EL FUTURO PROFETICO DE ISRAEL

Cumplimientos pasados de profecía en la historia de Israel han sido maravillosos, pero la Biblia predice todavía más acontecimientos en el porvenir de Israel. Seguramente Dios completará la obra que El ha comenzado para Israel y “la tierra gloriosa”. Es el eterno propósito de Dios que Israel sea una nación pía, dando gloria y alabanza a su nombre, y bendiciendo a los habitantes del mundo. Esto es predicho por el profeta Zac. 8:22, 23: “Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová. Así ha dicho Jehová de los ejércitos; en aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomaran del manto a un judío, diciendo, iremos con vosotros porque hemos oído que Dios está con vosotros”.

Puede ser que precise un tiempo de grandes pruebas y persecuciones antes que esto pase, aunque por el momento Israel haya hallado algo de paz y descanso, sin embargo sobre el horizonte hay nubes de tormentas. Jeremías habla de un tiempo conocido como “la angustia de Jacob”, “porque he aquí vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá, ha dicho Jehová, y os traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutaran. Porque así ha dicho Jehová. Hemos oído voz de temblor, de espanto y no de paz. ; Ah! cuán grande es aquel día. Tanto que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. En aquel día, dice Jehová de los ejércitos yo quebrare su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas y extranjeros no lo volverán mas a poner en servidumbre. Sino que servirán a Jehová su Dios y a David su rey a quien yo les levantare. Tu pues siervo mío Jacob, no te atemorices, dice Jehová, no temas, Israel. Porque he aquí yo soy el que te salvo de lejos, a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad y Jacob volverá y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante, porque yo estoy contigo para salvarte, dice Jehová, y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí pero a ti no te destruiré, sino que te castigare con justicia; de ninguna manera te dejare sin castigo” Jer. 30:3, 5, 7-11.

El profeta Daniel previo también estos tiempos en el cap. 12:1: “Y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces. Pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”.

Ezequiel profetizo también de tal día. Una nación del norte vendrá contra Israel: “De aquí a muchos días seras visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación. Más fue sacada de las naciones y todos ellos moraran confiadamente. Así ha dicho Jehová el Señor: en aquel día subirán palabras en tu corazón y concebirás mal pensamiento… Y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas, para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras ya pobladas y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra. Saba y Dedán y los mercaderes de Társis y todos sus príncipes te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar oro y plata, para tomar ganados y posesiones, para tomar grandes despojos? Por tanto profetiza, hijo de hombre, y di a Gog: Así ha dicho Jehová el Señor: “En aquel tiempo, cuando mi pueblo Is­rael habite con seguridad ¿no lo sabrás tu? Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tu y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y poderoso ejército. Y subirás contra mi pueblo Israel, como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días, y te traeré sobre mi tierra para que las naciones me conozcan cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos”, 38:8-16. “Y de aquel dia en adelante sabrá la casa de Israel que yo soy Jehová su Dios.” 39:22.

Joel también previo estos eventos futuros: “Porque he aquí que en aquellos días y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén, reuniré a todas las naciones al valle de Josafat y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quienes ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra. Y echaron suertes sobre mi pueblo, y dieron los niños por una ramera y vendieron las niñas por vino para beber. Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra. Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil, fuerte soy. Juntaos y venid, naciones todas de alrededor, y congregaos. Haz venir allí, oh Jehová, a tus fuertes. Y Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén, y temblaran los cielos y la tierra. Pero Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel. Y conoceréis que yo soy Jehová vuestro Dios que habito en Sion, mi santo monte. Y Jerusalén será santa, y extraños no pasaran mas por ella. Pero Judá será habitada para siempre y Jerusalén por generación y generación”. 3:1-3, 9-11, 16, 17, 20.

Zacarías ha predicho también ese día: “Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén, y la ciudad será tomada y serán saqueadas las casas y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad ira en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. Después saldrá Jehová y peleara con aquellas naciones, como peleo en el día de la batalla. Y se afirmaran sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está enfrente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por el medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande. Y la mitad del monte se apartara hacia el norte y la otra mitad hacia el sur. Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegara hasta Azal. Huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzias rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios y con el todos los santos. Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno y uno su nombre”.

