Archivo de la etiqueta: Salvación

Estudio: Apocalipsis – Carta a las iglesias [6ta carta: FILADELFIA]

La Iglesia en Filadelfia: 3:7-13

Tiberio Cesar
Tiberio Cesar

1. Sobre la Ciudad
Fue edificada como un centro de cultura griega alrededor del año 200 a.C. se hallaba a unos 48 Kms. Al Sureste de Sardis. La ciudad de Filadelfia era conocida por sus excelentes vinos, ésta ciudad tenía un alto porcentaje de judíos. Fue destruida por un terremoto en el año 17 a.C. pero Tiberio Cesar la reedificó.

Esta Iglesia tiene claras características de una Iglesia Local con empuje misionero del Siglo XIX. Hacía varios años que la Iglesia (en general) no había salido con este empuje, podemos dar gracias a Dios que aún hoy existen Iglesias Locales con este mismo empuje.

La gran cosa es que la Iglesia en Filadelfia, reconoce a Cristo como Aquel que tiene el poder de abrir las puertas de las oportunidades y que nadie puede cerrar, éstas son las puertas de la Obra Misionera Mundial.

Filadelfia significa “Amor Fraternal o de Hermanos”, el trasfondo de este nombre viene del hecho de que Atalo II rey de Pérgamo fundó la ciudad del Filadelfia, la cual fue dada a su hermano Eumenes, y éste le dio el nombre que la ciudad lleva en honor a la actitud de su Hno. Atalo II.

7-Iglesias-Asia---MAPAS-Filadelfia
La ciudad de Alaşehir, Turquía, anteriormente era conocida como Filadelfia. Fue fundada en el 189 a. C. por el rey Eumenes II de Pérgamo. [Wikipedia]

Filadelfia estaba situada en una posición privilegiada siendo cabecera de otras ciudades cercanas como por ejemplo: Sardis, Esmirna, y además está cercana al Río Cogamis el cual es afluente del Río Hermo. Por medio de la ciudad de Filadelfia se difundía el lenguaje y las costumbres helénicas en toda la región de Lidia y Frigia. Seguir leyendo Estudio: Apocalipsis – Carta a las iglesias [6ta carta: FILADELFIA]

Semana Santa: ¡Domingo de resurrección!

¡NUESTRO SALVADOR VIVE!

Con la sangre de Jesús somos redimidos y tenemos el perdón de nuestros pecados; restaurando así, nuestra relación con Dios Padre.
Con la resurrección de Cristo, tenemos vida eterna por medio de Su sangre y su victoria sobre la muerte. ¡Feliz Domingo de Resurrección!.

La resurrección de Cristo la encontramos registrada en los siguientes libros de la Biblia: Mateo 28:1-10; Marcos 16:1-11; Lucas 24:1-12; Juan 20:1-18.

¡El Evangelio no es un fracaso!

“El Señor miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido, que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” [Salmo 14:2-3]

Uno de los argumentos de los detractores del cristianismo es: Hace aproximadamente dos mil años que existe, pero la violencia continúa, la paz no reina en el mundo, ni siquiera en aquellos donde la cultura cristiana es dominante. ¡Si el Evangelio hubiese tenido que producir efectos benéficos en los hombres y en la sociedad, esto se hubiese producido hace ya mucho tiempo! La conclusión, aparentemente lógica, es rechazar el mensaje cristiano.

Pero este análisis parte de un desconocimiento de lo que la Biblia dice. Esta no propone mejorar la humanidad; al contrario, la Palabra de Dios dicta un veredicto muy severo sobre los hombres y anuncia su juicio.

Durante los milenios que precedieron la venida de Jesucristo a la tierra, los hombres demostraron que eran incapaces de vivir en paz y de forma justa. Entonces Dios envió a su Hijo Jesús: “La luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas” (Juan 3:19). Rechazaron y crucificaron a Aquel que era el rey de paz.

Este hecho fue la mayor prueba del carácter incurable del pecado del hombre, y desde entonces la sentencia sobre este mundo fue pronunciada: “La tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (2 Pedro 3:10).

El objetivo del Evangelio no es mejorar el mundo, sino proponer a los hombres la forma de escapar al juicio que lo alcanzará. Seguir leyendo ¡El Evangelio no es un fracaso!

Policías en El Salvador predican de Cristo en barrios peligrosos

“¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!” [Isaías 52:7]

Protocolo para tener un encuentro con Dios

“(Jesús) puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios.” [Hebreos 7:25]

El carcelero de una prisión de Macedonia hizo la siguiente pregunta al apóstol Pablo y a su compañero Silas: “Qué debo hacer para ser salvo?”. La respuesta que la Palabra de Dios nos da es clara: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:30-31).

