Un peligroso engaño

El catolicismo romano enseña que el sacrificio de Cristo se esta repitiendo interminablemente y que el perdón de los pecados y la vida eterna se reciben en cuotas por comer el pan y beber el vino.

eucaristia

Dicho engaño, que es fomentado por la transubstanciación, impide que el católico crea en Cristo. La eucaristía es el corazón mismo del falso evangelio de obras promulgado por el catolicismo. Lo triste es que al católico devoto se lo ha descarriado de la simple fe en Cristo como su Salvador a lo que piensa que es comer físicamente el cuerpo y la sangre de Cristo.

Por lo tanto, la salvación no viene mediante la fe sino por obras; no por creer sino por comer. ¡Con razón que es tan difícil para el católico aceptar el evangelio bíblico! Le han enseñado que cada vez que ingiere el alegado cuerpo y sangre de Cristo él da otro paso hacia la salvación y el cielo.

Evidentemente, dicha persona halla que es muy difícil aceptar que mediante un acto de fe -recibir a Cristo por fe en su corazón- se salva eternamente y al momento de morir pasa instantáneamente a la presencia de Cristo, no al purgatorio.

El evangelio de la gracia de Dios es negado.

Extraído del libro: Una mujer cabalga la bestia. Dave Hunt.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s