[China] Guerra contra el efectivo – Dinero Fiat 2.0

El término “fiat” procede del latín y su significado es “que así sea” o bien “hágase”. Ese nombre viene explicado por su existencia, por decreto, no cuenta con el respaldo de ningún tipo de metal, ni el oro ni la plata, por lo que su valor es fiduciario.

El impulso de la digitalización en todos los aspectos del estado, la sociedad y la economía de China no es nada nuevo y ciertamente fue anterior a la aparición de COVID-19. El infame “sistema de calificación social” del país fue noticia hace años, y el afán del gobierno por utilizar la tecnología, Internet y todo tipo de sistemas digitales para rastrear el comportamiento y las afiliaciones de sus ciudadanos ha atraído durante mucho tiempo las críticas internacionales y la condena generalizada de las organizaciones de derechos humanos, defensores de la privacidad y partidarios de la libertad de expresión. Ahora, sin embargo, se le ha dado al estado una razón para acelerar sus esfuerzos en la adopción masiva de pagos digitales y el abandono de efectivo.

En gran medida, esta tarea de digitalización de pagos fue mucho más fácil en China, ya que los pagos digitales ya estaban muy extendidos. Más del 80 por ciento de los consumidores ya usaban pagos móviles en 2019 según la consultora de gestión Bain, un fuerte contraste con los EE.UU. que tenía tasas de adopción de menos del 10 por ciento. Entonces, como la población ya había aceptado una nueva forma de pago, la nueva iniciativa buscaba dominar también los medios de pago. Por lo tanto, se introdujo un nuevo “yuan digital“. Esta nueva moneda fiduciaria, que ha estado en desarrollo durante más de cinco años, se lanzó en abril en cuatro ciudades chinas, con un plan de adopción nacional pronto para que eventualmente reemplace la moneda de curso legal física.

Este denominado Pago Electrónico de Moneda Digital (DCEP) se pondrá en circulación a través de los cuatro grandes bancos estatales de China, y los ciudadanos podrán recibirlo y usarlo descargando una aplicación de billetera electrónica autorizada por el Banco Popular de China (PBOC), que se vinculará a su cuenta bancaria. En la superficie, parece funcionar igual que la moneda anterior. Es emitido y respaldado por el PBOC; se valora igual que los billetes físicos; y, gracias a las alianzas con Alipay y WeChat Pay, que controlan el 80 por ciento del mercado de pagos del país, se utilizará para pagar cualquier cosa y ser pagado por cualquier persona. De hecho, algunos salarios de funcionarios públicos y subsidios estatales ya se están pagando en este nuevo yuan digital, llegando a las billeteras digitales de sus destinatarios.

Según los medios estatales de China, People’s Daily, la nueva moneda está destinada a simplificar las transacciones y el comercio interno, pero también facilitará y facilitará las transacciones transfronterizas. La implicación allí es clara: es otro intento más de desafiar el dominio global del dólar estadounidense después de que la Iniciativa de la Franja y la Ruta (Belt and Road Initiative) no haya podido mover realmente la aguja como esperaba el estado chino. La estrategia de gastar grandes cantidades de dinero chino en el extranjero proporcionó cierta influencia sobre los países en desarrollo, pero no llegó a “destronar” al dólar e internacionalizar el renminbi. Quizás a esta iniciativa le irá mejor, especialmente porque China ahora tiene la ventaja de “primer jugador”.


Entrar en este campo de “fiat digital” primero es muy importante, y el momento del lanzamiento de la moneda digital no fue una coincidencia. El desarrollo y el plan de implementación se aceleraron significativamente después del anuncio de Facebook de la libra, ya que el estado chino no permitiría que el gigante tecnológico privado los golpeara fuertemente. De hecho, el yuan digital se asemeja a la libra de muchas maneras. Lo que es más importante, ninguno de ellos es una criptomoneda, que está descentralizada por diseño y permite transacciones entre pares sin la necesidad de un intermediario o un tercero. En este caso, el emisor es el tercero, y todas las transacciones pasan por un sistema muy centralizado que controla y tiene acceso a todos los datos.

En otra no coincidencia, hace solo unos años, el gobierno de China prohibió las ofertas iniciales de monedas (ICO) y colocaba una gran carga sobre las criptomonedas y los inversores en criptomonedas, lo que dificultaba mucho su operación en el país, desmantelando la amenaza de competencia potencial del sector privado y despejando el camino para su propia moneda digital. [Fuente]

Un comentario en “[China] Guerra contra el efectivo – Dinero Fiat 2.0”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s