Garganta parece de “miles de años de antigüedad” pero ha estado allí sólo unos meses

Dos minutos después de la medianoche del 14 de noviembre de 2016, la parte superior de la isla sur de Nueva Zelanda experimentó un terremoto de magnitud 7,8, el segundo más fuerte en Nueva Zelanda desde que llegaron los europeos.

Hubo una serie de fallas que se rompieron, moviendo el extremo noreste de la Isla Sur más cerca de la Isla Norte unos 2m; una falla se movió 10m hacia un lado lado. El evento lleva el nombre de terremoto de Kaikoura, nombre de la ciudad de 2.080 habitantes que se encuentra cerca de una de las fallas.

Rafting-gorgeEl terremoto causó un estimado de 80.000 a 100.000 derrumbes. Una serie de grandes resbalones bloquearon ríos en la región. En los meses posteriores, estos resbalones han sido erosionados por los ríos que fluyen a través de ellos.

Estas formas terrestres de nueva creación han asombrado a aquellos que creen que tales cosas toman eones (tiempo indeterminado) para formarse. Un observador escribió:

“En el espacio de cuatro meses, una garganta que parece haber estado allí durante miles de años ha sido arrancada de la caliza blanda del río Clarence. Los ríos siempre están cambiando, pero la velocidad de la transformación provocada por el terremoto de magnitud 7,8 en noviembre pasado ha sorprendido a los que trabajan en el agua ”.

Un operador de una compañía de rafting se cita en el mismo artículo que dice:

“Vea este desfiladero, parece que pudo haber estado aquí durante miles de años … Pero fue creado en cuatro meses: el terremoto sacó toda la piedra caliza del suelo y el río la atravesó como si fuera una sierra.”

Por supuesto, la edad no tiene apariencia. Los rasgos de la tierra ni ‘parecen viejos’ ni ‘parecen jóvenes’ en sí mismos; dichos conceptos se imponen a la evidencia que vemos dependiendo de los ‘filtros’ de supuestos a través de los cuales los interpretamos.

Para aquellos que, debido al condicionamiento de nuestra cultura, creen que millones de años están involucrados en cambios tan importantes en la forma del terreno, la velocidad de este cambio parece extraordinaria. Para aquellos, sin embargo, quienes entienden que los cambios en la forma del terreno pueden ocurrir repentinamente y rápidamente, como los investigadores geológicos del diluvio han destacado una y otra vez, esto no es una sorpresa. El diluvio global, como se describe en Génesis, habría estado acompañado por fuerzas y trastornos hidráulicos y tectónicos casi inimaginables.

Alguien que venga a esta formación geológica sin darse cuenta de lo que había sucedido, y con los supuestos erróneos, obtendría una impresión errónea de su edad.

Fuente: Creation.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s