Archivo de la categoría: Vaticano

El papa Francisco insta a “construir puentes” y no muros

caballoEs sabido que Francisco es una persona política y extremadamente astuta, no deja pasar la oportunidad para acomodar las circunstancias a la manera que mejor le siente.

Tras los dichos del presidente de los EE.UU., Donald Trump sobre la construcción del muro en la frontera con México, Francisco aprovechó para utilizar su caballito de batalla, la palabra “Puente”. ¿Y por qué debería de llamarnos esto la atención? Porque el concepto de ‘construir puentes’ se aplica también en el ámbito religioso y esto conlleva a la unión de las religiones, al ecumenismo.

“Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.” [Mt. 15:14]

¿Pero Francisco no está hablando de las relaciones entre países? Sí, pero hasta cierto punto, porque este concepto se está aplicando en los distintos ámbitos de la vida diaria, va a llegar un momento en que quien no esté de acuerdo con tal o cual movimiento político o no acepte formar parte del movimiento ecuménico o la Superiglesia Mundial sufrirá consecuencias terribles.

Ver: ¿ES CORRECTO PARTICIPAR EN PEQUEÑOS GRUPOS DE DIALOGO INTERRELIGIOSO?

“Todo el que no vea una diferencia básica entre una religión y otra, o entre un hombre y otro o bien entre una nación u otra va a unirse con él (el anticristo). Aquellos que sostengan el espíritu de la exclusividad y separación va a ser expuesto automáticamente y revelado y todos los hombres sabrán de ellos por lo que son”. Esto lo dijo Alice A. Bailey (1880-1949), espiritista adoradora de Lucifer sobre la cual cimentan sus bases las Naciones Unidas (ver más).

Los dichos de Bailey son demasiado claros, quienes no formemos parte de este nuevo movimiento religioso apóstata que une todas las religiones bajo el mismo techo seremos perseguidos.

A esto se refiere Francisco cuando habla de ‘construir puentes’.

Roma y su cambiante posición sobre el aborto

La mayoría de los católicos no están enterados de que la Iglesia y los papas infalibles han cambiado de forma de pensar varias veces sobre este tópico, algo que es inverosímil desde la perspectiva actual.

Desde el siglo V en adelante, se aceptaba el punto de vista de Aristóteles de que el embrión pasa por etapas que van desde vegetal hasta animal hasta espiritual. Sólo en la etapa final era humano.

Por lo tanto, Gregorio VI (1045-1046) dijo: “No es asesino quien ocasiona un aborto antes de que el alma esté en el cuerpo”. Gregorio XIII (1572-1585) dijo que no era homicidio matar un embrión de menos de 40 días puesto que todavía no era humano.

Su sucesor Sixto V, quien escribió la Biblia de nuevo, no estaba de acuerdo. Su bula de 1588 hizo que todos los abortos, por cualquier razón, fuesen homicidio y causa de excomunión.

Su sucesor, Gregorio XIV, invirtió ese decreto. En 1621 el Vaticano promulgó otra directiva pastoral permitiendo el aborto hasta los 40 días.

Ya para el siglo XVIII, el más grande teólogo de la Iglesia, San Alfonso de Ligorio, todavía negaba que el alma era infundida en la concepción y daba lugar a la flexibilidad, especialmente cuando la vida de la madre estaba en peligro.

Finalmente, en 1869, Pío IX declaró que cualquier destrucción de cualquier embrión era un aborto y merecía la excomunión, un punto de vista que todavía está en vigor.

Extraído del libro: Una mujer cabalga la bestia. Dave Hunt.

Francisco I permite perdonar pecados a sacerdotes ‘de manera indefinida’ por abortos

El papa Francisco ha hecho público que permite a los sacerdotes católicos perdonar pecados de manera indefinida cuando del pecado del aborto se trate. Al parecer Francisco se olvida que ni él ni los curas, ni nadie puede perdonar pecados sino sólo Cristo por su muerte en la cruz y su resurrección.

La única forma de ser perdonados de nuestros pecados es creen en el sacrificio de Cristo en nuestro lugar, creer que Su sangre nos limpia de todo pecado, que sólo Su sangre y Su sacrificio puede salvarnos si creemos en El, si reconocemos que somos pecadores, lo aceptamos como Salvador y comprendemos que nada podemos hacer para ganar nuestra salvación (Efesios 2:8-9).

