Quienes practican abortos se encuentran bajo influencia o posesión demoníaca

¿Hay algún tipo de explicación o de justificación para quienes destrocen los cuerpitos de los bebés dentro del vientre de sus madres? ¿Puede acaso una persona en su sano juicio practicar tales aberraciones? Cortar en pedazos y sacar a un bebé por partes. Sin dudas que muchos de estos “profesionales” deben hasta encontrarlo placentero. ¿Y por qué no?.

Irma Grese era conocida como bestia rubia de Birkenau. Una médica presa en Auschwitz la describió así: “fue una de las mujeres más hermosas que he visto en mi vida. Su cuerpo era perfecto en cada línea, su rostro era claro y angelical, y sus ojos azules … los ojos más inocentes que uno pueda imaginar. Y sin embargo, Irma Grese fue la pervertida más depravada, cruel y perversa que jamás haya encontrado”.  Irma fue la mujer más sádica en la Alemania nazi.

la-bestia-de-Birkenau
La bestia de Birkenau (izquierda) llegó incluso a superar a los hombres nazis en sus sádicas y aberrantes prácticas

La bestia rubia de Birkenau tenía dos perros grandes que fueron entrenados para matar y los mantenía hambrientos a propósito al punto de hacerlos rabiosos y así despedazar a sus víctimas. Golpeaba a las mujeres por ser más elegantes que ella y asistía a las cirugías en los campos de concentración, donde se realizaban procedimientos aberrantes a sus víctimas, las cuales sufrían de las infecciones causadas por los azotes que ella les propinaba. Irma disfrutaba de los gritos de quienes se veían obligadas a soportar las cirugías sin anestesia. Los testigos afirmaron que si las mujeres no gritaban lo suficiente, las pateaba con sus botas. Se ha dicho que incluso esto le otorgaba placer erótico, cuanto más sufrían sus víctimas, mejor.

Ejemplos de este estilo abundan, por lo cual definitivamente muchos de los sicarios de batas blancas deben encontrar placer en las aberrantes prácticas que llevan a cabo.

Los médicos que practican abortos, junto con sus ayudantes, definitivamente se encuentran bajo influencia demoníaca, no hay forma de llevar a cabo semejante crueldad sin estar bajo la influencia de demonios. Muchos incluso están poseídos por demonios, el estar poseídos por un demonio (o varios) no es lo mismo que estar bajo la influencia de demonios. Leer Lc. 11.24-26.

Quienes no tienen al Espíritu Santo morando en ellos están vulnerables a ataques demoníacos, sólo los verdaderos nacidos de nuevo y quienes acepten a Jesucristo como el Hijo de Dios y confiesen con su boca que El es Señor, se arrepientan de sus pecados y le entreguen su vida pueden estar a salvo de ser poseídos por demonios (Jn. 10:28). El cristiano puede estar bajo ataques de demonios, recordemos que estamos viviendo una guerra espiritual (Ef. 6:12-14), pero no puede ser influenciado o poseído.

El siguiente video fue filmado fuera de una clínica abortista en los Estados Unidos, se ve claramente como uno de estos sicarios de bata blanca sale al encuentro de un cristiano que estaba a la puerta del abortorio, defendiendo a los niños por nacer y advirtiendo a las mujeres.

El médico en cuestión esta claramente, sin lugar a dudas, poseído por un demonio (o varios). El video está en inglés pero nos tomamos el tiempo de transcribirlo debajo:

-Señor se tiene que arrepentir. Se tiene que arrepentir señor, por asesinar bebés
-¿Por qué?
-Porque es un pecado ante Dios (al decir la palabra ‘pecado’ el doctor lanza un sonido de demonio)
-Wow (el muchacho que repartía folletos se sorprende, mientras el doctor lo sigue increpando y lanzando sonidos guturales)
-Es muy malvado lo que hace …. espero, y oro por que…
-(más sonidos guturales)
-¿Eso es lo que usted le hace a los bebés? (claramente el muchacho se dió cuenta de con quien está tratando)
-Me encanta
-¿Le encanta, no?
-Sí
-Venga a Cristo, señor
-Oh no, yo no voy a Cristo
-Espero que venga a Cristo
-No, yo no voy a Cristo, yo no escucho a Cristo
-Usted tiene un corazón negro, señor
-Lo tengo, lo tengo
-Tiene un corazón entenebrecido y usted va a estar delante de Dios en el día del juicio
-Sí, lo haré. Cada día
-Todos esos pequeños bebés…
-Me encanta, me encanta
-Usted está rompiendo bebés en pedazos
-Sí, lo hago, lo hago

-La sangre de los bebés grita desde el suelo. Usted es un asesino, señor. Es un asesino.

El doctor en este video murió un año después de haberse filmado esto. Nadie se escapa del juicio del Creador.

“Maldito el que recibiere soborno para quitar la vida al inocente. Y dirá todo el pueblo: Amén.” Dt. 27:25.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s