Archivo de la etiqueta: Vida Cristiana

Impresionante testimonio: Annie Lobert. Vale la pena mirar

Los 5 países en 2018 donde los cristianos son más perseguidos

La Lista Mundial de la Persecución 2018 muestra las 5 naciones donde ser un cristiano puede costar la vida:

Fuente: Puertas Abiertas América Latina

Pactos bíblicos: (8) el Nuevo Pacto

“Porque reprendiéndolos dice:
    He aquí vienen días, dice el Señor,
    En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto;” (Hebreos 8:8)

El Nuevo Pacto, el último de los ocho grandes pactos de la Escritura, es
(1) mejor (comp. 8:6) que el Pacto Mosaico (Ex. 19:5, ver), no moralmente sino en cuanto a su eficacia (He. 7:19; comp. Ro. 8:3-4).
(2) Está fundamentado en promesas mejores (e.d. incondicionales). En el Pacto Mosaico Dios dijo: “si… guardareis” (Ex. 19:5); en el Nuevo Pacto El no pone condiciones (He. 8:10,12).
(3) Bajo el Pacto Mosaico la obediencia nacía del temor (2:2; 12:25-27); bajo el Nuevo Pacto la obediencia es producto de un corazón y una mente dispuestos (8:10).
(4) El Nuevo Pacto asegura la revelación personal del Señor a todo creyente (v. 11).
(5) Asegura completo perdón de pecados (v. 12; 10:17; comp. 10:3).
(6) Se basa en una redención que ha sido conseguida (Mt. 26:27-28; 1 Co. 11:25; He. 9:11— 12:18-23). Recuérdese que en el N.T. la palabra griega diatheke se traduce “testamento” y asimismo “pacto”.
(7) Asegura la perpetuidad, conversión futura y bendición de una Israel arrepentida, con quien el Nuevo Pacto aun debe ser ratificado (10:9; comp. Jer. 31:31-40 y 2 S. 7:8-17).

Los ocho pactos, resumen:

(1) El Pacto Edénico (Gn. 2:16, VER) condiciona la vida del hombre en la inocencia.
(2) El Pacto Adánico (Gn. 3:14, VER) condiciona la vida de los hombres caídos y promete un Redentor.
(3) El Pacto Noeico (Gn. 9:16, VER) establece un principio: la vida en la tierra es vida bajo gobierno humano.
(4) El Pacto Abrahámico (Gn. 12:2, VER) funda la nación de Israel y confirma, con adiciones específicas, la promesa de redención hecha a Adán.
(5) El Pacto Mosaico (Ex. 19:5, VER) condena a todos los hombres, “por cuanto todos pecaron” (Ro. 3:23; 5:12).
(6) El Pacto Palestino (Dt. 30:3, VER) asegura la restauración final y la conversión de Israel.
(7) El Pacto Davídico (2 S. 7:16, VER) establece la perpetuidad de la familia davídica (cumplido en Cristo, Mt. 1:1; Lc. 1:31-33; Ro. 1:3) y del reino davídico sobre Israel y sobre toda la tierra, que será cumplido en y por Cristo (2 S. 7:8-17; Zac. 12:8; Lc. 1:31-33; Hch. 15:14-18; 1 Co. 15:24).
(8) El Nuevo Pacto (He. 8:8) se basa en el sacrificio de Cristo y asegura la bendición eterna de todos los que creen, bendición prometida por el Pacto Abrahámico (Gá. 3:13-29). Es absolutamente incondicional, y en vista de que no consigna responsabilidades al hombre, es terminante e irreversible. Seguir leyendo Pactos bíblicos: (8) el Nuevo Pacto

La Pascua, orden de acontecimientos (4): La mañana de resurrección

Leer hechos anteriores: La Pascua, orden de acontecimientos (3): Crucifixión de Jesús

“Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro.” [Mt. 28:1]

Al combinar las cuatro narrativas, el orden de acontecimientos en la mañana de la resurrección parecería ser el siguiente:

A la mañana temprano las mujeres fueron al sepulcro de Jesús para ungir su cuerpo, a pesar de que no sabían cómo podrían entrar en la tumba (Mr. 16:2-3). Había tres mujeres, María Magdalena, María (la madre de Jacobo, Mr. 16:1; Le. 24:10) y Salomé, a las que siguieron otras mujeres que habían acompañado a Jesús desde Galilea (Lc. 23:55-24:1).

Las tres mujeres hallaron que la piedra había sido movida por un ángel (Mt. 28:2). María Magdalena apresuradamente va al encuentro de Pedro y Juan a contarles lo sucedido. Éstos corren hacia el sepulcro (Jn. 20:2-4).

Mientras tanto, María la madre de Jacobo, Salomé y las otras mujeres llegaron a la tumba, entraron y vieron ángeles que les aseguraron que Jesús había resucitado. Con temor y con gozo ellas salieron corriendo de la tumba para informar a los discípulos (Mt. 28:8).

Pedro y Juan llegaron al sepulcro, entraron, observaron y partieron (Jn. 20:4-10). María Magdalena regresó a la tumba, se paró allí llorando y Jesús se le reveló (Jn. 20:11-18). Mientras las otras mujeres iban camino a los discípulos, Jesús se les apareció (Mt. 28:9-10).

