Archivo de la categoría: Devocionales / Estudios

“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.” Judas 24-25.

Los dieciséis nietos de Noé

Cuando Noé y su familia salieron del Arca, eran las únicas personas en la tierra. Le correspondió a los tres hijos de Noé, Sem, Cam y Jafet y sus esposas, repoblar la tierra a través de los hijos que les nacieron después del diluvio. De los nietos de Noé, 16 nietos se mencionan en Génesis capítulo 10.

Dios nos ha dejado amplia evidencia para confirmar que estos 16 nietos de Noé realmente vivieron, que los nombres que la Biblia da son sus nombres exactos, y que después de la dispersión de Babel (Génesis 11: 1-32) sus descendientes se desplegaron en la tierra y establecieron las diversas naciones del mundo antiguo.

Las primeras generaciones después del diluvio vivieron para ser muy viejos, con algunos hombres que sobrevivieron a sus hijos, nietos y bisnietos. Esto los distingue. Los 16 nietos de Noé eran los jefes de sus clanes familiares, que se convirtieron en grandes poblaciones en sus respectivas áreas. Varias cosas pasaron:

  1. Las personas en varias áreas se llamaban a sí mismas por el nombre del hombre que era su antepasado común.
  2. Llamaron a su tierra, y con frecuencia a su ciudad principal y río principal, por su nombre.
  3. A veces las diversas naciones cayeron en la adoración de los antepasados. Cuando esto sucedió, era natural que nombraran al hombre que fue antepasado de todos ellos como un dios, o reclamar a su ancestro longevo como su dios.

Todo esto significa que la evidencia se ha conservado de una manera que nunca se puede perder, y ni toda la ingenuidad del hombre la podrá borrar. Ahora lo examinaremos. Seguir leyendo Los dieciséis nietos de Noé

¿El porvenir?

Si el adivino no puede ver con precisión lo que viene, ¿quién puede hacerlo?. Dolores ha encontrado por ahí alguien que sí puede.

https://www.chick.com/products/tract?stk=5298

chick-publicaciones---el-porvenir-02chick-publicaciones---el-porvenir-03chick-publicaciones---el-porvenir-04chick-publicaciones---el-porvenir-05chick-publicaciones---el-porvenir-06chick-publicaciones---el-porvenir-07chick-publicaciones---el-porvenir-08chick-publicaciones---el-porvenir-09chick-publicaciones---el-porvenir-10chick-publicaciones---el-porvenir-11chick-publicaciones---el-porvenir-12chick-publicaciones---el-porvenir-13chick-publicaciones---el-porvenir-14chick-publicaciones---el-porvenir-15chick-publicaciones---el-porvenir-16chick-publicaciones---el-porvenir-17chick-publicaciones---el-porvenir-18chick-publicaciones---el-porvenir-19chick-publicaciones---el-porvenir-20chick-publicaciones---el-porvenir-21chick-publicaciones---el-porvenir-22chick-publicaciones---el-porvenir-23

Breve comentario sobre el “ábol de la vida”

El “ábol de la vida” es una de las muchas alusiones a Génesis que hallamos en Apocalipsis. A fin de que el hombre no comiera del “árbol de la vida”, Dios sacó al hombre del Edén y puso querubines que guardaran el camino al árbol:

“Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.” Gn. 2:9.

Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.”  Gn. 3:22,24.

El “árbol de la vida” aparece aquí y tres veces en Ap. 22: “En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.

Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

“Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” Ap. 22:2,14,19 —en este ultimo versículo Reina-Valera sigue el Textus Receptus y consigna la traducción “libro”, no “árbol”) como parte de la descripción del nuevo paraíso.

En el N.T. la palabra griega xulon no sólo se refiere al árbol de la vida sino también a la cruz de madera, al madero donde fue crucificado Jesús (Hch. 5:30; 10:39; 13:29; Gá. 3:13). Comp. su uso para hablar de madera en Ap. 18:12 y de un árbol en Lc. 23:31. Es a través de la muerte de Cristo en el madero de la cruz que la humanidad puede tener vida eterna. El “llevó… nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero” 1 P. 2:24.

