Crece la aceptación para implantes de microchips

El uso de implantes de microchip ha sido un punto focal para muchas películas de ciencia ficción y libros en las últimas décadas. Mientras que solía ser parte de la ciencia ficción y Hollywood, la tecnología se ha convertido en una realidad para los humanos.

mano-chip-RFID-1
Momento del implante del chip del tamaño de un grano de arroz

Una empresa con sede en Wisconsin, Three Square Market, ha implantado 50 empleados voluntarios con un microchip pequeño en la mano de cada empleado. El microchip es aproximadamente del tamaño de un grano de arroz.

El implante le daría a un empleado la capacidad de trabajar más eficientemente desbloqueando puertas, ingresando en computadoras y haciendo otras tareas básicas con solo un gesto de la mano.

Three Square Market es una empresa de software de máquinas expendedoras que espera que esta tecnología despegue y se convierta en la corriente principal. La compañía cree que pronto podría proporcionar una serie de beneficios para el consumidor, incluida la capacidad de utilizar el chip como forma de identificación, una forma de realizar compras de manera segura y una forma sencilla de acceder al transporte público.

En Suecia, las personas están abandonando el uso del papel moneda para un número creciente de transacciones diarias. 

De hecho, la cantidad de dinero en efectivo en circulación ha disminuido en un 40 por ciento en los últimos 7 años. Suecia está comenzando a buscar eliminar el dinero físico en favor de una moneda completamente digital que puede incluir un microchip debajo de la piel.

Los viajeros en Suecia son un ejemplo de dejar de usar efectivo simplemente por conveniencia, ya que varios cientos ya han sido implantados para poder usar el sistema de tránsito SJ Rail.

El conductor del tren puede simplemente leer el chip con un teléfono inteligente para confirmar que el pasajero pagó su viaje. Otros 3.000 han sido implantados para que puedan tener acceso fácil a áreas seguras de edificios. Mira el video a continuación:

Aunque existen ventajas en la tecnología de microchip, los oponentes han señalado una amplia gama de riesgos y preocupaciones que vienen con ella.

Infracción de la privacidad

Una de las principales preocupaciones sobre implantar microchips es que infringe la privacidad personal. Incluso si una persona debe ofrecerse como voluntaria para el implante, existe una buena posibilidad de que no estén considerando por completo el nivel de privacidad al que están renunciando.

Además, como en el caso de la compañía en Wisconsin, podría haber un cierto nivel de presión entre pares u otra que pueda forzar a alguien a “ofrecerse como voluntario” para el implante.

Rastreo

Además de renunciar a un cierto nivel de privacidad personal, aquellos a los que se les ha implantado un microchip también corren el riesgo de ser rastreados.

En los últimos años, se ha vuelto cada vez más claro qué parte de nuestra información está siendo rastreada por las principales compañías de Internet y redes sociales.

Con microchips, dependiendo del diseño del chip y cómo está programado, una empresa podría rastrear incluso más de su vida diaria, incluida su ubicación, cuánto tiempo pasa durmiendo y en qué gasta su dinero. También queda por ver cómo esta acumulación de datos podría usarse en su contra en el futuro.

Ya ha habido propuestas para utilizar el seguimiento de implantes de microchip con delincuentes y procedimientos de inmigración, y aunque estas propuestas anteriores podrían haber fallado, es solo cuestión de tiempo antes de que vuelvan a aparecer.

Vulnerabilidad a ser hackedo

Otra preocupación que mucha gente tiene es que siempre habrá un riesgo de piratear los microchips y las bases de datos. Aunque se considera que los implantes de microchip son muy seguros y difíciles de penetrar, los piratas informáticos siempre parecen estar un paso adelante de las medidas de seguridad.

Si alguien puede piratear su cuenta de microchip con éxito, es posible que pueda replicar su chip. En estas situaciones, sería increíblemente fácil para un hacker robar fácilmente su identidad y realizar compras importantes a su nombre.

Gran Hermano

La cuarta preocupación sobre la tecnología de microchip es que es solo el primer paso hacia una sociedad de “Gran Hermano” que se describe en el libro “1984”. En la novela, todas las personas en una sociedad ficticia son copiadas y rastreadas de forma continua, ya que existe una pérdida total de libertad.

Ver: [INDIA] ‘GRAN HERMANO’ REQUIERE ESCANEOS DE HUELLAS DACTILARES PARA ALIMENTOS, TELÉFONOS Y FINANZAS
1984
Tapa del libro 1984 de Orwell

Aunque el uso actual de los microchips puede parecer extremadamente limitado en comparación con los usos descritos en la novela, claramente podría ser un primer paso en esa dirección aterradora.

Es fácil ver algunos beneficios positivos al hecho de ser implantados. Hace mucho tiempo que los animales se implantan para controlar el inventario y la enfermedad, por no mencionar la recuperación de mascotas perdidas o robadas. Las personas con una capacidad mental comprometida, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer, que deambulan y se pierden podrían beneficiarse enormemente de tener un chip.

Un informe de NBC News del año pasado afirmó que el microchip de los niños ocurrirá “más temprano que tarde” debido a las preocupaciones de seguridad de los padres y que los estadounidenses finalmente aceptarán el proceso como algo tan normal como el código de barras.

“No se trata de si sucederá, sino cuándo”, dijo el experto en electrónica Stuart Lipoff a la red.

Precondicionamiento para la “Marca” de Apocalipsis

El Libro de Apocalipsis advierte que durante la Tribulación se requerirá que cada persona acepte una marca que significará la adoración de un líder mundial y será necesaria para el comercio: Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis. Apocalipsis 13: 16-18.

La mayoría de los cristianos reconocen que los implantes de chips actuales no son la “marca de la bestia” real, sin embargo, existe la preocupación de que la aceptación de dicha tecnología condicione a las personas cuando llegue el real.

Lo que a menudo comienza como voluntario puede convertirse en algo igualmente obligatorio y mientras que la tecnología misma puede ser neutral, en manos de la persona equivocada podría ser extremadamente peligroso. Imagine la tecnología de hoy en las manos de Hitler.

Los cristianos han debatido durante mucho tiempo el significado de la “marca de la bestia”. Nuestra generación, sin embargo, parece ser la primera en tener la tecnología para cumplir esta profecía.

Pronto, puede que tengas que responder a la pregunta: “¿Tendré que ser chipeado?”. [Fuente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s