¿Moneda del anticristo? El poder de controlar cómo se gasta el dinero

Desde el momento en que el bitcoin y otras criptomonedas surgieron por primera vez, vendidas como un medio de intercambio independiente y alternativo fuera del status quo financiero, era solo cuestión de tiempo antes de que la nueva alternativa fuera absorbida, modificada y redistribuida al servicio del estado.

Para aquellos que nunca han oído hablar de ellos, las «monedas digitales del banco central» (CBDC) son exactamente lo que parecen, versiones digitalizadas de la libra / dólar / euro, etc. emitidas por los bancos centrales.

Ver: MONEDA DIGITAL VS CRIPTOMONEDA

Al igual que bitcoin (y otras criptomonedas), la CBDC sería completamente digital, lo que promovería la guerra en curso contra el efectivo. Sin embargo, a diferencia de las criptomonedas, no tendría ningún cifrado que preservara el anonimato. De hecho, sería totalmente al revés, poniendo fin a la idea misma de privacidad financiera.

Ahora, es posible que no haya escuchado mucho sobre los planes de CBDC, puede que usted esté perdido como está la mayoría en la maraña de la «pandemia» en curso, pero la campaña está ahí, avanzando en las últimas páginas durante meses. Hay historias al respecto tanto de Reuters como del Financial Times.

Los países donde más avanzó la idea son China y el Reino Unido. El Yuan Digital chino ha estado en desarrollo desde 2014 y está sujeto a pruebas continuas y generalizadas. El Reino Unido aún no está cerca de esa etapa, pero el canciller Rishi Sunak está impulsando con entusiasmo una libra digital que la prensa llama «Britcoin«.

Otros países, incluidos Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Malasia, no se quedan atrás.

Estados Unidos también está investigando la idea, con Jerome Powell, director de la Reserva Federal, anunciando la publicación de un informe detallado sobre el «dólar digital» en un futuro próximo.

Las propuestas sobre cómo podrían funcionar estas CBDC deberían ser suficientes para generar señales de alerta incluso en las mentes más confiadas.

A la mayoría de la gente no le gustaría la idea de que el gobierno controle «todo el gasto en tiempo real», pero eso no es lo peor. Con mucho, la idea más peligrosa es que cualquier moneda digital futura debería ser «programable». Lo que significa que las personas que emiten el dinero tendrían el poder de controlar cómo se gasta.

Esa no es una interpretación o una «teoría de la conspiración», aquí hay una cita de Agustín Carstens, director del Banco de Pagos Internacionales, que habló a principios de este año:

«La diferencia clave [con una CBDC] es que el banco central tendría control absoluto sobre las reglas y regulaciones que determinarán el uso de esa expresión de responsabilidad del banco central, y luego tendrá la tecnología para hacer cumplir eso».

Lo que te dice no solo que quieren y están buscando este poder, sino cómo se lo justifican a sí mismos. Transforman el dinero de otras personas en una «expresión de su responsabilidad», por lo que consideran que es justo que lo controlen.

Un artículo en el Telegraph, en junio, fue igualmente sincero:

El efectivo digital podría programarse para garantizar que solo se gaste en lo esencial o en bienes que un empleador o un gobierno consideren razonables.

El artículo continúa citando a Tom Mutton, director del BoE:

Podría introducir la programabilidad … Podría haber algunos resultados socialmente beneficiosos de eso, evitando la actividad que se considera socialmente dañina de alguna manera.

¿Los gobiernos y los empleadores se aseguran de que el dinero que emiten sólo se pueda utilizar en cosas «sensatas» y no se utilice de forma «socialmente dañina»? No se necesita mucha imaginación para ver cómo este sistema podría evolucionar y reformar la sociedad en una verdadera pesadilla distópica.

En China, el proceso ya está comenzando, con una marcada falta de sutileza. A medida que avanzan hacia el lanzamiento de su moneda digital, están prohibiendo todas las criptomonedas para eliminar la competencia y ya se sabe que el yuan digital será programable.

El enfoque de Occidente probablemente será menos directo, pero no menos controlador por eso.

Es probable que Britcoin se programe solo en «circunstancias especiales». Comenzando, como dice el Telegraph, con beneficios estatales. Se marcarán para que se gasten solo en «lo esencial». (Por supuesto, si se establece la Renta Básica Universal, entonces es posible que la mayoría de las personas terminen recibiendo «beneficios estatales»).