Comentario por el Dr. C. I. Scofield

juicio-comamos-y-bebamos-total-mañana-moriremos

La expresión ‘mil años” en la Biblia

La expresión “mil años”, que ocurre seis veces en los Apocalipsis 20:1-7, dio lugar al término “milenio” (del latín mille, mil y annus, año). El milenio es el período durante el cual Cristo reinará sobre la tierra, un tiempo de paz universal, prosperidad, larga vida y justicia.

Según la interpretación de los primeros padres de la iglesia, p. ej. Justino Mártir e Ireneo, este pasaje se refiere a un período literal de tiempo en el futuro.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.” Is. 9:6-7.



Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, 
y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.” Mt. 25:31-32.


Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia.Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas.

Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.” 1 Co. 15:24-28.


Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.

Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.  Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni arg:uirá por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará con justicia a los pobres, y arg:uirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío.

Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura. Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.

La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.

No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.” Is. 11:1-9.

Y serán amontonados como se amontona a los encarcelados en mazmorra, y en prisión quedarán encerrados, y serán castigados después de muchos días. La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso.” Is. 24:22-23. Seguir leyendo La expresión ‘mil años” en la Biblia

IMG_E0063

En Marcos 8:38 Jesús dijo: “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.”

“Generación adúltera y pecadora”. Debería de hacernos pensar seriamente, ¿en verdad esta generación adúltera y pecadora puede hacernos -aunque sea mínimamente- avergonzarnos del Rey de reyes? ¿Vale la pena querer quedar bien con alguien de esta generación adúltera y pecadora y negar al Señor de señores?.

La respuesta del mismo Señor Jesús es contundente, si el querer quedar bien con esta generación perdida vale más que defender el nombre de nuestro Salvador con firmeza, sean cuales sean las consecuencias, el mismo Señor se avergonzará de nosotros en aquel día.

Para pensar…

[Devocional] Habrá un final

(Jesús dijo:) “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”
Lucas 21:33
“He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.”
2 Corintios 6:2

Las profecías bíblicas nos dan una idea de las condiciones morales del mundo moderno y detalles precisos sobre el período que precederá el fin: “Habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios” (2 Timoteo 3:2-4).

Esto nos hace pensar en nuestra sociedad, que es abiertamente inmoral y cada vez más violenta desde hace algunos decenios. Tenemos realmente la impresión de estar en esos tiempos del fin descritos en la Biblia.

Podemos pensar que la vida es un perpetuo comienzo, pero la Palabra de Dios nos dice que los ciclos y las estaciones no se sucederán indefinidamente. Un día Dios pondrá fin a la historia del hombre en la tierra. Ha soportado toda la maldad y la violencia acumuladas por la humanidad, pero su paciencia tendrá un fin.

La Biblia anuncia el juicio que caerá sobre los hombres que viven sin Dios, pero también muestra a cada uno cómo ser librado de ese juicio. Basta con depositar su confianza en Jesucristo, quien murió en la cruz y resucitó. Dios ama a todos los hombres y les recuerda, mediante su Palabra, que aún hoy perdona a todo el que va a él para ser perdonado.

“Al que a mí viene, no le echo fuera”.

“De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna” (Juan 6:37, 47).

Jueces 4 – Apocalipsis 4 – Salmo 140:1-5 – Proverbios 29:19-20.

 

Los amigos de Daniel y los últimos tiempos

Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado?

Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos?” Daniel 3:14-15. (Leer capítulo completo aquí).

Este es un caso de religión oficial forzada, e incluye la adoración de una imagen fabricada por el hombre. Este fenómeno, que se da al comienzo de las tiempos de los gentiles y continúa de tiempo en tiempo a través de la historia (p. ej. el culto al emperador romano, los santuarios del sintonismo japonés y la veneración soviética de Lenin), habrán de reaparecer al final de esta era cuando no sólo el dragón sino también la bestia y la imagen de la bestia serán adorados por coerción:

Ap. 13:4-15: “…y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? Seguir leyendo Los amigos de Daniel y los últimos tiempos