Comentario por el Dr. C. I. Scofield

El último llamado

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. [Juan 7:37]

El que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. [Apocalipsis 22:17]

La similitud entre estos dos versículos de la Biblia es sorprendente, sin embargo fueron escritos en dos contextos muy diferentes.

La primera vez que Jesús lanzó este enérgico llamado fue en Jerusalén. Los dirigentes de la ciudad decidieron detenerlo, pues su mensaje les molestaba, pero él no se escondió y aprovechó el último día de la fiesta, día de mayor afluencia, para interpelar a sus oyentes. Aunque era día de fiesta, sabía que muchos entre la multitud estaban cansados, tristes, y aspiraban a una vida mejor. Se dirigió a ellos y los invitó a reconocer que él era efectivamente el enviado de Dios, a creer en él y a aferrarse a su gracia. Pero la mayoría lo rechazó y, días más tarde, su odio los llevaría a crucificar a Jesús.

¿Todo estaba perdido para el hombre? ¿Había agotado la paciencia de Dios? No, pues en la última página de la Biblia el mismo Jesús resucitado, desde la gloria, lanza todavía un último llamado. ¡La maldad del hombre no venció el amor de Dios! Jesús continúa proponiendo a los pecadores esta agua que quita la sed para siempre y que cambia la vida de aquellos que la aceptan.

Usted que lee estas líneas, todavía está oyendo esta voz que le invita a ir a él. Dios lo ama, conoce su hastío, sus remordimientos y decepciones… ¡Él quiere llenar su corazón! Deje caer las barreras que hasta ahora le han impedido ir a él. Ponga todo a la luz de Dios, y recibirá esta convicción íntima que Él le ama personalmente.

Números 12 – 1 Juan 2:1-17 – Salmo 78:9-20 – Proverbios 18:11-12

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch - labuena@semilla.ch

Juan 3:16 El texto que es la ‘Estrella polar’ de la Biblia

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” [Juan 3: 16]

De todas las estrellas del cielo, la Estrella Polar es la más útil para el marinero. Este texto es una estrella polar, pues ha guiado a más almas a la salvación que cualquier otra Escritura. Es, entre las promesas, lo que es la Osa Mayor entre las constelaciones.

Varias palabras en el texto brillan con esplendor peculiar. Aquí tenemos el amor de Dios, con un DE TAL MANERA incorporado, que señala su grandeza sin medida.

Luego tenemos el don de Dios en toda su gratuidad y grandeza. Este también es el Hijo de Dios, ese don único e inapreciable de un amor que no se podía manifestar plenamente hasta que el Unigénito del cielo hubo sido enviado para vivir y morir por los hombres.

Estos tres puntos están llenos de luz.  Luego está el simple requerimiento de creer, que apunta graciosamente a un camino de salvación apropiado para los hombres culpables.

Esto está apoyado por una amplia descripción:todo aquel que en él cree.” Muchos, que se habrían sentido excluidos por una palabra más estrecha, han encontrado espacio en“todo aquel”.

Luego viene la grandiosa promesa, que los creyentes en Jesús no perecerán, sino que tendrán vida eterna.

Esto es muy alentador para todo hombre que sienta que está a punto de perecer, y que no puede salvarse a sí mismo.

Nosotros creemos en el Señor Jesús, y tenemos vida eterna.

 La Chequera del Banco de la Fe.  Traducción de Allan Román

Ama al pueblo judío

Breve historia del pueblo judío, pueblo escogido por Dios, gracias y por medio de quien el Señor Jesús, el Mesías prometido vino a este mundo.

[De Chick Publicaciones]

Ama al pueblo judio (1)Ama al pueblo judio (2)Ama al pueblo judio (3) Seguir leyendo Ama al pueblo judío

Contendiendo Ardientemente por la Fe [Lección #8]

  Lección N* 8: “Crecer” 2ª P.3:11-18 Texto Clave: 2ª P.3:14

“3 Metas para alcanzar que contienen estos vs.11-18”

  • Identificar los Eventos que serán parte del Día del Señor y del Día de Dios.
  • Explicar y exponer cuáles son las Actitudes y Comportamientos que deben caracterizar al creyente.
  • Aceptar la Responsabilidad individual de nuestro propio crecimiento espiritual.

Introducción

biblia-importanciaAl concluir esta Epístola, Pedro enfatiza cierta información valiosa en cuanto a la verdad profética y a la actitud que tenían los apóstoles entre ellos cuando escribieron el N.T. debemos tener bien en claro la importancia de aprender y depender de la Palabra de Dios como “Infalible y Única Regla para todo asunto de Fe y Práctica”.

Tenemos que tener en cuenta que el bosquejo de esta parte de la Epístola agrupa los textos según sus respectivos temas, en vez de presentarlos en orden consecutivo. Pedro culmina enfatizando otra vez los principios que había presentado al comienzo de esta Epístola.

Identificando: La Palabra de Dios/ La Experiencia Cristiana/ El Crecimiento Espiritual; las 3 cosas como defensa contra la apostasía. Por lo tanto en su conclusión Pedro pone mucho énfasis en: Nuestras Actitudes/ Comportamiento/ y Atención Personal; sobre nosotros mismos. Seguir leyendo Contendiendo Ardientemente por la Fe [Lección #8]