[Estudio Apoc.] Paréntesis o cuarto Intermedio: Ap. 10:1 – 11:14

Ya vimos un paréntesis entre los Juicios de los Sellos 6to y 7mo; ahora hay un nuevo paréntesis entre los Juicios 6to y 7mo de las Trompetas.

Cualquiera esperaría el toque de la 7ª Trompeta pero no sucede hasta Apc. 11:15. En este paréntesis tenemos 4 Secuencias, 2 de ellas se encuentran en el Cap.10 (un mensaje de consuelo y un encargo a Juan a que predique).

Las otras 2 secuencias se encuentran en el Cap.11 (la medición del Templo y la aparición de los 2 testigos).

En el vs.1 Juan ve descender del Cielo a otro ángel, que pese a su apariencia gloriosa NO es Jesucristo; ya que en 3 oportunidades este ángel recibe ordenes directamente del Trono de Dios y Juan NO lo adora como lo hizo en el Cap. 1:17 cuando vio a Jesús.

Además NUNCA en Apocalipsis se lo llama ángel a Jesucristo, este es otro ángel y para distinguirlo al de la 6ª Trompeta; de él se nos dice que es: fuerte = ISKHURÓS = guerrero, fuerte, valiente.

Durante esta pausa hay 3 Hechos significativos:

1) El Mensaje de un ángel de Dios: 10:1-11

  • ¿Quién es este ángel? No es Jesús, porque juró por el que vive por los siglos de los siglos 10:6. Si fuera Jesús hubiera jurado por Sí Mismo (Hb.6:13). Algunos dicen que es el Arcángel Miguel (Dn.12:1); pero otros dicen que puede ser el mismo ángel al que se refieren los caps.5:2, 7:2, 8:3, 18:2.
  • ¿Qué es lo que tiene? Un librito abierto, que probablemente sea el Libro 7 veces sellado del 5:1.
  • ¿Qué dice? Anuncia que NO habrá más demora para que caiga el terrible Juicio de Dios sobre la tierra. Se le ordena a Juan se coma el librito, el cual será “dulce en su boca pero amargo en su vientre”.

Hasta ahora Juan fue testigo de la 1ª parte de la Tribulación y en cierta forma fue dulce ver como los impíos gentiles recibían su justo castigo.

Pero ahora verá, un anticipo de los últimos 3 años y medio de la Tribulación, que comenzará de la matanza en masa del pueblo de Israel. Esto sin dudas fue amargo para Juan. Este pasaje 10:4 contiene la única parte Sellada del Libro de Apocalipsis.

2) La Medición del Templo de Dios: 11:1-2

La orden de medir el Templo, y la mención de los 42 meses o 3 años y medio. Juan debe medir el lugar Santo y el lugar Santísimo, se le prohíbe a medir el atrio exterior y la ciudad porque todo eso ha sido entregado a los gentiles, quienes profanarán la ciudad santa Jerusalén por 3 años y medio.

Para poder entender esta medición es preciso leer Zac.2:2-9 en esta medición parece que se estrechan a sus habitantes, pero el ángel le dice que Jerusalén crecerá sin medidas. En Ezq.40-42 se nota claramente que la medición sirve además para separar lo santo de lo profano.

Por lo tanto tal medición puede ser un símbolo de “preservación y destrucción”; lo que este dentro de lo medido será reservado, mientras que el resto será profanado por los gentiles. Y por un espacio de tiempo de: 42 meses = 3 años y medio = 1260 días, contando todos los meses de 30 días cada uno.

A la luz de Ezq. 40-42 este Templo será edificado durante los días de la Tribulación donde el Culto judío se llevará a cabo durante los primeros 3 años y medio, y al comenzar la 2ª parte de la Tribulación (los segundos 3 años y medio) el “hombre de pecado” el anticristo se exaltará a sí mismo (2ª Tes.2:4).

Podemos añadir aquí como información curiosa, se dice que después de la guerra de los 7 días en el año 1967 cuando los judíos reconquistaron la parte de Jerusalén ocupada por los árabes y los territorios que les falta para trazar las fronteras diseñadas en Ezequiel para el final de los tiempos (y que aún hoy en día están sin delimitar con precisión).

Alguien le pregunto al Gral. Moshé Dayán, ya muerto; (y no debemos confundirlo con el Embajador de Israel en Guatemala, quién tiene el mismo nombre y apellido). Se le preguntó: “¿Cuándo será reconstruido el Templo una vez que ustedes ya tengan restaurado el Estado de Israel y recobradas sus fronteras antiguas?” El Gral. Moshé respondió: “no se, pero Dios puede producir un terremoto pequeño, y así destruir la mezquita musulmana que hoy hay allí, y así propiciar la reconstrucción del Templo a Jehová”.

Se sabe que hasta 1988 los judíos NO están pensando en reconstruir en Jerusalén el Templo, sino una gran sinagoga. En cuanto a los medios económicos y materiales ya los hay, en USA se ha publicado que los hebreos-americanos tienen listos los materiales para el futuro Templo en Jerusalén, y que solo están esperando el momento para poder hacerlo.

Así que en medio de la semana 70 que nos habla el Libro de Daniel, el Templo estará listo, y a la mitad de esos 7 años o de la semana 70, el anticristo señoreará en dicho Templo (Dn. 9:27).