“La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado… Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” [1 Juan 1:7, 9]

CNN publicó:  El papa reiteró en su carta que el aborto era un “grave pecado, ya que pone fin a una vida inocente”, sin embargo, “no hay pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y limpiar cuando encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre”.

papa-francisco

 “Por tanto, que cada sacerdote sea guía, apoyo y consuelo a la hora de acompañar a los penitentes en este camino de reconciliación especial”.

“De ahora en adelante, concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto”, escribió el papa. [Fuente]

A todo esto ¿Qué cree el católico promedio?

El católico romano típico, aunque pueda no estar de acuerdo con su iglesia en cuestiones como la homosexualidad, el aborto, las relaciones sexuales fuera del matrimonio, el uso de contraceptivos, y la necesidad de la confesión, no obstante cree que, cuando le llegue el momento de morir, Roma sostiene su única esperanza. Seguir leyendo Francisco I permite perdonar pecados a sacerdotes ‘de manera indefinida’ por abortos

Un peligroso engaño

El catolicismo romano enseña que el sacrificio de Cristo se esta repitiendo interminablemente y que el perdón de los pecados y la vida eterna se reciben en cuotas por comer el pan y beber el vino.

eucaristia

Dicho engaño, que es fomentado por la transubstanciación, impide que el católico crea en Cristo. La eucaristía es el corazón mismo del falso evangelio de obras promulgado por el catolicismo. Lo triste es que al católico devoto se lo ha descarriado de la simple fe en Cristo como su Salvador a lo que piensa que es comer físicamente el cuerpo y la sangre de Cristo.

Por lo tanto, la salvación no viene mediante la fe sino por obras; no por creer sino por comer. ¡Con razón que es tan difícil para el católico aceptar el evangelio bíblico! Le han enseñado que cada vez que ingiere el alegado cuerpo y sangre de Cristo él da otro paso hacia la salvación y el cielo.

Evidentemente, dicha persona halla que es muy difícil aceptar que mediante un acto de fe -recibir a Cristo por fe en su corazón- se salva eternamente y al momento de morir pasa instantáneamente a la presencia de Cristo, no al purgatorio.

El evangelio de la gracia de Dios es negado.

Extraído del libro: Una mujer cabalga la bestia. Dave Hunt.

El cerebro del cura argentino que el papa Francisco declaró santo se exhibe en capilla

Tristemente muchos evangélicos corren a los brazos de Roma para suplicar el perdón y la bendición del papa y de la ‘Santa madre iglesia católica romana’, ¿será que también estos líderes apóstatas también tocan el cerebro de Brochero para pedir una bendición?, al menos los católicos lamentablemente sí.

cerebro-cura-brochero
Cerebro del cura Brochero expuesto en Córdoba. Foto: Diego Lima

El papa Francisco proclamó este domingo en el Vaticano a siete nuevos santos, entre ellos al “cura Gaucho”, el argentino José Gabriel Brochero, ante la presencia de miles de argentinos entre los que se encontraba el presidente Mauricio Macri. [Clarín.com]

El “cura gaucho” murió enfermo de lepra, sordo y ciego; su cerebro permanece intacto y está expuesto en una urna vidriada en la iglesia.

Ver también: ALGUNAS ABOMINACIONES DE LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA

VILLA CURA BROCHERO, Córdoba. La iglesia Nuestra Señora del Tránsito en esta localidad de Traslasierra conserva el cerebro incorruptible del primer santo argentino, José Gabriel Brochero.

presidente-macri-brochero
El presidente argentino Mauricio Macri rindiendo honores a las reliquias de Brochero

El “cura gaucho” murió enfermo de lepra, sordo y ciego. Su cerebro permanece intacto y está expuesto en una urna vidriada en la iglesia.

Cultos en torno a las reliquias de Brochero:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ver también: LOS CATÓLICOS ROMANOS NO SON “SALVOS” SINO QUE ESTÁN “PERDIDOS”

En 1973, cuando se exhumó su cuerpo, el cerebro estaba intacto. Donde se conserva es el lugar donde miles de mano se posaron en la vigilia de su canonización, tanto para agradecer como para pedir.

