La ONU aprueba pacto migratorio mundial

El Pacto Mundial para la Migración de Naciones Unidas fue aprobado formalmente este lunes en la ciudad de Marrakech, Marruecos, durante una conferencia intergubernamental que reunió a casi 160 países.

La aprobación fue por aclamación durante la sesión plenaria presidida por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y Naser Burita, el ministro de Exteriores de Marruecos, país anfitrión de la conferencia.

El pacto, destinado a reforzar la cooperación internacional para una “migración segura, ordenada y regular”, deberá ser sometido todavía a una última votación de ratificación el próximo 19 de diciembre en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Ver: EE.UU. AYUDARÁ A CRISTIANOS PERSEGUIDOS DE FORMA DIRECTA, SIN USAR A LAS NACIONES UNIDAS

Este pacto, que no es de acatamiento obligatorio por parte de los estados, ha sido muy cuestionado y unos 15 países anunciaron su retirada o la congelación de su decisión sobre el mismo.

Posición de la Alianza Evangélica Latina

Ante la inminencia del pacto migratorio de la ONU, la Alianza Evangélica Latina (AEL) emitió un comunicado en el que presenta la posición de 22 alianzas evangélicas nacionales ante el tema.

La agrupación evangélica recuerda que “las Sagradas Escrituras, como fuente de toda razón, sabiduría y justicia, nos enseña como principio de vida que debemos atender al extranjero, al pobre, al huérfano y al desamparado”.

Asegura la AEL que la protección de los derechos humanos de los migrantes es asunto de suma importancia. “Su inclusión e integración de quienes, por razones de persecución religiosa, ideológica, conflictos bélicos, pobreza, o en la búsqueda de un mejor porvenir, deben dejar sus hogares para la preservación de sus vidas y/o asegurarse las condiciones básicas de alimentación, vivienda, libertad y dignidad humana que redundan en la recuperación de la paz”.

Ver: EL NUEVO JEFE DE LAS NACIONES UNIDAS PRESENTA UN PLAN PARA PROMOVER LA MIGRACIÓN MASIVA GLOBAL

Sin embargo, la organización cristiana advierte que toda iniciativa como la impulsada por la ONU, “no deben vulnerar los principios constitucionales de cada país, la libertad de culto y de conciencia de la ciudadanía, sino que el mismo debe estar centrado en la protección de los derechos e integridad física de refugiados e inmigrantes”.

La Alianza Evangélica Latina exhorta a los países a no comprometer valores y principios como el derecho a la vida: “animamos a los países a hacer las reservas pertinentes en lo que respecta a aquellos valores y principios que no coincidan con la constitución nacional de cada nación , como por ejemplo el respecto al derecho supremo de la vida, el orden natural y el modelo de familia según las convicciones cristianas que profesan la mayoría del pueblo latino”.

Evangélicos paraguayos se oponen

La Asociación de Iglesias Evangélicas del Paraguay emitió también un comunicado para manifestar su posición contraria a que el país se adhiera al Pacto Mundial de Migraciones, alegando que este incluye servicios como el aborto y fomenta la llamada “ideología de género”.

La organización califica de “inviable” el documento por contener un “Paquete de Servicios Iniciales Mínimos” que contempla asistencia en “salud sexual y reproductiva que incluye el aborto y la perspectiva/ideología de género”.

La organización evangélica paraguaya asegura que como pueblo cristiano se basan en la solidaridad, atendiendo a que el mismo Jesucristo fue inmigrante. “Este mismo ejemplo ha seguido el Paraguay acogiendo a miles de inmigrantes que han encontrado refugio y oportunidades en esta tierra y han contribuido a engrandecerla”, señalan.

Ferede celebra el pacto

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ferede) valoró “muy positivamente” el acuerdo anunciado por la ONU. En un comunicado emitido este lunes, la entidad asegura creer “que los objetivos de este pacto son esencialmente asumibles y atacar este grave problema de forma integral y coordinada”. “Desde esa convicción, animamos al gobierno de España a suscribirlo y a diseñar, en el marco de nuestra legislación, de los derechos humanos y la defensa y la dignidad de la vida humana, una estrategia política para su mejor cumplimiento, aun cuando el pacto no sea vinculante”, puede leerse en el documento.

“Como cristianos evangélicos creemos que la ayuda al extranjero, salvar sus vidas y ofrecer protección a quienes huyen de mortíferas guerras, persecuciones, hambrunas y catástrofes naturales, es una obligación humana y cristiana ineludible, que debe estar por encima de cualquier otra consideración e interés”, agrega la Ferede. [Fuente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s