El dióxido de carbono seguirá aumentando, y la histeria climática no lo detendrá

La agenda verde y el cambio climático va en alza, se transmite un pánico colectivo frente a los desastres naturales y sí, sin dudas que es el momento adecuado para sacar ventaja política de esto. Grandes empresas y partidos políticos inescrupulosos, sumado a padres ignorantes que dejan que sus hijos no asistan a la escuela para participar en alguna “marcha por el clima” y se sumen a esta histeria colectiva, hacen que organismos como las Naciones Unidas avancen con su aplanadora verde. Esto llegará al punto de quien no se sume a esta histeria colectiva sea tratado de “desestabilizador” y necesite ser “reeducado” o castigado.

“El que tiene oídos para oír, oiga.”

Dijo Dios: “Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche” Gen. 8:22.

American Thinker publicó: (…) La conversación sobre la acción del cambio climático se ha politizado mucho y se ha alejado mucho de la realidad. Hay líderes políticos, medios de comunicación y defensores del clima que retratan un mundo en una situación desesperada y llaman al cambio climático una emergencia. Esto equivale a generar miedo y ha llevado al surgimiento de grupos como Extinction Rebellion y adolescentes que demandan a los gobiernos por “ansiedad climática” e inacción. Existen recetas para el control de la población, personas que no tienen hijos y otras que se dirigen a grupos o empresas y las acusan de ecocidio. Las filosofías que impulsan estos puntos de vista son altamente deterministas y generalmente antihumanistas. El aumento continuo de este pensamiento equivocado es impulsado por el miedo, no por la ciencia, y tiene el potencial de volverse peligroso a medida que se generaliza.

Un ejemplo extremo es el grupo Extinction Rebellion que pide una descarbonización rápida a cero neto para 2025. Este enfoque empobrecería y dejaría de lado a miles de millones de personas en todo el mundo. El grupo no menciona los levantamientos, los disturbios, el hambre, el desplazamiento y el inevitable conflicto global que surgiría de una aplicación tan draconiana de la pobreza energética. Es una locura absoluta que normalmente no se lo pensaría dos veces. Sin embargo, en el debate público de hoy, tenemos partidos políticos convencionales que apoyan a dichos grupos y muchos más activistas que se alinean detrás.

La descarbonización rápida a nivel mundial sin alternativas económicamente viables es absurda y fundamentalmente inmoral. La asequibilidad y la seguridad energética son fundamentales para las economías avanzadas y necesarias para la industrialización. Sin un milagro, los intentos de descarbonizar rápidamente reducirán inevitablemente la asequibilidad y aumentarán la pobreza energética. (…)

Para comprender la escala de transición requerida para alcanzar el cero neto en 2050, Roger Pielke, Jr. (uno de los contribuyentes más citados de UN-IPCC) calculó que requeriría una nueva central nuclear todos los días desde ahora hasta 2050, con las reducciones correspondientes en fuentes de energía que emiten CO2. Escribió esto hace un par de meses, por lo que ya estamos detrás de unas 60 centrales nucleares totalmente funcionales. ¿Cuánto más cerca estaremos en seis meses? (…)

En general, la experiencia de la humanidad en los últimos 100 años ha sido avance y progreso

Ha habido un cambio completo en la pobreza mundial durante el siglo pasado. La clase media de hoy disfruta de lujos inimaginables hace 100 años. Casi mil millones de personas han salido de la pobreza extrema en los últimos 20 años. Por primera vez en la historia humana, más de la mitad de la población mundial es ahora de clase media.

Las sociedades prósperas están mejor equipadas para hacer frente a situaciones extremas y desafiantes, incluidos los fenómenos meteorológicos. Un reciente estudio global publicado en Global Environmental Change resalta esto: “Cuanto más se desarrolle un país, mayores serán las inversiones en medidas de protección contra los riesgos naturales, los sistemas de alerta temprana y las estrategias de gestión del riesgo de desastres”.

Ha habido una reducción constante en las pérdidas catastróficas de los eventos climáticos en los últimos 30 años. Otra estadística notable es que en los últimos 100 años, las muertes relacionadas con el clima han disminuido en un 95%, mientras que la población mundial se cuadruplicó. No es coincidencia que tales avances se hayan hecho a medida que más del mundo se industrializa y desarrolla capacidad económica.

Estos desarrollos notables respaldan la hipótesis de la curva ambiental de Kuznets (EKC). La hipótesis es la “idea de que a medida que se desarrolla una economía, las fuerzas del mercado comienzan a aumentar y la desigualdad económica disminuye. Más específicamente que a medida que la economía crece, inicialmente el medio ambiente sufre pero finalmente mejora la relación entre el medio ambiente y la sociedad”. La evidencia parece que en una escala macro, el progreso anterior respalda esto.

Actualmente hay más de 7,5 mil millones de personas, y podemos esperar que la población alcance los 12-15 mil millones en las próximas generaciones. El miedo, la teatralización climática y la fijación de objetivos no son una respuesta para prepararse para un futuro exitoso. Lo que se necesita son conversaciones racionales sobre adaptación, eficiencia, asequibilidad y promoción de iniciativas impulsadas por la prosperidad. (…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s