¿Ha creado Dios vida en otros planetas?

Muchas personas, ya sean o no cristianas, luchan con la idea de si la tierra es el único planeta habitado en este enorme universo, o no. En pocas palabras, ¿hay vida en otros planetas?.

Los que creen que la vida evolucionó en la tierra, por lo general ven ésto como ‘hecho’, de que la vida también ha evolucionado en un sinnúmero de otros planetas. El descubrimiento de vida en otros planetas, a su vez es visto como una confirmación de su creencia evolutiva.

Incluso muchos cristianos piensan, ‘Dios debe haber creado vida otro lugar, de lo contrario este enorme universo sería un gran desperdicio de espacio.’ En mi experiencia, esto parece ser la principal razón subyacente por la gente piensa que deben haber otras formas de vida ‘ahí fuera’. Sin embargo, nuestro pensamiento debe estar basado en lo que Dios dijo que hizo (lo leemos en la Biblia), y no lo que pensamos que El supuestamente hizo, debería o podría haber hecho.

En primer lugar, puesto que Dios es el que hizo el universo, éste apenas puede ser ‘grande’ para El. Los humanos luchan con su inmensidad porque nuestra comprensión se limita a las dimensiones de tiempo / espacio creadas, dentro del cual existimos, y es alucinante el tratar de comprender algo más allá de nuestra existencia dimensional. El tamaño es sólo en relación con nosotros como habitantes de este universo.

El tamaño y el tiempo están relacionados en cierta medida

Debido a que el universo para nosotros es sumamente grande, consideramos -por ejemplo- el tiempo que nos llevaría viajar a través de el. Sin embargo, el tiempo mismo comenzó con la creación del universo físico, así que ¿cómo podemos comprender lo que es, o podría ser la eternidad? ¿Qué había ‘antes’ del universo? Del mismo modo, ¿cómo nos imaginamos que tan ‘grande’ es Dios? No podemos usar una cinta métrica que se compone de los mismos átomos que El creó para poder medirlo.

Un ejemplo de esto podría ser si se le pide a usted que construya una casa pequeña y lo hace. Ahora se le pide que construya una casa grande. Acorde con nuestras dimensiones, para que usted construya la casa más grande requeriría un mayor esfuerzo, y más tiempo que el que le llevó hacer la casa más pequeña. Por lo tanto, ¿sería más difícil para Dios, o le llevaría más tiempo el construir un universo grande en comparación con uno más pequeño? (según nuestro punto de vista sobre lo que constituye grande o pequeño, obviamente). Por supuesto que no, porque no está limitado por el tiempo y el espacio (que El mismo creó). Isaías 40:28 dice: “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio…”.

Cuasar
Los Cuásares son objetos lejanos que emiten grandes cantidades de energía, con radiaciones similares a las de las estrellas.

Estamos impresionados con el hecho de que Dios hizo mil millones de galaxias con mil millones de estrellas en ellas y todo funciona y encaja de manera adecuada, porque justamente esa es una de las razones para haberlas hecho. Sin embargo, como se ha mencionado, el tamaño no es un problema para Dios.

Las estrellas son estructuras relativamente simples, ya que sólo son unas grandes bolas de gas. Haría falta más ‘aporte creativo’, en ese sentido, para el milagro de Jesús de alimentar a los cinco mil que para la creación de un sinnúmero de cuásares (hay una inmensa complejidad genética, incluso, en la estructura de un pez muerto).

La Biblia y los ETs

A menudo surge la pregunta: ‘¿Se acepta que Dios creó vida inteligente sólo en la tierra porque lo dice la Biblia? ¿acaso no podría haber hecho lo mismo en otro lugar?’ Después de todo, las Escrituras no hablan de todo, por ejemplo automóviles. Sin embargo, la objeción bíblica a ET no es sólo un argumento de silencio. Los automóviles, por ejemplo, no están relacionados con temas de salvación, pero creemos que temas relacionados con seres inteligentes, sensibles, con capacidad moral, socavarían la autoridad de la Escritura. En pocas palabras, la comprensión de todo lo que implica el mensaje del Evangelio de salvación en la Biblia nos permite llegar, claramente, a la conclusión que la razón por la que la Biblia no menciona extraterrestres (ETS) es porque, efectivamente, no hay ninguno.

Sin lugar a dudas, si la tierra fuera favorecida con una visita de extraterrestres reales de una galaxia muy muy lejana, entonces, se esperaría razonablemente, que la Biblia y Dios en su soberanía y providencia, harían mención de un evento tan trascendental, ya que ésto redefiniría claramente el lugar que ocupa el hombre en el universo.

