y de ganar una tierra para su pueblo, un pueblo que no poseía ni ejército ni marina ni recursos financieros. Fue tan grande su empresa que hasta los mas valientes se hubieran desmayado. Los opositores al Sionismo dijeron que era una tarea sin esperanza de éxito. Cuando Herzl puso su mano para hacer historia, fue porque el creía que doce millones de almas tenían el derecho y el poder para hacer historia. El enderezo la espalda de un pueblo roto, les inspiro esperanza, y les mostró los recursos disponibles. Las semillas brotarán y el pueblo juntara la cosecha.

Ver también: COMPRENDIENDO LOS CONFLICTOS ENTRE ÁRABES Y JUDÍOS

La nación de Israel honra el nombre y la memoria de este dirigente judío. Para citar otra vez al diario “Israel Hoy”, del 29 de febrero de 1960, el mes de mayo, 1960, ha sido designado como el mes centenario de Herzl, en conmemoración de los cien años del nacimiento del Dr. Teo­doro Herzl, fundador del movimiento sionista (esta reso­lución fue adoptada en la sesión del Congreso General Sionista en Jerusalén). Dos estampillas de Israel llevan su retrato. Herlz aparece en la tapa de la revista Nro. 20 “Flag Stamp” (Bandera Estampilla) del año 1949. Debajo de su retrato figuran las palabras extraídas de su diario y escritas en la clausura del primer Congreso Mundial Sionista, en el cual el predice el restablecimiento de un hogar nacional para los judíos dentro de cinco o cincuenta años. Fueron justamente cincuenta años desde setiembre de 1897 hasta noviembre de 1947, cuando las Naciones Unidas aprobaron una resolución a favor del establecimiento del Estado de Israel.

23 Congreso Sionista estampilla
Estampilla conmemorativa: 23 Congreso Sionista

La estampilla que honra el 23 Congreso Sionista, el primero celebrado en el nuevo Estado de Israel, fue impresa el 14 de agosto de 1951, y presenta un retrato-busto de escultura de Herzl. Entonces como memorial de su fallecimiento de cincuenta años, otra estampilla memorial apareció el 21 de julio de 1954 (fecha hebrea, 20 de Tamuz, 5714). No solamente se cumplió la profecía de Herzl, sino que también su ultimo deseo fue cumplido, cuando los dirigentes del nuevo Estado de Israel trasladaron sus restos de Viena a Israel para ser enterrados allí. En una ceremonia impresionante del 16 de agosto de 1949, millares de personas le rindieron homenaje en las riberas del Mar Mediterráneo, y el día 17 sus restos fueron llevados a Jerusalén, donde en otra ceremonia fue sepultado en el Monte Herzl. Este tributo mereció el hombre que había comenzado a despertar a los judíos, y había causado el primer movimiento de vida entre los huesos secos de Israel.

Extraído del libro: ISRAEL en la Historia y profecía. Louis H. Hauff

Un pensamiento en “EL DESPERTAMIENTO DE ISRAEL -El movimiento Sionista-”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s