Los dos milagros que llevaron a Brochero primero a beato y después a santo están relacionados con niños afectados por daños cerebrales. [lanacion.com.ar]

“Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?” [Isaías 8:19]

 

Conversiones forzadas

bautismo bebe

La doctrina católica del bautismo de infantes destruyó la verdad de que la persona se convierte en cristiano, no por ninguna obra o ritual sino por responder a la oferta de la gracia de Dios mediante la fe personal en Cristo.

¿Un “milagro”?

Los que rechazan la fantasía de la transubstanciación son acusados de no creer en milagros. Sí, “para Dios todo es posible” (Mateo 19:26; Marcos 10:27). Sin embargo, aun esta declaración debe definirse por la naturaleza de Dios y de la realidad.

Dios no puede volverse un demonio o Satanás, y tampoco puede mentir (Tito 1:2). Dios tampoco podría volverse el universo, puesto que por su propia naturaleza está separado y es distinto del universo y, por consiguiente, el panteísmo es imposible. Asimismo, un milagro debe comprobarse dentro de los límites de la realidad verificable.

ostia oblea
Una ostia, siempre es: una simple ostia

Una oblea que ha sido “transformada” en el cuerpo y la sangre de Cristo, pero que retiene todas sus cualidades y características originales, carece de lo esencial para considerarse un milagro: que pueda reconocerse y que debido a eso traiga gloria a Dios. Puesto que la oblea y el vino no muestran cambio alguno, el alegado milagro sigue sin verse. Pero un milagro debe ser algo que puede observarse (los cojos andan, los ciegos ven, la tormenta se calma instantáneamente,los muertos vuelven a la vida respondiendo a una orden, etc.), de lo contrario ninguno puede saber que ha ocurrido y, por lo tanto,nadie puede glorificar a Dios por ello.

Como es lógico, Dios podría hacer que una oblea se transformara en carne humana. Juan el Bautista dijo que “Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras” (Mateo 3:9; Lucas 3,8). Pero si lo hubiera hecho, las piedras que hubiera transformado en seres humanos no habrían continuado mostrando la apariencia de piedras y teniendo todas las cualidades delas piedras. El transformar una oblea en carne y sangre humanas no negaría la naturaleza de Dios ni de la realidad. Pero la transubstanciación no es un milagro de esa clase.

La oblea se vuelve el cuerpo de Cristo “bajo la apariencia de una oblea”. En la Biblia no hay semejante “milagro”. La división del mar Rojo para que los israelitas pudieran caminar a través de tierra seca fue una proeza que tanto los judíos como los egipcios observaron y que ambos comprendieron de que había ocurrido por el poder de Dios. Supongamos que ese hubiera sido un “milagro del tipo transubstanciación”: el mar Rojo “se abrió” bajo la apariencia de que seguía cerrado y los israelitas lo hubieran cruzado “caminando” en tierra seca “bajo la apariencia” de tenerlo que cruzar nadando. Seguir leyendo ¿Un “milagro”?

El Vaticano a la cabeza de la nueva iglesia mundial

El catolicismo se ha vuelto el líder ecuménico en un movimiento para unir, no sólo a los “hermanos separados” del protestantismo, sino también a todas las religiones del mundo en una nueva iglesia mundial.

Juan-Pablo-II-y-Teresa-de-Calcuta-1986
Juan Pablo II y Teresa de Calcuta saludan a la gente en Kolkata, India, 1986.

A las grandes concurrencias de la India en 1986, el papa Juan Pablo II les declaró: “La misión de la India es crucial debido a su intuición de la naturaleza espiritual del hombre. Efectivamente, la mayor contribución de la India al mundo puede ser el ofrecerle una visión espiritual del hombre.Y el mundo haría bien en atender de buena gana a esta antigua sabiduría y hallar en ella enriquecimiento para la vida humana”.

