Archivo de la etiqueta: Armagedón

Breve estudio sobre el Armagedón

Armagedón (el nombre en sí sólo se halla en 16:16: “Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.”) es el antiguo monte y valle de Meguido, al oeste del Jordán en el valle de Jezreel entre Samaria y Galilea.

Ver: EL FUTURO PROFÉTICO DE ISRAEL

megiddo-map-large

Armagedón es el lugar señalado por Dios donde Cristo descenderá a la tierra en gloria y destruirá los ejércitos de la bestia y el falso profeta:

“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.” (19:11)

“De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.” (19:15)

“Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.” (19:19)

“Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.” (19:21)

Asimismo destruirá todas las demás fuerzas militares que hayan venido contra la bestia en su ataque a Israel (p. ej. el resto del ejército de 200 millones del Lejano Oriente).

Ver: [ESTUDIO APOC.] EL SÉPTIMO SELLO: AP. 8:1-11:19. PARTE 2

Apocalipsis 9:13-18: El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oroque estaba delante de Dios, diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates.

Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. Seguir leyendo Breve estudio sobre el Armagedón

El Río Éufrates: Su importancia y menciones en la Biblia

El Río Éufrates, ya mencionado en la Biblia en el huerto del Edén (Gn. 2:14) y sobre el cual estaban famosas ciudades del mundo antiguo como Babilonia, Nipur y Ur, era el límite nordeste de la tierra prometida a Israel (Gn. 15:16; comp. Dt. 1:7; Jos. 1:4; 1 R. 4:21, 24, etc) como así también la frontera oriental del Imperio Romano. Generalmente se lo consideraba el límite entre Oriente y Occidente (Esd. 4:10-11; Neh. 2:9; etc.).

euphrates-river

El ejército descrito en Ap. 9:16-19 son huestes militares que vienen del oriente y cruzan el Rio Éufrates (comp. 16:12). Los ángeles desatados (9:14-15) y el Éufrates que se seca (16:12) son una preparación para la invasión a la Tierra Santa por parte de los “reyes del oriente” (16:12) en anticipación a la batalla de Armagedón (16:14-16).

Eufrates 2

De la Escrituras podemos deducir que la tribulación comenzará con la firma del pacto que permitirá la restauración del sacrificio judío (Dn. 9:27); será un período de aflicciones y juicio nunca vistos (véase ref. en cadena, Tribulación, Sal. 2:5 a Ap. 7:14) y se halla descrita en Ap. 6-19; abarcará toda la tierra (Ap. 3:10), pero de manera distintiva será un “tiempo de angustia para Jacob” (Jer. 30:7). Los elementos de la gran tribulación (la segunda mitad de la semana setenta) son:

(1) el cruel reinado de la “bestia… [que sube] del mar” (Ap. 13:1) quien al comienzo de los tres años y medio finales violará su pacto con los judíos (en virtud del cual ellos habrán restablecido el culto en el Templo, Dn. 9:27) y se presentará en el Templo demandando adoración como Dios (Mt. 24:15; 2 Ts. 2:4);
(2) la intervención activa de Satanás “con gran ira” (Ap. 12:12), dándole su poder a la bestia (Ap. 13:4-5);
(3) la actividad sin precedentes de demonios (Ap. 9:2,11; comp. v. 20);
y (4) la terrible copa de juicios de Ap. 16.

Eufrates 4.jpg

Sin embargo, la tribulación será un periodo de salvación. Un grupo elegido de entre Israel será redimido (Ap. 7:1- 4) con una innumerable multitud de gentiles (v. 9). Se dice que éstos han salido “de la gran tribulación” (v. 14). No son parte del sacerdocio, la Iglesia; pero parecerían tener con dicho sacerdocio la misma relación que los levitas tenían con los sacerdotes bajo el Pacto Mosaico. La gran tribulación será seguida en forma inmediata por el regreso de Cristo en gloria y los eventos relacionados con ese regreso (Mt 24:29-30). Véase Remanente (Is. 1:9; Ro. 11:5); Bestia (Dn. 7:8; Ap. 19:20); Armagedón (Ap. 16:14; 19:17).

Hay una diferencia de opinión en cuanto al lugar en que por primera vez se hace alusión a la tribulación en Apocalipsis. Algunos sugieren el cap. 6; otros optan por una ubicación tan posterior como el cap. 11. De cualquier manera, la tribulación se halla descrita en los caps. 11-18.

Comentario por el Dr. C. I. Scofield

EL FUTURO PROFÉTICO DE ISRAEL

Cumplimientos pasados de profecía en la historia de Israel han sido maravillosos, pero la Biblia predice todavía más acontecimientos en el porvenir de Israel. Seguramente Dios completará la obra que El ha comenzado para Israel y “la tierra gloriosa”. Es el eterno propósito de Dios que Israel sea una nación pía, dando gloria y alabanza a su nombre, y bendiciendo a los habitantes del mundo. Esto es predicho por el profeta Zac. 8:22, 23: “Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová. Así ha dicho Jehová de los ejércitos; en aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomaran del manto a un judío, diciendo, iremos con vosotros porque hemos oído que Dios está con vosotros”.

Puede ser que precise un tiempo de grandes pruebas y persecuciones antes que esto pase, aunque por el momento Israel haya hallado algo de paz y descanso, sin embargo sobre el horizonte hay nubes de tormentas. Jeremías habla de un tiempo conocido como “la angustia de Jacob”, “porque he aquí vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá, ha dicho Jehová, y os traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutaran. Porque así ha dicho Jehová. Hemos oído voz de temblor, de espanto y no de paz. ; Ah! cuán grande es aquel día. Tanto que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. En aquel día, dice Jehová de los ejércitos yo quebrare su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas y extranjeros no lo volverán mas a poner en servidumbre. Sino que servirán a Jehová su Dios y a David su rey a quien yo les levantare. Tu pues siervo mío Jacob, no te atemorices, dice Jehová, no temas, Israel. Porque he aquí yo soy el que te salvo de lejos, a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad y Jacob volverá y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante, porque yo estoy contigo para salvarte, dice Jehová, y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí pero a ti no te destruiré, sino que te castigare con justicia; de ninguna manera te dejare sin castigo” Jer. 30:3, 5, 7-11. Seguir leyendo EL FUTURO PROFÉTICO DE ISRAEL