Archivo de la etiqueta: Torre de Babel

El Señor reprendió al globalismo en la Torre de Babel

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, muchos líderes mundiales apoyaron el surgimiento del globalismo. Lo idealizaron como el orden mundial de posguerra. Sin embargo, a medida que los estados se hicieron más interdependientes y compartieron el poder político a través de las burocracias internacionales.

Uno puede ver la tensión entre globalismo y nacionalismo presagiada en varias partes de la Biblia. En particular, la Torre de Babel (Génesis 10-11). Aquí fue el primer intento fallido de imponer una ortodoxia mundial del habla y el pensamiento. Nimrod (Génesis 10:8) es identificado por los comentaristas bíblicos como la fuerza principal detrás de la construcción de la Torre. Intentó imponer un patrón político y cultural uniforme en lugar de la estructura existente en ese momento. Esta uniformidad sería independiente del plan de creación de Dios y los valores morales establecidos por Dios.

naciones unidas
Asamblea General de las Naciones Unidas

Encontramos muchos paralelos entre los movimientos populistas de nacionalismo de hoy y el apoyo bíblico a los estados-naciones independientes.

El Señor ama la verdadera diversidad

Dios reprendió estos esfuerzos de Nimrod y sus seguidores. Esparció a toda su generación. Antes de la acción de Dios, “tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras” Génesis 11:1.

El Señor alentó la expresión individual y la diversidad. De hecho, Dios dividió a la población en 70 naciones separadas con idiomas distintos. Aquellos que buscan recuperar el régimen de Nimrod hoy usan métodos que nos recuerdan a él. El dogma de la corrección política se impone a quienes disienten. Una ideología global única y uniforme se sostiene como la única legítima a nivel mundial. [Fuente]

Babel sigue viva hoy y con muy buena salud

Una imagen harán de la bestia, y todos los que no se postren y la adoren, y a través de ella al anticristo como Dios, serán matados:

“Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.” [Apocalipsis 13:15]

Esa era la práctica en el antiguo imperio romano. Por lo tanto se nos dice que también se restablecerá la religión de Roma con su culto al emperador. De hecho, la religión no sólo debe estar involucrada en el nuevo gobierno mundial del anticristo, sino que debe ser el factor predominante, puesto que Satanás, quien controla tanto al anticristo como al restablecido imperio romano, es “el dios de este mundo” (2 Corintios 4:4) y desea su adoración con verdadera pasión. La mujer que cabalga la bestia según el capítulo 17 de Apocalipsis  sin duda representa esa religión mundial.

La promesa de Satanás a Eva de que ella podía ser como uno de los dioses se volvió el fundamento de la religión pagana del mundo entero. Para lograr ese objetivo el hombre tendría que imponerse y trabajar arduamente. Así nació la religión del esfuerzo propio. En realidad, las obras en vez de la gracia siempre han sido y siguen siendo religión, de lo cual el catolicismo romano es el principal ejemplo.

Torre de Babel (por el artista Marten van Valckenborch, 1600)
Torre de Babel (por el artista Marten van Valckenborch, 1600)

El levantamiento de la Torre de Babel parece dar crédito al grandioso engaño de que el hombre podía alcanzar el cielo por sus propios esfuerzos. Es muy probable que Nimrod haya sido el primer emperador deificado y, por lo tanto,el precursor del anticristo. Babel (y la ciudad de Babilonia que más tarde se construyó alrededor de sus ruinas) fue Ia cuna de la creencia en un “destino superior” para toda la humanidad.

Más tarde ese sueño se limitaría a razas especiales, como los arios, pretensión que el nazismo de Hitler perseguiría con la destrucción de 6 millones de judíos. Haciéndose eco de la mentira de la serpiente, Hitler solía decir: “El hombre se está volviendo Dios… Necesitamos hombres libres que sientan y sepan que Dios está en ellos mismos”. Sin embargo, los judíos, en la estimación de Hitler, no eran hombres en absoluto, sino Untermenschen (subhumanos), a quienes se determinó exterminar para el bien de la raza de los arios. Seguir leyendo Babel sigue viva hoy y con muy buena salud