  1. La Biblia indica que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto como consecuencia del pecado ( Romanos 8: 18-22 ). El efecto de la maldición luego de la caída de Adán era universal. De lo contrario ¿Cuál sería el punto de que Dios destruya a toda la creación para dar paso a un nuevo cielo y nueva tierra? (2 Pedro 3:13, Apocalipsis 21:1. Por lo tanto, cualquier extraterrestre que viva en otro lugar habría sido (injustamente) afectado por la maldición de Adán, por causas ajenas a lo propio, ya que no éste habría heredado la naturaleza pecaminosa de Adán.
  2. Cuando Cristo (Dios) apareció en la carne, vino a la tierra, no sólo para redimir a la humanidad, sino, para finalmente reconciliar el conjunto de la creación en Él (Romanos 8:21, Colosenses 1:20). Sin embargo, la muerte expiatoria de Cristo en el Calvario no puede salvar a estos hipotéticos extraterrestres, porque uno tiene que ser descendiente físico de Adán para que Cristo sea nuestra ‘redentor’ (Isaías 59:20). Jesús fue llamado ‘el último Adán’ porque efectivamente hubo un primer hombre real, Adán (1 Corintios 15: 22, 45), y no un primer Vulcan, Klingon etc. Un Sustituto humano sin pecado debía pagar el castigo que todos los seres humanos merecen pagar como consecuencia del pecado (Isaías 53: 6,10; Mateo 20:28; 1 Juan 2: 2, 4:10), sin necesidad de expiar algún pecado (inexistente) de su propia Persona (Hebreos 7:27).
  3. Dado que esto significaría que cualquier ET se perdería por la eternidad cuando esta creación actual sea destruida con un calor ardiente (2 Pedro 3:10, 12), algunos se han preguntado si el sacrificio de Cristo podría haberse repetido en otro lugar, para otros seres. Sin embargo, Cristo murió una vez por todas (Romanos 6:10 , 1 Pedro 3:18) en la tierra . Él no va a ser crucificado y resucitado de nuevo en otros planetas (Hebreos 9:26). Esto se confirma por el hecho de que la iglesia (terrenal) redimida es conocida como la esposa de Cristo (Efesios 5: 22-33 ; Apocalipsis 19:7-9) en un matrimonio que va a durar para siempre. Cristo no va a ser un polígamo con muchas esposas de otros planetas.
  4. La Biblia no hace ninguna mención de Dios en cuanto a redimir a cualquier otra especie, y más teniendo en cuenta lo que dice en cuanto a redimir a los ángeles caídos (Hebreos 2:16).

Acomodándolos allí… ¡de alguna manera!

Algunos utilizan como base el texto de Juan 10:16, en el cual Jesús dice:  “También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”. Sin embargo, incluso un creyente de la vida extraterrestre y astrónomo del Vaticano (aunque un ‘testigo hostil’ a la causa de la ‘no existencia de extraterrestres’), un cura jesuita llamado Guy Consalmagno sostiene: “dentro del contexto, estas ‘otras ovejas’ se está refiriendo indudablemente a los gentiles, no a extraterrestres”. Las enseñanzas de Jesús estaban causando división entre los judíos (v. 19) ya que ellos siempre creyeron que la salvación de parte de Dios era sólo para ellos. Jesús estaba reafirmando que El es el sería el Salvador de toda la humanidad.

Un enfoque novedoso

Michael S. Heiser
Michael S. Heiser

Una idea más recientes, como para permitir el ascenso de la idea de extraterrestres, surgió de una necesidad percibida de proteger el cristianismo en el caso de una verdadera visita de extraterrestres a la tierra.

Michael S. Heiser es un influyente ufólogo y autor cristiano, con un doctorado en hebreo bíblico y antiguas lenguas semíticas. Él afirma que el argumento presentado anteriormente puede no ser aplicable a los extranjeros creados por Dios, ya no son descendientes de Adán y no han heredado su naturaleza de pecado, por lo tanto, no son moralmente culpable ante Dios. Al igual que los conejos que merodean en el campo no necesitan la salvación, siendo de que también van a morir, pero no van ni al cielo ni al infierno.

En la superficie esto parece un argumento convincente; después de todo, los ángeles caídos son inteligentes, pero están más allá de la salvación (“Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham.” Hebreos 2:16). Los ángeles son inmortales y no parte de nuestra dimensión corporal. Los aliens de Heiser en naves espaciales suponen un nivel de inteligencia que no se encuentra en los conejos. Esto pone de manifiesto de forma aguda la injusticia de su sufrir los efectos de la maldición, incluyendo la muerte y, finalmente, la extinción cuando los cielos se enrollen como un pergamino (Apocalipsis 6:14). También parece extraño el hecho de no asignar ninguna responsabilidad moral por sus acciones a seres altamente inteligentes.

