[EE.UU.] El Congreso promueve lentamente una ley de identificación nacional biométrica

En Enero del 2018, el representante Bob Goodlatte [R-VA] presentó HR4760 – Securing America’s Future Act of 2018, un proyecto de ley que incluye desde educación y fuerza de trabajo hasta seguridad nacional y el ejército.

Además, escondido en este enorme proyecto de ley de 400 páginas, están los detalles de una nueva tarjeta de identificación nacional biométrica que pronto podría ser necesaria para todos.

No es sorprendente que casi no haya cobertura de los medios sobre esta legislación.

La HR 4760 establece un sistema de identificación nacional obligatorio que exige que todos los estadounidenses lleven una identificación aprobada por el gobierno que contenga “características biométricas”. Sin esta tarjeta, de acuerdo con la legislación, no podrá trabajar en el país.  (…)

Sin embargo, como lo señala Ron Paul, “este proyecto de ley les otorgaría a los beneficiarios de DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals) un estatus legal renovable de 3 años, mientras obligan al resto de la población a portar una tarjeta de identificación nacional biométrica”.

mijente-biometrics-

Naturalmente, este proyecto de ley cuenta con el respaldo incondicional de grupos anti-inmigración y ya ha ganado 70 copatrocinadores en solo unos pocos días. Al igual que con la mayoría de las leyes de promoción policial del estado, se está presionando el temor a la inmigración ilegal para obtener tal apoyo.

Sin embargo, como señala Ron Paul, el proyecto de ley no solo se enfocará en ilegales, sino que también utilizará su información más privada de cualquier ciudadano para rastrearlo.

“Bajo el esquema de identificación nacional, carda persona se vería obligada a llevar consigo su tarjeta de identificación nacional, vinculada a una enorme base de datos, repleta de identificadores biométricos como huellas dactilares y escaneos de retina”, señaló Paul. “Sin esta identificación, no podrás tener un empleo legalmente, ¡o abrir una cuenta bancaria o incluso abordar un avión!”

Paul dijo que hay muchas posibilidades de que este proyecto se convierta en ley, ya que el apoyo parece abrumador. Expuso tres factores clave que son perjudiciales para la libertad de todos los estadounidenses:

1- Permitir que los burócratas federales incluyan información de identificación biométrica en la tarjeta, incluyendo incluso huellas dactilares, escaneos de retina o escaneos de venas en el dorso de las manos, que podrían usarse fácilmente como un dispositivo de rastreo.

2- Será requerida para todos los trabajadores de EE.UU. independientemente del lugar de nacimiento, lo que hace que sea ilegal para cualquier persona tener un trabajo en los Estados Unidos que no obtenga una tarjeta de identificación.

3- Se exigirá que todos los empleadores compren un “escáner ID” para verificar las tarjetas de identificación con el gobierno federal.

Cada vez que un ciudadano solicite un empleo, el gobierno lo sabrá, y puede apostar que es solo cuestión de tiempo hasta que se requieran “escaneos de identidad” para realizar incluso compras rutinarias.

Los fanáticos del control en el gobierno de EE.UU. han estado intentando durante años aprobar una ley de tarjeta de identificación nacional y se ha resistido con éxito todo el tiempo. Esta vez, sin embargo, parece que los republicanos, que solían oponerse abiertamente a tales medidas, ahora están totalmente a bordo debido al lenguaje antiinmigración del proyecto de ley.

Este esquema fue una parte clave de los infames proyectos de ley -fracasados- ​​de la “Reforma Integral de Inmigración” que AMBOS partidos intentaron implementar durante la administración Obama.

Ahora, usando el impulso detrás de la dura charla de Trump sobre inmigración y seguridad fronteriza, me temo que los estadistas creen que la mejor forma de promulgar finalmente su plan de identificación nacional es promoviendo su proyecto de ley en Capitol Hill como una “solución DACA” mientras lo venden a la base del Partido Republicano como una medida de “seguridad” fronteriza.

Por supuesto, eso no es más que una palabra de moda destinada a engañar a los estadounidenses de todo el país para que piensen que el Congreso va a sellar la frontera sur.

En realidad, significa algo muy diferente.

Los miembros de “seguridad” de AMBAS partes en la Casa de EE.UU. no están dirigiendose a ninguna frontera de los EE.UU.

En cambio, están creando un estado policial total dentro del pais.
La verdad es que este es exactamente el tipo de batalla que a menudo decide si un país permanece libre o si continúa deslizándose hacia la tiranía.

Originalmente publicado en Free Through Project.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s