Ver también: MUCHOS DICEN QUE SÓLO PRACTICAN EL YOGA COMO UN EJERCICIO FÍSICO. ¿ES CORRECTO PRACTICARLO?
Sri Chinmoy y Juan Pablo II
Sri Chinmoy y Juan Pablo II

¡Esta es una asombrosa recomendación del hinduismo! Uno de los líderes hindúes más influyentes del mundo, Sri Chinmoy, conocido como “el gurú de las Naciones Unidas” (donde practica meditaciones para el personal permanente dos veces por semana), ha sido alabado por más de un papa. Los más de 80 centros de meditación de Chinmoy en todo el mundo han guiado a millones a las tinieblas del hinduísmo, sin embargo el papa Juan Pablo II lo considera un amigo y compañero obrero y lo ha saludado así: “Bendiciones especiales para usted… [y] para los suyos. Vamos a continuar juntos”. Seguir leyendo El Vaticano a la cabeza de la nueva iglesia mundial

La Inquisición actual

La Inquisición medieval había florecido durante siglos cuando el papa Pablo lll, en 1542, le dio la categoría de permanente como la primera de las Congregaciones Sagradas de Roma, la Santa, Católica y Apostólica Inquisición. Más recientemente conocida como el Santo Oficio, su nombre fue cambiado en 1967 al de Congregación para la Doctrina de la Fe, algo muy apropiado puesto que las inmolaciones públicas se conocían como autos-da-fe o actos de fe. La lglesia Católica Romana nunca ha repudiado la persecución, la tortura y matanza de herejes, que han continuado hasta los tiempos modernos.

Roma hoy se enfrenta con una clara disyuntiva:

Seguir leyendo La Inquisición actual

Los católicos romanos no son “salvos” sino que están “perdidos”

Los Reformistas eran sacerdotes católicos que se dieron cuenta de que no eran salvos sino que estaban perdidos porque el catolicismo no era el evangelio bíblico que salva, sino uno falso. A la gente no se la traía a una relación personal con Cristo como Salvador sino a la esclavitud de la Iglesia, esperando que ella finalmente los llevaría al cielo si ellos seguían sus reglas. En el catolicismo romano, la salvación no es un hecho consumado que resulta de la fe en Cristo sino un proceso continuo de obras y rituales en obediencia a la lglesia.

Habiendo creído en el evangelio bíblico, los Reformistas sabían que eran salvos, se regocijaron en ese hecho, y predicaron las buenas nuevas “del evangelio de la gracia de Dios” (Hechos 20:24) a sus congéneres católicos, esperando reformar la Iglesi adesde adentro. Por esto fueron excomunicados y perseguidos, multituddes de ellos hasta el punto de perder sus vidas.

Ver también: ¿COMER EL CUERPO Y BEBER LA SANGRE DE CRISTO?

El Concilio de Trento se convocó para hacer frente a las cuestiones suscitadas por la Reforma. Rechazó todo lo que los reformistas apoyaban, desde la autoridad de la Palabra de Dios hasta la salvación por gracia mediante la fe y el sacerdocio de todos los creyentes. Maldijo con más de cien anatemas a cualquiera que aceptara las doctrinas que sostienen los evangélicos. Ninguna de estas maldiciones ha sido eliminada hasta hoy. Estas son las simples realidades de la historia. Nada ha cambiado de las creencias de los evangélicos ni de los católicos.  Lo extraño es que los evangélicos que tratan de señalar los errores del catolicismo porque aman a los católicos y quieren que sean salvados se les acusa de “aporrear a los católicos”. ¿Y quá de las más de cien anatemas que condenan a los protestantes? ¿No es eso el verdadero “aporrear”?

La idea popular es la de que el Segundo Concilio Vaticano cambió muchas cosas. En realidad, sólo se hicieron unos cuantos cambios superficiales, como permitir que la misa se diga en el idioma del pueblo en vez del latín.

Ver también: ¿REALMENTE CAMBIÓ LA IGLESIA CATÓLICA?

Nada de las doctrinas centrales de Roma han cambiado en absoluto. El Segundo Concilio Vaticano citó continuamente del Concilio de Trento y otros concilios y simplemente reafirmó los dogmas católicos establecidos en el pasado. Para hacer que eso fuese abundantemente claro el Segundo Concilio Vaticano declaró:

“Este sagrado concilio acepta lealmente la venerable fe de nuestros antecesores en la comunión viva que existe entre nosotros y nuestros hermanos que están en la gloria del cielo o que todavía se están purificando [en el purgatorio] después de su muerte y propone de nuevo los decretod del Segundo Concilio de Nicea [787] del Concilio de Florencia  [1438-1442], y del Concilio de Trento (1545-1563].”

Extraído del libro: Una mujer cabalga la bestia. Dave Hunt.