Por qué la salvación que Dios ofrece necesita una fe personal?. Porque Dios quiso que estuviese al alcance de todos, sin excepción.

Nadie es favorecido por su inteligencia, su riqueza o sus conocimientos. Todos nosotros, seres pecadores, tenemos que arrepentirnos para acercarnos a Dios. Pero también debemos hacerlo con una total confianza en su misericordia: “Si no os…hacéis como niños (dijo Jesús), no entraréisen el reino de los cielos” (Mateo 18:30).

Un jefe de Estado fija él mismo el protocolo que permite a los visitantes tener una cita con él.Con mayor razón, nadie, excepto Dios, puede decidir la manera en que el hombre puede acercarse a él. Agradezcámosle por haber abierto generosamente la puerta del cielo a seres como nosotros. Acaso su Palabra podría engañarnos?. Reflexionemos sobre la gravedad de la incredulidad, pues esto equivale a decir que Dios es mentiroso (leer 1 Juan 5:9-13), injuria terrible.

“Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” [Romanos 10:9].

“Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura” [Hebreos 10:22].

Copyright Editorial La Buena Semilla, 1166 Perroy (Suiza)

La historia más bella – El nacimiento de Jesús.

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.”
[Isaías 9:6-7]

¡Feliz Navidad!
¡Recordemos con alegría y gozo el nacimiento de nuestro Salvador!

DSC07153DSC07154DSC07155 Seguir leyendo La historia más bella – El nacimiento de Jesús.

Diferencias entre Cristianismo y Catolicismo Romano

Para el católico promedio, la lglesia sostiene una posición que es enteramente diferente de la relación entre un evangélico y cualquier denominación a la que pertenezca.

Para el evangélico, el cristianismo involucra una relación personal entre eI creyente y Dios y Jesucristo. Muchos Protestantes carecen de esa relación personal y, por tanto, no son realmente cristianos. Sin embargo, la falta de esa relación no es porque les hayan enseñado que acudan a una iglesia Bautista, o Metodista, Presbiteriana o a alguna otra denominación para encontrar la salvación; al menos esa no es generalmente la enseñanza de ninguna iglesia Protestante. En contraste con eso, a un Mormón se le enseña que la salvación viene por pertenecer a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días y por permanecer en buenas relaciones con la misma. Lo mismo es cierto de Ios Testigos de Jehová, de los de la Ciencia Cristiana y de los miembros de la mayoría de las otras sectas, ya sean “cristianas”, o hindúes, o budistas. Roma, también, decreta que el individuo puede recibir “los méritos y gracias de Cristo” sólo a través de la Iglesia. La relación personal con Cristo aparte de cualquier institución, y la relacion de seguridad de estar con él al momento de morir se les niega a  los feligreses católicos. La esperanza de ellos está en Ia Iglesia: Esperan que sus esfuerzos continuos, aún después de la muerte, finalmente los llevarán al cielo. Seguir leyendo Diferencias entre Cristianismo y Catolicismo Romano

¿Qué es el pecado?

Los significados literales de las palabras griegas y hebreas que se traducen “pecado”, “pecador”, etc., revelan la verdadera naturaleza del pecado en sus manifestaciones múltiples. El pecado es:

1) Transgresión, transgredir la ley, el límite divino entre lo bueno y lo malo.
“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.” [Salmo 51:1]
“Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?.”  [Romanos 2:23]

2) Iniquidad, una acción inherentemente mala, esté o no expresamente prohibida.
“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” [Romanos 1:21-23]

3) Error, desviación de lo correcto.
 “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;…”   [Romanos 1:18]

4) Errar el blanco, no satisfacer el estándar divino.  
“por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”  [Romanos 3:23]

5) Infracción, la intrusión de la propia voluntad en la esfera de la autoridad divina.
‘Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” [Efesios 2:1]

6) Desorden o anarquía espiritual.
“conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas” [1 Timoteo 1:9]

7) Incredulidad, insulto a la veracidad divina.
“De pecado, por cuanto no creen en mí” [Juan 16:9] Seguir leyendo ¿Qué es el pecado?

¿De qué se trata la Biblia realmente?

La Biblia habla de la única ofrenda perfecta para darnos perdón, reconciliándonos con Dios, y vida eterna.
No la confundamos como un libro legalista.

Alberto Rivera Ex-Jesuita explica su pasada vida católica impidiendo el Evangelio

En este video el ex-Jesuita Alberto Rivera explica la diferencia entre ser un verdadero cristiano nacido de nuevo y un católico apostólico romano, que cree llegar a ser salvo por seguir una religión (sea seguir el catolicismo o cualquier otra religión, pero en este caso el video es sobre el testimonio de este ex-sacerdote puntualmente).
Hay una diferencia abismal entre escuchar del evangelio y CREER en el evangelio de Cristo.

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” [Romanos 10:17]