Conoce la fe de Amina, sobreviviente de ataques del Boko Haram

Fuente: https://www.puertasabiertasal.org
“Un cristiano no debe tener miedo”. Dice Amina.

En la región norte de Nigeria se encuentra la extensa ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno. Con una población de un millón de personas, esta ciudad centenaria es la mayor de la zona. Maiduguri siempre se autodenominó la “ciudad de la paz”.

Sin embargo, en el 2002, surgió el Boko Haram. Un líder islámico radical fundó el grupo, y desde entonces la ciudad y sus alrededores se han convertido en la región más atacada por el grupo armado. Por causa de ello, el miedo está presente en cada esquina y ha ahuyentado a la paz de esta ciudad. Maiduguri es, actualmente, conocida como “la cuna de Boko Haram”. 

Amina* es una sobreviviente de un ataque provocado por el Boko Haram. Ella y sus hijos cargan, literalmente, las marcas de la persecución contra los cristianos en Nigeria.

A lo largo de los años, la profunda fe de Amina ha sido puesta a prueba, una y otra vez. Aquí te contarás un poco sobre esta valiente seguidora de Jesús. 

Amina junto a sus 5 hijos.

El mañana no nos pertenece 

Esta foto fue tomada hace mucho tiempo, cuando el miedo no formaba parte de la vida de Amina. Ella vivía con su esposo, Daniel, y sus cinco hijos, cuatro hombres y una mujer. Todos eran miembros activos de una iglesia en Maidaguri, apoyando y ayudando a los demás en lo que podían. Cuando la insurgencia del Boko Haram surgió en Nigeria, los cristianos nunca imaginaron la crueldad y violencia de sus acciones. 

Daniel y Amina nunca pensaron que el grupo llegaría hasta ellos. Sin embargo, todo cambió el 2 de octubre del 2012. La familia estaba dentro de casa, viendo televisión, tratando de escapar del sofocante calor de 36ºC grados que a menudo se extiende hasta la noche. De repente, oyeron golpes en la puerta que daba para el patio. 

Los niños intentaron avisarle a sus padres y a los demás, pero lo único que pudieron hacer fue ver cómo los extremistas del Boko Haram entraban por la fuerza a su casa. Cuando finalmente entraron, el caos se instaló. Los hombres armados comenzaron a gritar y a darle órdenes a la familia

Le ordenaron a mis hijos que se acostaran en el suelo y vi cómo golpeaban a mi esposo”, recuerda Amina. “Los radicales ataron las manos de mi esposo a su espalda y le preguntaron: ¿Dónde están las llaves de tu automóvil? ¿Dónde están tus documentos? ¿Dónde está tu dinero? ...

Entonces un extremista le dijo: “Hoy es tu día; el mañana no te pertenece”.

Amina se dio cuenta con horror de lo que los hombres estaban planeando. “Cuando entendí, empecé a orar: Dios, no quiero ser viuda, ayúdame, Señor“.

¡Niega a Cristo o morirás!

La cristiana vio cómo los atacantes se llevaban a sus hijos y a su marido. “Empezaron a pedirles que renunciaran a Cristo. Los extremistas gritaban: Niega a Cristo o morirás. Sin embargo tanto mi esposo como mis hijos, permanecieron firmes y se recusaron a negar a Jesús”, cuenta. “Los atacantes dijeron: Si no renuncian a Cristo, los mataremos hoy mismo“.

Recuerdo de la cristiana Amina junto a su esposo Daniel.

El marido de Amina murió con una oración en los labios. Los atacantes siguieron con Daniel y Manga, los 2 hijos mayores de la cristiana, quienes fueron casi degollados por los extremistas. Poco después, los agresores abandonaron la casa y Amina empezó a pedir ayuda. Muchas personas huyeron, pero una mujer llamó a la policía. Amina sabía que Daniel estaba muerto, pero aún tenía la esperanza de rescatar a sus hijos que ya habían perdido mucha sangre.

El Señor salvó milagrosamente a los hijos de Amina que fueron atacados. Estuvieron hospitalizados durante un mes y quedaron con profundas cicatrices en el cuello. Manga dice ahora: “Al principio, nos avergonzamos de esas cicatrices. Es algo que llama la atención. Pero más tarde, nos dimos cuenta de que son un testimonio. son una prueba de la existencia de Dios“.

Algunas de las cicatrices físicas que llevan los hijos de amina tras el atentado.

Tras la muerte de Daniel y la casi muerte de sus hijos, Amina sufrió un grave estrés postraumático y depresión. Por la gracia de Dios, recibió tratamiento para el trauma y poco a poco ha aprendido a vivir sin su marido y a ser madre soltera. Pero Boko Haram aún no había acabado con ella… 

Esta historia continuará…

Ayuda de emergencia para las viudas de Nigeria

La historia de Amina es muy común entre los cristianos de Nigeria. Para que puedan resistir la presión y la violencia, necesitan la oración y el apoyo de los hermanos y hermanas de todo el mundo. Ayuda a viudas de Nigeria para que tengan comida, vivienda y sus hijos tengan la oportunidad de estudiar. Sé un canal de la providencia de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s