Ver: PAPA FRANCISCO: “ESTE PUEDE SER EL MOMENTO DE CONSIDERAR UN SALARIO BÁSICO UNIVERSAL”

Sin embargo, en general, la naturaleza de la tiranía británica no es oficial. Así que el gobierno del Reino Unido hará un gran espectáculo al renunciar a su propio poder para programar el dinero, contrastando así positivamente con China … pero en ese momento no tomará ninguna medida para evitar que las grandes empresas «programen» los salarios que emiten.

Entonces, mientras el estado controla el yuan digital en China, la libra digital estará sujeta al control corporativo y se utilizará para hacer cumplir la asociación tácita entre el estado y las empresas que define el verdadero fascismo.

Es probable que comience en formas pequeñas y predecibles diseñadas para «limitar la competencia». McDonald’s, por ejemplo, hará que sea imposible gastar su salario en Burger King y viceversa. Coca Cola y Pepsi. Starbucks y Costa. ¿Se entiende la idea?

Hemos sido testigos del surgimiento de la cultura de la cancelación, la era cultivada de las políticas de identidad y la señalización de virtudes. Bueno, imagina cómo encaja la moneda programable en eso. Las empresas podrían comprometerse a «combatir el odio» y evitar que sus empleados donen dinero a partidos políticos, grupos religiosos, organizaciones benéficas o individuos incluidos en la lista negra.

En la era de Covid hemos visto cómo los autores / actores / cantantes que se salen de la línea están sujetos a cazas de brujas venenosas, pero imaginen un mundo donde las empresas podrían «renunciar a quienes difunden información errónea», haciendo imposible gastar los salarios que emiten en arte / películas / música / libros que sean críticos abiertos del gobierno.

Tal vez las empresas logren que los empleados que no están vacunados tengan más limitaciones en sus salarios que los vacunados. Tal vez no se pueda gastar el pago en cines o clubes nocturnos para «detener la propagación del virus».

John Cunliffe, subdirector del Banco de Inglaterra, le dijo al Telegraph:

Podría pensar en contratos inteligentes en los que el dinero estaría programado para ser liberado solo si algo sucediera.

Entonces, tal vez los empleadores eliminen la opción por completo y hagan que una prueba negativa y / o una vacuna de refuerzo sean un requisito previo para desbloquear su salario. Eso podría aplicarse a todo tipo de comportamientos en el futuro.

El Foro Económico Mundial tiene una visión clara del futuro en la que la gente «no posee nada y es feliz», combina eso con una guerra prolongada contra la propiedad de vivienda, y puede ver a los empleadores y los gobiernos emitiendo dinero que se puede gastar en alquiler, pero no en un hipoteca.

Ahora imagina el naciente «Green New Deal». Límites estrictos sobre cuánto dinero puede gastar en gasolina, plástico o carne.

Ver: AGENDA VERDE EN LAS ESCUELAS: LAVANDO EL CEREBRO A LOS NIÑOS PARA ACEPTAR EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Solo X dólares en vuelos al año. Solo Y libras de carne de res. Todo por el bien del planeta.

El dinero pasará de ser una expresión de independencia a nada más que un sistema de vales operado completamente al capricho de los monolitos corporativos.

Todo esto habría sonado como una paranoia desenfrenada hace apenas dos años, pero no ahora.

Una moneda digital programable tendría, codificada en ella, la capacidad de controlar toda nuestra sociedad. Y parece que ahí es donde The New Normal se dirige a continuación.

Si esto le suena inquietantemente familiar a lo que se describe en el libro de Apocalipsis, tiene razón. Apocalipsis 13 describe una época en la que no es posible comprar o vender sin una «marca» de lealtad a un líder mundial comúnmente conocido como «El Anticristo«.

El aspecto que tendrá esa marca final es muy debatido, pero con el aumento de la biometría posiblemente fusionándose con la moneda digital, las posibilidades son numerosas. El concepto de moneda programable que no solo se puede monitorear en tiempo real sino que restringe quién puede usarlo es una posibilidad aterradora de cómo el anticristo podría controlar a las masas a través de la presión y la manipulación financieras.

Si bien muchos de estos desarrollos todavía parecen lejanos, Covid nos ha recordado lo rápido que puede cambiar el mundo entero en cuestión de meses. Es importante no solo estar informado de los eventos mundiales, sino comprender cómo encajan en el panorama más amplio del plan de Dios para los últimos días. [Fuente]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s