[Australia] Hombre es multado por viajar con un chip implantado en su mano

En Australia un hombre de 32 años llamado Meow-Meow (!), un bio-hacker autoidentificado -un cyborg, es una persona que implanta o tiene componentes de maquinaria en su persona- se ha implantado el chip de la tarjeta OPAL, la cual se utiliza para el pago del boleto en el transporte público.

opal-child-tap

Este tipo de prácticas está siendo cada vez más común, preparando a la sociedad para cuando todo tipo de pagos y accesos a edificios y transporte público sea mediante tecnología RFID, con un microchip implantado en la mano, cumpliendo así lo predicho en Apocalipsis 13.

Ejemplos:
ABORDANDO UN AVIÓN CON UN CHIP NFC EN LA MANO

SUECIA] COMPAÑÍA DE TRENES CAMBIA BOLETOS DE PAPEL POR MICROCHIPS IMPLANTADOS

LONDRES] ESTUDIANTE PAGA LOS BOLETOS DEL TRASPORTE PUBLICO CON LA UÑA
acusado chip mano
Meow Meow luego de salir de la Corte

Simplemente podía tocar y golpear para entrar y salir de una estación de tren al colocar su mano en un lector de tarjetas, como lo haría alguien con una tarjeta Opal normal.

Pero en agosto de 2017, cuando hizo tapping con $14.07 en la tarjeta, los agentes de tránsito lo detuvieron y le dieron una multa.

Se declaró culpable de dos cargos de viajar sin un boleto válido y de no presentar un boleto para su inspección, pero argumentó ante el tribunal que no debería pagar la multa, y que no debe registrarse ninguna condena.

“No estaba jugando con el sistema de ninguna manera que signifique nada”, dijo. “Pagué mi pasaje. ¿Qué es lo que realmente convierte un boleto en un boleto? ¿Es la carcasa de plástico? ¿Es el chip? Si realmente profundizas en la legislación, es la modificación de la tarjeta el problema, no si era un boleto válido”.

El fiscal de Sydney Trains, Andrew Wozniak, dijo que la ley era “muy simple” y que tener un boleto válido significaba tener una tarjeta Opal no dañada y no dañada emitida por el gobierno estatal.

TRANSPORT SYDNEY TRAINS STOCK

“Lo que sea que estaba en la mano del acusado, ciertamente no era una tarjeta”, dijo.

Los términos de uso de la tarjeta Opal establecen que no debe “mal usar, desfigurar, alterar, alterar o dañar o destruir deliberadamente la tarjeta Opal”. También afirman que todas las tarjetas Opal son propiedad de Transport NSW.

“Veremos cómo funciona. Veremos si es una batalla que vale la pena pelear, o si la ley se pondrá al día con la tecnología“. [Fuente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s