Heiser afirma también  que la posición de la humanidad en cuanto a ser hechos a imagen de Dios no sería desplazada por extraterrestres de inteligencia superior, ya que ‘imagen’ significa que sólo los seres humanos han sido colocados como representantes de Dios en la tierra.

Sin embargo, la Biblia dice que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26). El hombre fue creado totalmente inteligente de manera inmediata hace unos 6.000 años y poco tiempo después ya era capaz de trabajar en artesanías (Génesis 4:22). Desde ese momento, aun no hemos sido capaces de desarrollar tecnologías lo suficientemente avanzadas como para viajar a otros sistemas estelares. Si los extraterrestres eran capaces de desarrollar increíbles naves espaciales que viajen más rápido que la luz las cuales son necesarias para alcanzar nuestro planeta, se podría presumir que deben haber sido creados con inteligencia muy superior a la nuestra, lo que los haría aún más a la semejanza de Dios en ese sentido que nosotros. O bien, su creación es mucho más antigua que los 6.000 años desde la creación bíblica, la cual fue hecha en seis días; los aliens habrían sido creados antes que el hombre y gozarían de tiempo suficiente como para desarrollar sus tecnologías. Sin embargo, Dios creó la Tierra el día 1 y más tarde los cuerpos celestes en el día 4.

Bajo influencias externas a la Biblia

Aunque Heiser no promueve la evolución teísta, es simpático a la idea de un universo de mil millones de años de antigüedad, según lo propuesto por el creacionista progresivo Dr. Hugh Ross.  En teoría, esto podría otorgar el tiempo necesario para que cualquier extraterrestre que no haya sido divisado todavía desarrolle tecnologías casi de ciencia ficción, las cuales son necesarias para llegar hasta aquí. Sin embargo, este es un razonamiento circular.

nave espacial

Hay un gran problema para el Evangelio en cuanto a estos largos años. En primer lugar, es importante comprender que la idea científica moderna de edades largas (es decir, millones y millones de años) deriva de la creencia de que las capas de roca sedimentaria en la Tierra representan eones de tiempo. Esto a su vez deriva del dogma del supuesto de que no hubo actos especiales de creación o de una inundación global, por lo que las características de la tierra deben ser explicadas por procesos visto que estén sucediendo en la actualidad. Esta filosofía de uniformismo parece cumplir con creces la profecía del apóstol Pedro registra en 2 Pedro 3: 3-7 .

fosiles en roca
Fósiles incrustados en rocas, prueba irrefutable de que el mundo fue destruido por una gran catástrofe, un diluvio universal

El conflicto mantenido con el Evangelio es que estas mismas capas de rocas contienen fósiles, es decir, contienen un registro de cosas muertas que evidencian violencia, enfermedad y sufrimiento. Por lo tanto, teniendo una visión de millones de años, incluso sin haber evolución, ubica la muerte y el sufrimiento mucho antes de la caída de Adán. Esto socava el Evangelio y las razones por las que Cristo vino a la tierra, tales como revertir los efectos de la maldición del pecado. Romanos 5:12 dice claramente que el pecado y la muerte entraron en la creación como resultado de las acciones de Adán. No hubo muerte antes de la caída.

La clasificación del orden creado

Salmos 8:5 dice que el hombre fue hecho poco menor que los ángeles, y coronado de gloria y honor. Heiser ha dicho que la salvación se basa en la clasificación, no en la inteligencia. Si es así, ¿en qué parte de este orden jerárquico bíblico (sabiendo que La Biblia emite mencionarlos) se sentarían los extraterrestres? ¿Ocuparían una posición más alta que la del hombre, y menor que la de los ángeles, por ejemplo? Si estos avanzados extraterrestres fueran capaces de visitar la tierra, la humanidad sería ahora sujeta a su dominio. (Incluso si los extraterrestres fueran amables, serían potencialmente mucho más poderosos debido a su inteligencia y tecnología). Esto sería una violación directa a la estructura de autoridad reglamentada por Dios, quien ordenó a la humanidad a que ‘señoree’ la tierra, lo que también se conoce como el mandato de dominio (Génesis 1:28).

Para asombrarse y maravillarse

Salmo 19:1 nos dice la razón principal por la que el universo es tan grande: Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos”. Hay muchos pasajes similares en las Escrituras, ellos nos ayudan a entender quién es Dios y lo poderoso que El es.

Nos recuerda que cuanto más descubrimos acerca de este increíble universo, tanto más debemos temer, respetar, adorar y sorprendernos de Aquel que lo hizo todo. En pocas palabras en lugar de mirar hacia arriba y decirnos: ‘Me pregunto qué más hay por ahí fuera‘ e imaginarios a extraterrestres que nunca hemos visto, deberíamos considerar a Aquel que lo hizo todo de la nada.

Fuente: Creation Ministries, traducido por Fin del Siglo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s