Archivo de la etiqueta: Libertad

[Cuba] El gobierno prohíbe viajar a evangélicos fuera del país

Christian Solidarity Worldwide (CSW) informa que los funcionarios del gobierno cubano dijeron a los jefes de las Asambleas de Dios y la Liga Evangélica, y a un líder del Movimiento Apostólico, que tienen prohibido salir de la isla.

lideres cristianos en cuba orando
Líderes de la Alianza Evangélica Cubana reunidos en oración.

Esto siguió a la detención arbitraria del defensor de la libertad religiosa Ricardo Fernández Izaguirre, quien fue secuestrado en la calle por la seguridad del Estado cubano en La Habana al mediodía del 12 de julio. Luego e estar 72 horas desaparecido -para desesperación de familiares y amigos- fue enviado a prisión donde estuvo privado de la libertad por nueve días.

CSW dijo que dos de los afectados, el Reverendo Moises de Prada, Superintendente de las Asambleas de Dios en Cuba y la Reverenda Alida León Báez, Presidenta de la Liga Evangélica de Cuba, son miembros fundadores de la recién creada Alianza Evangélica Cubana (AIEC). Un tercer líder de AIEC, el presidente de la Convención Bautista de Cuba, fue informado de que no se le permitiría abandonar la isla hace dos semanas cuando intentó renovar su pasaporte.

El reverendo León Báez emitió un comunicado el lunes diciendo: “De acuerdo con la Ley de Inmigración de mi país, de todas las personas que viven en el territorio nacional, las únicas personas que no pueden salir de Cuba son las que están sujetas a procedimientos penales o en casos de interés para la defensa y seguridad nacional o razones de utilidad pública. No creo que este sea mi caso. No tengo procesos judiciales pendientes en mi contra. No me considero una amenaza para la seguridad y la defensa del país donde nací y vivo. Y si hubiera incluso una razón mínima de utilidad pública, creo que uno debería ser notificado de antemano y tener suficiente tiempo para tener la oportunidad de defenderse; no esperaría hasta el último minuto para informar esta decisión. No puedo concebir un país donde el derecho inalienable a circular libremente pueda ser limitado sin determinar las causas y sin una notificación adecuada en términos de tiempo. Incluso los peores criminales son notificados de las acusaciones en su contra y se les informa que habrá un juicio antes de llegar a un tribunal”. Seguir leyendo [Cuba] El gobierno prohíbe viajar a evangélicos fuera del país

Cristo nos redimió (Gálatas 3:13)

Si usted es un cristiano nacido de nuevo, usted una vez fue un rehén. ¿Se sorprende? Pues es verdad.

Debido a un hecho, usted fue forzado a servidumbre hace muchos anos atrás, El secuestro fue llevado a cabo en un bello y tranquilo jardín que había sido provisto por Dios. El secuestrador, muy astutamente tentó a Adán y Eva para que cayeran en pecado y a través de ese secuestro, todos los que siguieron detrás de ellos se convirtieron en rehenes. Ellos fueron alienados de su hogar y sentenciados a la separación y la muerte. Su única esperanza era ser liberados por uno que pagara por su rescate.

En 1932 el hijo del aviador Charles Lindbergh fue secuestrado y se pidió un rescate. Los Lindbergh pagaron el rescate y aun así, al final, el niño murió. El secuestrador asesino a una criatura de 20 meses de nacido. Los Lindbergh trataron de salvar a su hijo, pero no pudieron. Incluso el rescate no fue suficiente.

Usted se puede regocijar de que lo que Dios pago por su redención fue suficiente y completo. Los dos verbos griegos que se traducen por redimir significan “dejar libre a algo o a alguien mediante un recibo que indica el pago del rescate” o “comprar algo o a alguien”. El doctor Lawrence Richards dice que la palabra redimir “se proyecta como el trasfondo contrario de la invalidez o incapacidad… Los seres humanos capturados, están cautivos por el poder de fuerzas que ellos no pueden vencer. Sólo la intervención de una tercera parte puede romper esa servidumbre y hacer a la persona libre”.

Eramos victimas y no teníamos el poder para liberamos nosotros mismos. Pero un hijo de Dios tiene poder y es libre. Satanás todavía trata de trabajar en contra de nosotros, pero su poder ha sido roto. Jesús dijo: “Así que, si el Hijo os libertare, sereis verdaderamente libres” (Juan 8:36).

Autor: H. Norman Wrigth