Archivo de la etiqueta: Camerún

“HE LLEGADO A LA CONCLUSIÓN DE QUE JESÚS ES EL ÚNICO CAMINO”

Esta nota ha sido publicada originalmente en https://www.puertasabiertasal.org

Omar, de 31 años, era un profesor del Corán en el extremo norte de Camerún. Desde que decidió seguir a Jesús, a principios de abril, él ha enfrentado dura persecución. Omar escuchó el mensaje de Jesús y, por conocer bien el Corán, decidió leer más sobre Cristo. “Después de leer la Biblia, llegué a la conclusión de que Jesús es el único camino”, cuenta. Él compartió lo que había descubierto con su esposa.

Al día siguiente, sus alumnos llegaron a su clase para estudiar el Corán y Omar intentó transferirlos para otro grupo en la misma vecindad. Sin embargo, los alumnos se entristecieron con la noticia y comenzaron a llorar. Cuando los padres escucharon el lloro de los pequeños, quisieron saber lo que estaba sucediendo. Entonces, Omar contó que había descubierto la verdad sobre Jesús y que quería seguirlo. Una multitud empezó a aparecer alrededor de su casa. Uno de sus tíos más cercanos, apareció y comenzó a presionarlo para que dejara la comunidad, negándose a escuchar lo que había sucedido.

Cuando la situación se calmó, Omar salió de casa para ir al mercado. Unos minutos después, su esposa lo llamó para decirle que su tío había colocado fuego en las dos cabañas donde ellos vivían. Omar quedó devastado y resolvió revidar. Compró combustible y fósforos para incendiar la casa de su tío. “Pero entonces, algo me detuvo. Yo no sé exactamente lo que fue. Decidí llamar al pastor y pedir un consejo. Él me dijo que yo no debería pagar el mal con el mal “, explicó. Entonces, Omar eligió no hacer nada y pasó algunos días en la casa de un amigo cristiano.

Después de esos días, Omar decidió llevar a su familia para otra aldea, donde vive su padre, en busca de refugio para él y su familia. Pero un día, al volver a casa, la esposa y los tres hijos no estaban allí. Al preguntarle a su padre, él dijo no era responsable por ellos. Omar se quedó sin saber qué hacer. Después descubrió que aquel tío le había dado consejos al padre y había llevado a su esposa e hijos. Omar ha buscado refugio con pastores de la región, pero enfrenta mucha presión, pues la orientación es que si alguien lo encuentra debe castigarlo por dejar el islam.

PETICIONES DE ORACIÓN

  • Ora por la vida de Omar, que perdió tantas personas que consideraba amigas por el simple hecho de rendirse a Jesús. Que él pueda confiar en el mejor amigo que puede tener, Cristo.
  • Ora para que el Señor lo proteja y aliente durante estos días de dificultad. Pide que sea discipulado y continúe siendo fortalecido en la fe.
  • Intercede para que Omar pueda encontrar una forma de sostenerse

[África Central] 4,4 millones de personas huyen de los yihadistas de Boko Haram

En el lago Chad, el ombligo del continente africano, se está produciendo de espaldas al mundo un desplazamiento sin precedentes. Hasta 4,4 millones de personas, un millón más que la población de la ciudad de Madrid, ha dejado sus hogares por los ataques de la secta yihadista Boko Haram.

Ver también: NIGERIA: EL PAÍS MÁS PELIGROSO DEL MUNDO PARA SER CRISTIANO

De esos 4,4 millones, al menos tres de ellos viven en las riberas del lago y sobreviven gracias a sus aguas. La mayoría de ellos han dejado sus aldeas para vivir en zonas protegidas por el ejército, pero con unas condiciones extremas. Miles de personas están muriendo por inanición debido a la falta de alimentos en los campos.

Liz K. Ahua, la representante de ACNUR para todo el África del Oeste, alerta de “las terribles condiciones de vida” que atraviesa todo este éxodo, amenazado por los ataques indiscriminados y letales de esta milicia. En los últimos años, el grupo yihadista Boko Haram ha extendido sus tentáculos desde Nigeria hasta Camerún, Níger y Chad, externalizando el conflicto y jurando su fidelidad a Abubakar Al-Bagdadi y su Estado Islámico. “Toda la actividad económica de la zona se ha detenido. Los cultivos no se recogen, los pescadores no pescan y los pastores no llevan el ganado hacia sus orillas para beber y pastar. Eso está provocando una crisis sin precedentes”, dice esta activista nigeriana. [Fuente]