Archivo de la etiqueta: Infierno

¿Quiénes son los demonios?

Jesús dijo: “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” Mt. 7:22.

La traducción del griego daimonia es “demonios” (plural). “Diablo” (gr. diabolos), e.d. Satanás, siempre es singular pues hay uno solo.

En el N.T. hay abundante testimonio en cuanto a la realidad y la personalidad de los demonios. En cuanto a su origen, no hay una clara revelación, pero no deben confundirse con los ángeles mencionados en 2P. 2:4: “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;”; Jud. 6: “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”.

Resumen:
(1) Los demonios son espíritus: “Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación.” Mt. 12:43- 45.
Emisarios de Satanás “Y si Satanás echa fuera a Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino? Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.” Mt 12:26-27.
Son tan numerosos como para lograr que el poder de Satanás este prácticamente en todas partes: “Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos.” Mr. 5:9. Seguir leyendo ¿Quiénes son los demonios?

[Estudio Apoc.] El Séptimo Sello: Ap. 8:1-11:19. Parte 2

Para entender mejor esta parte del estudio, recomendamos leer la entrada anterior: EL SÉPTIMO SELLO: AP. 8:1-11:19. Parte 1

Éste cap. 8 contiene la apertura del 7mo Sello “El toque de la 1ª Trompeta, la 2ª, la 3ª, y la 4ª”. La apertura del 7mo Sello (vs.1-6); va a desencadenar una serie gradual de 7 Plagas, aunque no serán las últimas (Apc. 15:1).

La Quinta y la Sexta Trompeta: Cap. 9

5)  La 5ª Trompeta: 9:1-12. Las 3 últimas Trompetas se distinguen de las otras cuatro por la identificación de los 3 ayes (8:13/ 9:12/ 11:14). Estos ayes marcan la más profunda oscuridad y la mayor intensidad de la Tribulación. Y aparecen asociadas con la última parte o sea los últimos 3 años y medio.

El cap. 9 que contiene la 5ª y la 6ª Trompetas de juicio, puede que sea la sección más reveladora en lo que concierne al tema de la Demonología. Antes de esto sabemos que Dios dio a conocer que había 2 clases de ángeles los que NO cayeron y los que sí cayeron. Aquí se nos describen los ángeles caídos.

Podemos decir que la 5ª y la 6ª Trompetas tienen carácter ultrasónico, porque fuerzas demoníacas infestan a los seres humanos rebeldes contra Dios.

Así nos lo revela la 5ª Trompeta:  

  • La Locación de estos demonios “El Pozo del Abismo 9:1. La palabra pozo, esta indicando aquí que hay una entrada desde la superficie de la tierra hasta el corazón del planeta. Mediante este cap.9 estamos aprendiendo acerca de un lugar llamado El Abismo sin fondo. Dios lo menciona no menos de 7 veces en este Libro de Apocalipsis (9:1-2, 11/ 11:7/ 17:8/ 20:1-3).
  • La Identidad de estos demonios son aquellos que están en confinamiento en el pozo del abismo. Sabemos que algunos demonios están encadenados y otros en cambio tienen acceso al presente a los cuerpos de las personas.

Demonios desencadenados: Mt. 8:29/ Lc. 4:34/ 8:17-21.
Demonios encadenados: 1ª P. 3:18-20/ 2ª P. 2:4/ Judas 6-7.

TARTARUS puede ser otro nombre para este pozo del abismo, se menciona en texto griego de 2ª P. 2:4; el diablo quedará allí confinado durante el Reino Milenial (Apc. 20:3).

Es el lugar en donde moran los malos espíritus es como un calabozo espiritual que esta bajo tierra.  Tiene fuego sulfúreo que es símbolo de los diabólico, el pozo que conduce a el desde la superficie de la tierra esta cerrado, Dios tiene la llave por lo tanto es Dios quien pone límites a la acción diabólica en este mundo.

La legión de demonios que Jesús sacó del endemoniado gadareno, no querían volver al abismo nos dice Lc. 8:31. Recordemos que el diablo estará en el abismo durante el período del Reino Milenial según Apc.20:1-3.

Debemos distinguir con sumo cuidado los siguientes lugares: Abismo / Hades / Lago de Fuego.

El Hades: es el lugar donde va el alma de los muertos sin Cristo en espera de su resurrección para condenación. El Hades personificado va acompañado siempre con la muerte.

El Lago de Fuego: es un sitio también real, es eterno donde el fuego nunca se apagará, allí serán lanzados los incrédulos luego del Juicio del Gran Trono Blanco de Apc.20:11-15. Para sufrir el tormento eterno.

El Abismo: es el lugar que nos habla Apc. 9 o la 5ª Trompeta. Seguir leyendo [Estudio Apoc.] El Séptimo Sello: Ap. 8:1-11:19. Parte 2

Línea de tiempo desde Jesús hasta Apocalipsis

A la luz de la Biblia, la Palabra de Dios, podemos entender no sólo los hechos pasados sino lo que sucederá, y de hecho está sucediendo hoy en día frente a nuestros ojos. El Señor Jesús nos advirtió sobre los últimos tiempos y sus señales: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”. (Lucas 21:18).

En esta línea de tiempo podemos entender lo que la Biblia nos dice que sucederá, esperamos que sea de bendición y por favor, compruebe todo lo que aquí se dice a la luz de la Palabra de Dios.

“El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.” Apocalipsis 22:20.

Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo
Clic en la imagen para ver en alta resolución

Para descargar la línea de tiempo en formato PDF para imprimir hacer clic en: Linea de tiempo Jesus hasta Apocalipsis completo IMPRIMIR

Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-1
Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-2
Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-3
Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-4
Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-5
Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-6
Linea-de-tiempo-Jesus-hasta-Apocalipsis-completo-WEB-7

¿QUE ES EL ABISMO?

En las Sagradas Escrituras el Abismo tiene varios nombres, pero en esencia es siempre la misma cosa. Por ejemplo:

1) Oscuridad del infierno o, en griego, tártaro. Es el lugar de los ángeles caídos (2 Pedro 2:4; Judas 1:6).

2) Infierno, en hebreo, y en griego Seol y Hades, respectivamente. Es el lugar para todos los ateos y pecadores (Salmo 9:18; Lucas 16:23).

3) Prisión o calabozo. Es el lugar de los muertos antes y en el momento del Diluvio (1 Pedro 3:19, 20).

4) Lago de fuego. Es el lugar para el diablo y sus ángeles y para todos los enjuiciados para eterno sufrimiento (Mateo 25:41; Apoc. 21:8).

5) Abismo. Este lugar es de los demonios o los espíritus malos (Lucas 8:31). Esta escrito que los demonios no querían ir al abismo, y esto significa que su estancia allí les era muy desagradable.

Extraído del libro: ISRAEL en la Historia y profecía. Louis H. Hauff

La religión y Satanás

La religión es un invento de Satanás, en ningún lugar de la Biblia podemos encontrar donde dice que por creer en una religión somos salvos. No importa de qué religión seas, no importa si compartes ciertas posturas o no, si eres una buena persona o no, nada de eso va a salvar tu alma. Unicamente podemos ser salvos por medio de la sangre de Cristo vertida en la cruz.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
no por obras, para que nadie se gloríe.” [Efesios 2:8-9]

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo.” [Hebreos 10:19]

“…la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.” 1 Juan 1:7

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” [Hechos 16:31]