Sodomía: el pegamento que mantiene unido al movimiento LGBT

La incansable y estrafalaria batalla mediática de décadas que proclama la triste soledad y victimización universal de los LGBT contrasta radicalmente con las estridentes manifestaciones de “celebraciones de orgullo” en todas partes.

La imposible disonancia existente entre estos dos nunca se cuestiona, a pesar de que ambos no pueden presentar una imagen real al mismo tiempo. Pero las mentiras ciertamente pueden coexistir cómodamente, especialmente cuando de forma magistral son tejidas por el archienemigo de la humanidad, el padre de la mentira.

Uno no necesita ser un cristiano para darse cuenta de que el movimiento LGBT trivializa la vida de los hombres, mujeres y adolescentes barridos por su fervor. Sólo se necesita ser un adulto razonable con ojos, oídos y una conciencia funcional.

Y uno también tiene que ser lo suficientemente valiente como para calificar a una mentira de “mentira” en una época en la que la narración de la verdad se ha vuelto extremadamente impopular, y en más y más jurisdicciones, una ofensa criminal. (Ver) 

El movimiento LGBT no se trata en realidad de derechos. No importa lo que dicen los activistas, se trata de drenar la auténtica experiencia humana de tantas vidas como sea posible. Se trata de arrastrar a las almas lejos del amor auténtico y de la sexualidad auténtica, salud mental y emocional auténtica, mientras que simultáneamente las intercambia por una experiencia de vida disminuida, sintética y trivializada.

La sodomía es el pegamento

Piénselo: ¿Por qué existe el mundo LGBT? ¿A qué idea se han unido millones de personas? Un viejo amigo lo aclaró hace un par de años cuando señaló: “La sodomía es el pegamento”.

La sodomía es el pegamento que mantiene unido al movimiento LGBT entero. Dicho de otra manera: La protección, propagación y normalización de la sodomía es la razón motora detrás de cada grupo LGBT alrededor del mundo.  

Si usted toma la sodomía y la pone fuera de la imagen – junto con todos los demás actos “sexuales” no-conyugales, acto que los hombres realizan con hombres y las mujeres realizan con mujeres – ¿por qué existirían las celebraciones de “orgullo”? Sin sodomía, ¿qué rebaño sería pastoreado por las iglesias de la Comunidad Metropolitana, Ministerio Nuevas Maneras y Dignidad? (estas tres citadas son iglesias ‘cristianas’ de la comunidad LGBT).

Sin sodomía, ¿habría una audiencia para el cura católico romano James Martin y para los libros de SJ.?

¿Cuál es el propósito y qué parte jugaría la Campaña de Derechos Humanos (HRC por sus siglas en inglés)? ¿Por qué seguirían GLAAD, PFLAG y cualquier otra organización de “sofbol gay” y “bolos gay” como también los clubes “aviación gay” y “gay bridge”? ¿Para qué alguien solicitaría ser miembro del “FBI Pride” y “Log Cabin Republicans”?

lgtb imagen 2
Puestos de los clubes: FBI Pride y Log Cabin Republicans en una marcha gay

Sin sodomía, ¿qué atraería a los tenores, los barítonos y los bajos a cantar en los “coros de los hombres gay?” (Descubrimiento completo: cante con GMCW durante la temporada 2003).

coro gay
Coro gay de Washington D.C.

Para estos grupos y muchos otros, el único interés que unen a sus miembros es la sodomía. La única razón de su existencia es la sodomía. Sin sodomía, su vínculo se disuelve.

En nuestro mundo occidental políticamente correcto, el término “sodomía” se ha convertido en algo prohibido, como si fuera un peyorativo. No lo es. Es una palabra prohibida porque es demasiado veraz, demasiado significativa, y describe con demasiada precisión el único acto sobre el que descansa todo el movimiento LGBT.

La sodomía no es sólo el pegamento – el mortero – que mantiene unida toda la casa LGBT, es el fundamento sobre el cual descansa el edificio.

En esencia, la sodomía es todo para el movimiento LGBT. Todo. Define el movimiento. No el amor, no el romance, no el compromiso, no la responsabilidad. Ciertamente no la procreación. Sodomía y ninguna de estas otras cosas es el progenitor, el padre, del movimiento. [Fuente]

“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.” Apocalipsis 12:9

Un comentario en “Sodomía: el pegamento que mantiene unido al movimiento LGBT”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s