Estas escrituras muestran que los ojos de las naciones estarán sobre la nación de Israel en los postrimeros días. Sabemos que hoy día Israel es el centro de la atención del mundo. Todas las naciones se dan cuenta de su existencia y se interesan en lo que pasa allí. Cada nación se decide en contra o a favor de Israel. Esto podría llevar a las naciones a un conflicto mundial.

En julio de 1958 paso una crisis cuando comunistas rusos se infiltraron en Siria y proveyeron armamentos bélicos a los sirios. Repentinamente marinos norteamericanos desembocaron en el Líbano y la Gran Bretaña mando paracaidistas al país de Jordania. Todo estaba preparado para una guerra grande, y parecía que el Armagedón se aproximaba. Si se mira el mapa, se puede ver que el Armagedón (llanura de Meguido, o de Esdraelón) estaba rodeado por fuerzas norteamericanas al noroeste, fuerzas rusas al noroeste, fuerzas británicas al este, fuerzas israelíes al sur, y las de Egipto al suroeste. Felizmente todo se termino sin guerra, pero podíamos ver cuan rápidamente las naciones del mun­do podrían reunirse en el Armagedón para el último con­flicto mundial.

Cuando Jehová haya peleado por Israel y los haya liberado, vendrá un despertamiento espiritual para el pue­blo. El profeta Zacarías 12:9-10 y 13; ha dicho: “Y en aquel dia yo procurare destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. Y derramare sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén espíritu de gracia y de oración; y miraran a mí, a quien traspasaron, y lloraran como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia”.

Cuando Israel sinceramente busque al Señor, la ceguedad espiritual del pueblo será quitada. Serán limpiados de sus pecados y aceptaran a su Mesías. Salvación vendrá al pueblo de Israel como San Pablo explica en Romanos 11:25-27: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos; que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Luego todo Israel será salvo como está escrito: Vendra de Sion el libertador, que apartara de Jacob la impiedad, este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pe­cados”.

Valle de Josafat
Valle de Josafat, Israel

El Sr. Arturo W. Kac escribe en su libro “El renacimiento de Israel”: “Habiendo reasumido condición de Estado Libre al mismo tiempo que llega la edad atómica, el pequeño Israel rápidamente aprende la saludable verdad de que en el mundo actual, como está constituido, no hay seguridad para ninguna nación. Hay amplia evidencia de que los pensamientos de muchos en Israel se vuelven hacia los cielos, y que muchos están comenzando a ver en los acontecimientos presentes el significado de la venida del Mesías. El renacimiento de Israel es una señal que Dios está llevando a cabo sus propósitos eternos aun en nuestros tiempos, y que no distara mucho el día en que nuestro Señor Jesucristo vendrá a gobernar y reinar”.

map-of-megiddo2

Isaías tuvo esta visión del día de Jehová: “Lo que vio Isaías hijo de Amoz acerca de Judá y de Jerusalén. Acontecerá en lo postrero de los tiempos que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos y dirán: Venid, subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios Jacob; y nos ensenara sus caminos y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley y de Jerusalén la palabra de Jehová; y juzgara entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos. Y volverán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces. No alzara espada nación contra nación, ni se adiestraran mas para la guerra. Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová, 2:1-3.

Esta revelación fue otorgada al apóstol Juan: “Los reinos del mundo han llegado a ser de nuestro Señor y de su Cristo y el reinará por los siglos de los siglos” Apoc. 11:15. El ángel Gabriel trajo este mensaje a la tierra: “Llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado hijo del Altísimo y el Señor Dios le dará el trono de David su padre, y reinara sobre la casa de Jacob para siempre, y su reina no tendrá fin” Lucas: 1:31-33.

Extraído del libro: ISRAEL en la Historia y profecía. Louis H. Hauff

 

3 pensamientos en “EL FUTURO PROFETICO DE ISRAEL”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s