¡Las serpientes comen polvo!

En Génesis 3:14 leemos: “Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.” ‘Dado que las serpientes realmente no parecen comer polvo, esto se ha tomado como un ejemplo de metáfora obvia (que parece razonable) o un ejemplo de la propensión de la Biblia al error, dependiendo del sesgo de uno.

En Miqueas 7:17 leemos: (Las naciones) lamerán el polvo como la culebra; como las serpientes de la tierra.

Una vez más, tenemos la situación en la que, a medida que sale más información, se ha demostrado que la Biblia no solo es precisa, sino que también es precisa en los detalles más pequeños. Las serpientes comen y lamen el polvo deliberadamente y a propósito.

Hay un órgano en el techo de la boca de una serpiente llamado ‘órgano de Jacobson’. Esto ayuda a la serpiente a oler, además de su nariz. Su lengua bífida y punzante toma muestras de pedazos de polvo al recogerlos en las puntas del tenedor, que luego presenta a su par correspondiente de órganos sensoriales dentro de su boca. Una vez que los ha “olido” de esta manera, la lengua debe limpiarse para que el proceso pueda repetirse de inmediato.

Por lo tanto serpientes realmente lamen el polvo y se lo comen. [Fuente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s