Juan mide el Templo de la Tribulación con “una vara de medir” de unos 3 metros parecidos a la “caña” usada en Ezq. 40:5. Tiene que registrar también la identidad de los adoradores, Dios siempre esta interesado en aquellos que lo adoran.

Sin embargo el Atrio exterior tenía que dejarlo aparte, 11:2 “42 meses = 3 años y medio”. Podemos ver Lc. 21:24 donde Jesús predice esto. Existe referencia de estos 42 meses finales de la Tribulación en: Dn.7:25, 12:7/ Apc.12:6, 14, 13:5.

3) El Ministerio de los 2 Testigos de Dios: 11:3-14.

  • Su Identidad: 11:3. Algunos creen que son Elías y Enoc, Hb.9:27 dado que estos dos no experimentaron la muerte física. Pero debemos entender que aquí NO esta hablando de Enoc, porque Enoc vivió antes del diluvio y era incircunciso, no era judío, fue como un profeta para la gente en general.

Otros opinan que son Elías y Moisés, Mal. 4:5-6 predice que Dios enviará a Elías durante “aquel día grande y terrible”; y en Mt. 17:3 debido a que Elías apareció con Moisés.

Además en el A.T. Elías evitó que lloviera durante 3 años y medio, y esto se repetirá en la Tribulación (1ª Ry.17:1/ Apc.11:6).

Moisés a causa de su acción de hacer volver el agua en sangre en el A.T., también esto se repetirá en Apc.11:6 comparar con Ex.7:19.

  • Su Ministerio: profetizar, destruir a sus enemigos de la misma manera que sus enemigos intentaron destruir a ellos, evitar que llueva y convertir las aguas en sangre. Herir la tierra con toda especie de plagas.
  • Su Muerte: se le permite al Anticristo matarlos. La palabra “Bestia” aparece por 1ª vez en Apc.11:7. Pero hay otras 35 veces en este Libro. No pudo matar a los 2 Testigos hasta que ellos culminaron su ministerio. El diablo NO puede tocar el cabello del más humilde de los creyentes a menos que Dios se lo permita (Job 1:12, 2:6).

La bestia rehúsa que los cuerpos de estos 2 testigos sean sepultados mostrando así su desprecio por ellos, y los deja que se descompongan en las calles de Jerusalén.

El vs.8 hace mención de la “gran ciudad” sabemos que es una referencia a Jerusalén ya  que en el mismo texto se nos dice que es la ciudad donde el Señor de ellos “fue crucificado”.

Es notorio que más adelante en Apc. 16:19, 17:18, 18:10 la frase la gran ciudad es aplicada a la “Babilonia religiosa” es decir Roma.

Los moradores de la tierra celebran sus muertes, en forma diabólica e incluso se envían regalos unos a otros. Es interesante que esta es la única vez que se menciona “regocijo” durante toda la Tribulación.

Vs.9-10 los cadáveres son vistos por las gentes de todas las naciones (vía satélite seguramente), durante un período de 3 días y medio. Sus cuerpos son exhibidos en Jerusalén, se la llama “Sodoma por su inmoralidad y Egipto por su mundanalidad”.

  • Su Resurrección: 11-14 vemos la resurrección y ascensión a los Cielos por parte de estos 2 Testigos y el espanto de los enemigos de ellos al ver que los 2 Testigos subieron al Cielo en nube.

La pregunta que nos podemos hacer aquí es ¿Se arrepentirán las personas al ver este gran milagro de resurrección? La respuesta es no, de ninguna manera. El arrepentimiento es lo que menos esta en las mentes de las personas. Aquí aparece 3 veces la palabra “grande”. Cayó gran temor sobre los que los vieron” 11:11. Oyeron “una gran voz” 11:12. Y “un gran terremoto” 11:13.

Tras la muerte y resurrección de los 2 Testigos, Dios da un notorio freno a los incrédulos y confunde la maldad de ellos. Produce un terremoto que diezmará la ciudad, es posible de que se trate de un número simbólico pues Jerusalén no contará con solo 70 mil habitantes (ya que el texto nos dice que murieron 7 mil personas. Digo esto porque un censo que se hizo en el año 1983 en Jerusalén contó unos 472.900 habitantes, pero no descartó que seguramente antes de Apc. 11:13 muchos han muerto).

Se nos dice que los que sobrevivieron al terremoto fueron presa del terror, se llenaron de miedo, y dieron gloria a Dios. ¿Quiere decir esto que algunos se arrepintieron y se convirtieron? Algunos comentaristas Bíblicos dicen que si, pero otros dicen que no; los que opinan que no dicen: “de que no se trata de un temor reverente, saludable para arrepentimiento. Sino que simplemente dieron gracias de que todo esto termino y ellos no murieron, una actitud así solo produce endurecimiento de corazón.”

El vs.14 nos dice que el segundo ay ha pasado. Y el tercero viene pronto y corresponde al toque de la 7ª Trompeta; y cuyos efectos se van a hacer sentir en el tiempo que resta de la 2ª parte de la Tribulación (los últimos 3 años y medio) llamada la Gran Tribulación la cual se extenderá hasta la iniciación del Reino Milenial.

Autor: Pastor Carlos A. Di Leo.

Estudio Anterior: El Séptimo Sello: Ap. 8:1-11:19. Parte 2
Estudio Siguiente: La 7ª Trompeta: Apc. 11:15-19

2 comentarios en “[Estudio Apoc.] Paréntesis o cuarto Intermedio: Ap. 10:1 – 11:14”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s