El pecado del silencio:

Hay un debate para determinar cuál fue la herida que le causó la muerte a Jesús. Entre todas las heridas que El recibió hubieron laceraciones, cortes, perforaciones y contusiones. En cierto modo podemos decir que ninguna de estas heridas le causó la muerte. La herida que mató a Cristo fue el silencio. Nadie hablo por El.

¿Hoy en día estamos compartiendo de Cristo y de las buenas nuevas de salvación? ¿O al igual que los discípulos y la enorme cantidad de personas a las que Jesús sanó y perdonó, permanecemos en silencio?.

Quizás pienses: “qué bueno que no soy como Pedro, yo nunca dije de Jesús: yo no lo conozco”. Pero con nuestro silencio y el no compartir de El somos igual o peor que Pedro y los demás…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s